OHL dice ser “víctima de espionaje telefónico” en México
8 mayo, 2015
“Vengo con la frente en alto”, dijo Fuentes durante un foro en Cancún
8 mayo, 2015

Atrapados, ojos y oídos por el arte

Atrapados, ojos y oídos por el arte

Sin título, ca., 1920, fotografía atribuida a Juan Ocón, plata sobre gelatina, impresión de época, incluida en la exposición Nosotros fuimos: grandes estudios fotográficos en la ciudad de México, montada en el museo del máximo recinto cultural del país, cuyo recorrido es acompañado por música y canciones pero no como ambientación, sino para el placer de admirar el arteFoto © Fototeca Antica, AC / Colección Jorge Carretero Madrid

Mónica Mateos-Vega

En una imagen captada en 1910 por François Lavillete en su estudio de la ciudad de México, la joven Carlota, con su elegante vestido de pliegues, luce con garbo su cabeza rapada mientras posa muy seria ante la cámara del fotógrafo.

Alguien observa esa obra, que forma parte de la exposición Nosotros fuimos: grandes estudios fotográficos en la ciudad de México montada en el Museo del Palacio de Bellas Artes, y se pone los audífonos conectados a su teléfono inteligente.

Busca en la aplicación Spotify la lista de reproducción (playlist) hecha ex profeso para acompañar la muestra y suena Bob Dylan con It takes a lot to laugh, it takes a train to cry, algo que dice más o menos así: Quiero ser tu amante, nena, no quiero ser tu dueño. No digas que no te avisé, cuando se te vaya el tren.

Caminos sonoros

El recorrido por Nosotros fuimos…adquiere entonces otra dimensión, pues la música se convierte en una compañía que anima la imaginación. No se trata de ambientar las salas ni recrear la época en la que fueron tomadas las fotos (finales del siglo XIX y principios del XX), es unaexperiencia inversiva, el arte atrapando ojos y oídos, señala Mónica Mora, directora de difusión del recinto.

Añade que el Museo del Palacio de Bellas Artes es el primero en el mundo en poner en marcha un proyecto que acerca el arte visual al público mediante caminos sonoros en teléfonos móviles.

La creación de las playlist se inició el año pasado, a manera de versión piloto, con las exposiciones Picasso revelado por David Douglas Duncan yRobert Doisneau: la belleza de lo cotidiano, continuó con En esto ver aquello: Octavio Paz y el arte, y se concreta con Henri Cartier-Bresson: la mirada del siglo XX y esta muestra que reconstruye parte de la historia de la fotografía de estudio en la capital del país (de 1866 a 1936).

En cada ocasión se ha pedido a especialistas o músicos, como Natalia Lafourcade, Rocko Pachukote y Quique Rangel su colaboración para la selección musical. Para Nosotros fuimos… el concepto curatorial estuvo a cargo de Puentes, medio dedicado a la producción de programas originales distribuidos en web, dispositivos móviles y algunas plataformas externas.

No sólo realizaron la búsqueda de canciones que reflejaran las temáticas contenidas en la muestra (nostalgia y melancolía, bravura y enojo, engaño), sino que elaboraron cápsulas de unos 30 segundos para ofrecer un poco de la atmósfera capitalina, esa sí de la época que comprende la muestra.

I turn my camera on, de Spoon;The way you look tonight, de Billie Holiday; Dig me out, de Sleater-Kinney; La cárcel de Cananea, de Centaurvs, y Harvest Monn, de Neil Young, son algunas de las 11 canciones intercaladas en 12 microhistorias que acompañan a las personas durante su visita por las 158 piezas que muestran icónicas fotografías de Emiliano Zapata y Francisco Villa sentados en la silla presidencial hasta algunas de Porfirio Díaz, la alta burguesía capitalina, engalanada o disfrazada, las artistas de la época, así como trabajadores de diversos oficios que requerían imprimir su retrato en las populares tarjetas de visita de aquellos años.

Intervenciones-Nosotros mismos es la decimoprimera lista de reproducción que lanza el Museo del Palacio de Bellas Artes. Todas quedan de manera permanente en el perfil mbellasartesde Spotify.

En el recinto ubicado en avenida Juárez, esquina con Eje Central Lázaro Cárdenas, Centro Histórico, se cuenta con algunas tabletas electrónicas para explicar a los visitantes cómo participar en esta experiencia inversiva a la que se puede ingresar de manera gratuita desde cualquier lugar, incluso sin necesidad del teléfono celular, mediante la página electrónica.