Fallas en subsidiarias de CFE impiden su rentabilidad: ASF
16 abril, 2019
También panistas rechazan memorándum de AMLO
16 abril, 2019

Acusan a edil de Huixtla de crear fobia contra migrantes

Heyman Vázquez Medina, párroco de Huixtla, informó que entre ayer y hoy llegaron a la cabecera de ese lugar tres grupos de centroamericanos con un total aproximado de 4 mil personas. Foto: Afp

Elio Henríquez

Huixtla, Chiapas. El sacerdote Heyman Vázquez Medina, director del albergue denominado Nadie es extranjero, afirmó que el alcalde de Huixtla, José Luis Laparra, del partido Morena, «ha creado un ambiente de xenofobia» contra migrantes centroamericanos que han llegado a ese lugar ubicado en la costa de Chiapas.

«Es perversa e inhumana la actitud del presidente municipal de crear un ambiente de xenofobia», dijo.

Agregó que trabajadores municipales «recorrieron las calles en vehículos oficiales con altavoz la noche del lunes para pedir a propietarios de comercios y tiendas que los cerraran por la presencia de los centroamericanos.

Señaló que el texto repetido en toda la ciudad es el siguiente: «A la población de Huixtla en general: las autoridades municipales piden su comprensiva participación para resguardarse en sus respectivas casas ante el inminente ingreso de la caravana migrante que usa la fuerza y la violencia para acceder a la ciudad. Evite daños y sustos innecesarios».

Vázquez Medina, párroco de Huixtla, informó que entre ayer y hoy llegaron a la cabecera de ese lugar tres grupos de centroamericanos con un total aproximado de 4 mil personas.

Precisó que un contingente de más de mil fue instalado en un campamento provisional ubicado en las afueras de la ciudad en condiciones precarias pues carecen de agua, sanitarios y ayuda humanitaria.

En entrevista añadió que «la gente está comiendo mango verde, lo que ha varios de ellos les ha ocasionado vómito”.

Aseguró que uno de los tres grupos de más de mil personas que llegó anoche se negó a quedarse en ese campamento, en cuyos alrededores no existen tiendas para que compren algún producto.

Vázquez Medina sostuvo que la mayor parte de migrantes se aloja en un auditorio ubicado sobre la carretera que cruza la ciudad. «Muchos de ellos están cansados y ampollados y con escasa ayuda médica».

Afirmó que solo la parroquia les ha estado dando alimento y agua y algunas familias que se acercan para llevarles mangos.

Por separado Pueblos Sin Frontera aclaró que ningún miembro de esa agrupación está acompañando ni coordinando caravanas de migrantes o viacrucis, «pero manifestamos nuestra firme solidaridad con las familias» indocumentados.

«Las causas de las caravanas son complejas, reales y legítimas, pero desafortunadamente la forma como el gobierno mexicano -sumiso a la política estadunidense- las ha utilizado es para alimentar una situación de crisis con el fin de justificar acciones más de seguridad que de respeto a los derechos humanos», aseveró.

Sostuvo que «el discurso del gobierno federal sobre el respeto de las garantías individuales y sobre la migración dista de la realidad y sólo se ha concentrado en desplegar políticas de desgaste, criminalización, persecución, hacinamiento, contención y deportación».

Agregó que hace dos días en Mapastepec «la autoridad migratoria no cumplió su promesa de entregar las tarjetas de visitante por razones humanitarias, lo que provocó un escenario de mayor desesperación y frustración entre los migrantes de la caravana que llevan varios días varados en esa ciudad, que les ha provocado desgaste físico, emocional y económico considerables».

JSL
JSL