Fallece Héctor Beltrán Leyva tras sufrir paro cardiaco
18 noviembre, 2018
Atlético de San Luis, a semifinales con 3-1 a Cimarrones
18 noviembre, 2018

“Migrantes sí, invasores no”, consigna antimigrante en Tijuana

Dos migrantes centroamericanos caminan sobre el borde del muro fronterizo que separa a México de Estados Unidos. Foto Ap

Mireya Cuéllar, La Jornada Baja California 

Tijuana. “Migrantes sí, invasores, no!; “¿Cuántos más van a venir?”, son sólo algunas de las consignas y preguntas que se escucharon este día en Tijuana, primero durante una concentración en la glorieta del Cuauhtémoc –a la que asistieron según la policía 200 personas-, y después frente al deportivo Benito Juárez, improvisado como albergue de los dos mil 526 miembros de la Caravana Migrante Centroamericana.

En la concentración antiinmigrante, hubo casi tantos periodistas como manifestantes. Banderas de México, interpretaciones del himno nacional aderezaron las expresiones verbales de repudio a los centroamericanos que desde hace ocho días empezaron a llegar a esta frontera para pedir asilo político en Estados Unidos.

Convocada en las redes sociales –donde se han concentrado las expresiones, sobre todo contra los hondureños- tuvo un escaso eco a la hora de hacer presencia física. “Movimiento ciudadano contra el caos de la Caravana Migrante”, fue una de las páginas de Facebook que consiguió muy pronto seguidores, y subió tanto el tono en la redes, que se llegó a pensar que cuando menos cinco mil personas irían a la marcha, no fue así. Con todo y que el alcalde panista, Juan Manuel Gastélum, garantizó seguridad a quienes asistieran.

Hubo también un llamado a manifestarse a favor de los migrantes, esta segunda convocatoria tuvo todavía menos eco. Y parecía que todo se quedaría en las redes sociales. Sin embargo, al concluir la concentración de Paseo de los Héroes, una fracción de los manifestantes decidió caminar hacia la zona norte de la ciudad y manifestar su repudio directamente frente al albergue.

Ahí –mientras algunas mujeres lloraban dentro y los niños se abrazaban a sus madres-, los ya no más de 100 manifestantes instalaron un equipo de sonido para gritarles que se regresaran: “¡Migrantes sí, invasores no!”.

Al interrogar a los manifestantes, las respuestas eran las mismas: que no les gusta la actitud de los hondureños porque muchos piden ayuda como si fuera una obligación, “¡qué vayan a exigir a su país!”.

También se hacían eco de las palabras del alcalde, en el sentido de que “esto es un movimiento organizado, hay algo detrás, no pude ser que venga tanta gente sin dinero”. Así como: “Ya no se puede permitir que vengan más, se acercan las épocas navideñas y si ahora tardamos dos horas en cruzar (la línea fronteriza), para entonces van a ser cinco. Ellos fuman marihuana. Tiran la comida que no les gusta. Nos ofenden porque no les gustan los frijoles. ¿No vio cómo entraron a México? Vienen a destruir”, dijeron varios de los manifestantes.

En Tijuana permanecen mil 461 varones; 546 mujeres; 181 niños y 338 niñas de la Caravana Migrante. Por la tarde-noche, se vio llegar a cinco más, tratando de pasar desapercibidos entre policías y uno que otro “manifestante” que se aposto en las inmediaciones del albergue.

JSL
JSL