Campeonato 12 del América
15 diciembre, 2014
Detienen a presunto jefe de grupo delictivo en Salinas
15 diciembre, 2014

Cenam, “la fábrica del tiempo” que rige la vida diaria del país

la fábrica del tiempo

López Romero lidera a un equipo de 10 ingenieros en el Cenam, que se ubica en municipio El Marqués, en Querétaro Foto Mariana Chávez

Mariana Chávez

José Mauricio López Romero, premio Nacional de Ciencias y Artes 2014 en la modalidad tecnología, innovación y diseño, se dedica desde hace 20 años a la fábrica del tiempo, en la que millones de mexicanos se basan para el desarrollo de su vida diaria.

Para el científico, el tiempo es un elemento primordial en la vida diaria de todo ser humano, pues no se pueden desarrollar las actividades diarias sin tomar en cuenta el reloj.

En el Centro Nacional de Metrología (Cenam) un grupo de 10 investigadores, coordinado por José Mauricio López, se encarga de medir el tiempo y brindar el servicio de la hora exacta a través de tres zonas horarias: Centro, Pacífico y Noroeste.

Desde el Cenam, ubicado en el municipio El Marqués, se genera la hora oficial para todo el país. Se trata de la fábrica del tiempo que consumen 100 millones de mexicanos, mediante la cual generan sistemas de alta calidad para materializar sistemas de medición utilizados no sólo para consultar la hora, sino para todo proceso de producción desde el ámbito doméstico, hasta el industrial.

Hasta 1967 el tiempo se medía o se estimaba por medio de la posición de los astros, como el Sol o las estrellas, pero eso cambió para dejar tal responsabilidad a los físicos atómicos.

Hace más de 20 años, en México el tiempo era señalado por la estación de radio XEQK, que brindaba el servicio de la hora exacta, pero a partir de la creación del Cenam ese servicio está a cargo de este centro, dependiente del gobierno federal. Además, ahí se realizan de forma constante investigaciones para generar sistemas de medición del tiempo.

Para marcar la hora oficial, el Cenam utiliza 10 relojes atómicos que operan mediante las oscilaciones del campo eléctrico de átomos de cesio, los cuales trabajan de forma coordinada. También brindan el servicio de sincronización de equipos de cómputo vía Internet, para que operen basados en el tiempo exacto, con 20 millones de peticiones de usuarios al día que requieren de ese servicio

“Quedaron atrás los tiempos del presidencialismo: se decía que en una ocasión el Presidente llamó a un secretario en algún momento y le preguntó la hora; el secretario respondió: ‘las que usted mande, señor Presidente’. Ahora la respuesta es: ‘las que diga el Centro Nacional de Metrología’”, señaló José Mauricio López entre risas.

Aparte de la hora nacional, el Cenam desarrolla e incorpora técnicas avanzadas como materia ultrafría, que también se emplea para medir el tiempo. Los relojes atómicos utilizan láser para enfriar materia a temperatura de menos 273 grados Celcius y así congelar objetos que a su vez son utilizados para medir la temperatura.

El servicio de la hora exacta no se refiere sólo a conocer los números que marcan las manecillas del reloj, sino también a sincronizar sistemas de producción que requieren de relojes internos para poder operar, sistemas para medir la distancia, de comunicación, la navegación y operación de diversos tipos de tecnología, entre otros.

En el Cenam desarrollan diversos estudios para mejorar el reloj con el que se mide el tiempo y lograr la perfección, y así contar con todo tipo de servicios que requieren de sincronización de horarios para su adecuado funcionamiento.

El arcoiris

Las investigaciones están basadas en integrar los relojes atómicos en la medición del campo eléctrico, esto es, que operen con la velocidad que funciona la luz visible.

La investigación más reciente que encabeza López Romero es sobre la teoría y desarrollo de la espectroscopía de precisión basada en láser, conocida como peines de frecuencia, creación de los premios Nobel de Física 2005, J. Glauber, John L. Hall y Theodor W Hänsch.

Con esa técnica, en el Cenam buscan generar los relojes atómicos del futuro, pues con el uso del láser que se puede quedar encendido en 20 femtosegundos (es la unidad de tiempo que equivale a la milbillonésima parte de un segundo) y luego quedar apagado en un nanosegundo (milmillonésima parte de un segundo), generan un tren de pulso que forma a su vez un arcoíris.

Todas esas técnicas de medición del tiempo permiten generar tecnología redituable en adecuados servicios para los ciudadanos. Por ejemplo, un metro de distancia es la que recorre la luz en el vacío en tres fracciones de nanosegundos, así que para medir las distancias, se debe contar con buenos relojes.

En el uso de las telecomunicaciones, para lograr cada vez más velocidad a través de la fibra óptica, y para transmitir datos con mayor rapidez se requiere la sincronización del tiempo, y ello está basado en el reloj con altos niveles de exactitud.

Los retos

Para Mauricio López, se requiere de mayor investigación relacionada con el tiempo, pues en el Cenam, único en el país que estudia las técnicas para medir el tiempo, hay 10 investigadores, mientras en Estados Unidos son 100 y en todo Europa 2 mil.

Para el físico, el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2014 representa un reconocimiento a su trayectoria de 20 años y al servicio que brinda junto con varios investigadores desde este rincón del Cenam, en favor de los ciudadanos.

Destacó que el reto es que exista en México mayor capital humano a través de estudiantes en las diferentes disciplinas en ingeniería, así como mayor presupuesto para generar investigación, ya que el tiempo no se detiene.