Chile contabiliza más de 100 ataques desde asesinato de mapuche
20 noviembre, 2018
Comunidades del Altiplano se unen para preservar el peyote
20 noviembre, 2018

Migrantes salen de Mexicali a Tijuana; último tramo a EU

Migrantes salieron de Mexicali rumbo al área desértica conocida como Laguna Salada, subir la sierra de La Rumorosa y llegar a Tijuana. Foto: Jorge Heras

Antonio Heras

Tijuana, BC. Alrededor de mil 500 migrantes, en pequeños grupos, iniciaron la mañana de este martes el último tramo de su trayecto para solicitar asilo político en Estados Unidos. El recorrido entre Mexicali y Tijuana lo hacen a pie, toda vez que el gobierno de Baja California les informó que carecen de recursos para transportarlos a esta ciudad fronteriza.

En una asamblea realizada en un campamento improvisado a un costado de la catedral de Nuestra Señora de Guadalupe, la mitad de los centroamericanos decidieron salir de la zona urbana para caminar 176 kilómetros con la intención de cruzar el área desértica conocida como Laguna Salada, subir la sierra de La Rumorosa y llegar a Tijuana.

Por la caravana del migrante, Mexicali amaneció con el mayor número de centroamericanos al registrar 3 mil 325 hombres, mujeres y niños en diferentes albergues de la ciudad, al tiempo que en Tijuana se reportaron 2 mil 700.

Las cifras fueron confirmadas por el director de Atención al Migrante de la Secretaría General de Gobierno de Baja California, Gustavo Magallanes, quien les advirtió a los dirigentes de la caravana que carecen de recursos para la renta de autobuses.

“Las armas no son la mejor opción. Exigimos al gobierno de USA el diálogo. No a la deportación”, porta una mujer un cartelón con esa leyenda durante su periplo a pie por la carretera, mientras una pareja de jóvenes viajan con una niña en una carriola y dos mujeres caminan con una menor de edad.

Los migrantes, la mayoría formado por jóvenes -aunque también hay familias que viajan con menores de edad-, recibieron el apoyo de agua y alimentos de Cáritas de Mexicali cuando enfilaron a la carretera.

El contingente de migrantes que decidió quedarse es de mujeres y niños ya que en la capital de Baja California, dijeron, cuentan con comida y agua. “¿Para qué vamos a allá (a Tijuana) a echarle más lumbre al fogón?”, dijo una mujer hondureña que tomó el altavoz de la asamblea informativa para exhortarlos a permanecer en la capital de Baja California.

En tanto, militares y personal de Aduanas y Protección Fronteriza reforzaron la vigilancia de las garitas centro y este de Calexico para inhibir un cruce masivo de migrantes centroamericanos.

Al conocer la intención de los migrantes centroamericanos de trasladarse a Tijuana, el alcalde Juan Manuel Gastelum dijo que estarán esperándolos y mencionó que buscarán que se instalen en el Refugio Temporal Benito Juárez de la Zona Norte o en otros albergues de organizaciones sociales.

JSL
JSL