POSGRADO Ipicyt Climate Change and Wine conferencia
Septiembre mes del posgrado de IPICYT
6 septiembre, 2015
migrantes
Migrantes, la mitad de casos de ahogamiento en Tamaulipas
6 septiembre, 2015

‘A Bigger Splash’ decepciona en Venecia

venecia

Matthias Schoenaerts, Dakota Johnson, Luca Guadagnino (director de la cinta), Tilda Swinton y Ralph Fiennes. Foto Ap

venecia


Matthias Schoenaerts, Dakota Johnson, Luca Guadagnino (director de la cinta), Tilda Swinton y Ralph Fiennes. Foto Ap

Por Dpa

Venecia. El drama A Bigger Splash, la esperada nueva colaboración entre el director italiano Luca Guagadnino y la actriz Tilda Swinton, decepcionó hoy a parte de la crítica en el Festival de Venecia, donde se oyeron los primeros abucheos en la competición.

Guadagnino, que tantos aplausos recogió con Io sono l’amore, compone una suerte de remake de la francesa La Piscine(1969), de Jacques Deray (con la célebre pareja Alain Delon-Romy Schneider) pero trasladando el drama de relaciones cruzadas a la isla italiana de Panteleria, a medio camino entre Túnez y Sicilia.

Allí encierra en una hermosa casa de campo a una cantante de rock (Swinton) que no puede hablar porque tiene que reposar la voz, y a su pareja, un documentalista más joven (Matthias Schoenaerts). Su paz estival queda perturbada por la visita del que fuera el productor y ex pareja de la cantante, un vitalista, absorbente e impulsivo (Ralph Fiennes), que viaja acompañado de su hija (Dakota Johnson).

La historia necesitaba un escenario como Pantelería, dijo el realizador de esta isla de hermosos y duros paisajes volcánicos.

La idea de que la cantante estuviese muda fue de la propia Swinton, quien -según explicó hoy- se encontraba en una fase en la que quería apartarse del trabajo y le propuso al director hacerlo sin hablar.

Guadagnino se convenció de que la idea reforzaría ese drama de personajes a punto de estallar que quería poner en escena.

Así, la visita de Fiennes, cuya actuación ha sido muy elogiada, destruye la estabilidad que la rockera y su joven pareja han creado.

Fiennes intenta recuperar a su amor del pasado, mientras que su hija, una adolescente probándose a si misma, intenta seducir al documentalista.

Absortos en sus tensiones y desos, el único atisbo de realidad que viven los protagonistas son los inmigrantes con los que se cruzan en la isla. “No los deberíamos llamar inmigrantes, son refugiados de guerra”, precisó Swinton sobre la realidad que a diario se ve en Pantelería, adonde llegan también los inmigrantes que arriesgan su vida cruzando el Mediterráneo en embarcaciones precarias.

A Bigger Splash, un título que Guadagnino tomó prestado de una obra de David Hockney, es la segunda de las cuatro películas italianas presentada a concurso en Venecia, donde hoy también se mostró la francesa L’hermine, protagonizada por un juez (Fabrice Luchini) implacable y solitario, cuya vida da un giro tras ver entrar en su corte la mujer de la que se enamoró secretamente hace años.

La danesa Sidse Babett Knudsen, a quien los seguidores de series de televisión conocen por encarnar a una primera ministra en Borgen, da vida a la mujer que cambia la vida del juez en esta pequeña historia, que ha sido bien recibida, aun cuando carezca de la fuerza de otras producciones a concurso.

El realizador francés Christian Vincent transita en un cine que busca acercarse a la realidad, sacando así el máximo partido a esas pequeñas historias de gente corriente que en su metraje se convierte en extraordinaria, tal como ya hizo con Haute Cuisine, sobre la cocinera del presidente francés que tanto éxito de público tuvo.