EU niega visas a parejas de diplomáticos del mismo sexo
2 octubre, 2018
Prevé Barça lograr más ingresos que Real Madrid en 2018-19
2 octubre, 2018

Claman justicia desde tribuna en la que Díaz Ordaz defendió masacre

Integrantes del Movimiento Estudiantil del 68 en el Congreso de la Ciudad de México el 2 de octubre del 2018. Foto: Yazmín Ortega Cortés

Ángel Bolaños Sánchez

Ciudad de México. Desde la misma tribuna en la que el entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz asumió la responsabilidad de la masacre de Tlatelolco el 2 de octubre de 1968, en el recinto legislativo de Donceles y Allende, hoy Congreso de la Ciudad de México, Marcia Elena Gutiérrez Cárdenas, representante de la Facultad de Odontología de la UNAM ante el Consejo Nacional de Huelga, dijo que los muertos de la plaza, como los 43 normalistas de Ayotzinapa y 30 mil más, “aún piden justicia”.

En la sesión solemne con motivo de los 50 años del movimiento estudiantil de 1968, el Congreso capitalino abrió la tribuna al Consejo del 68, en cuya representación, Marcia Gutiérrez, pidió a los legisladores que en el cambio de régimen por el que votaron los ciudadanos el pasado 1 de julio, aprendan a escuchar y a recoger las demandas del pueblo.

“Se debe comprender que la participación ciudadana fortalece a la nación que permitirá a nuestro pueblo ejercer sin obstáculos su papel como un actor principal en la gran transformación que requiere nuestro país”.

Antes, también víctima de la represión contra el movimiento del 68 y testigo de la masacre en Tlatelolco, Jesús Martín del Campo Castañeda, como diputado del grupo parlamentario del PT, hizo en su posicionamiento una narración del movimiento y lo que definió como “un crimen de estado”, para señalar que a 50 años “la victoria moral es nuestra y seguimos vivos y estamos luchando siempre por la transformación de México”.

El diputado de Morena, Alejandro Encinas Rodríguez, sostuvo a su vez que el triunfo de la izquierda el pasado 1 de julio octubre encuentra sus raíces en el movimiento estudiantil del 68, y advirtió que si bien la izquierda y las fuerzas progresistas ganaron con un amplia margen y se construyó una nueva mayoría, “el viejo régimen sigue vivo, no acaba de morir” y alertó que el nuevo que está por construirse “enfrentará muchas resistencias”, por lo que llamó a no olvidar ese “pasado ignominioso que no queremos que se repita”.

Junto con Marcia, estuvieron otros 18 integrantes del Consejo del 68, quienes al inicio y al final de la sesión exclamaron huelums y goyas.

JSL
JSL