jueces consulta energética implementación
En la Corte proyectan rechazar solicitud de consulta energética
28 octubre, 2014
Limita presupuesto negociaciones con SUTSGE, dice Toranzo; “y no es que chille”
28 octubre, 2014

En la clausura del Cervantino, solidaridad con los 43 desaparecidos de Ayotzinapa

Carlos Paul

Cervantino

El público abarrotó la explanada de la Alhóndiga de Granaditas, donde el músico Rubén Blades cerró, la noche del domingo, la edición 42 del Festival Internacional Cervantino. Foto Carlos Juica/ FIC

Durante la edición 42 del Festival Internacional Cervantino (FIC) varios artistas, entre ellos el creador escénico belga Jan Fabre y el grupo argentino Bajo Fondo expresaron su solidaridad en el caso de la desaparición de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, Guerrero.

Rubén Blades también lo hizo. El músico panameño ofreció un explosivo concierto en la clausura del FIC, el domingo en la Alhóndiga de Granaditas, el cual estuvo marcado por los éxitos que lo hicieron famoso, así como por sus comentarios, antes de cada canción, en referencia a diversas problemáticas sociales.

Que la literatura no vive en la salsa es falso, dijo a los pocos minutos de iniciar su presentación, luego de recordar que hace años realizó un proyecto que consistía en adaptar e interpretar cuentos cortos de Gabriel García Márquez (1927-2014), el cual fue mal recibido en su momento por los salseros e intelectuales, para luego interpretar la canción Ojos de perro azul.

La música de Blades, no obstante el frío de la noche, prendió y puso a bailar a los asistentes. La potente sonoridad de la orquesta se escuchaba hasta la calle aledaña, que desemboca en el foro, donde se apretujaban las personas y donde disfrutaron del concierto.

Retratos de los desaparecidos

Antes de cada pieza, a manera de presentación, Blades se dirigió al público para compartir anécdotas y comentarios. En su momento, se refirió a la violencia doméstica, al racismo, a la literatura y la salsa, así como a los curas que defienden a los pobres.

Es imposible no pensar en las familias de la gente, que está ahora mismo llorando, buscando a sus hijos, me refiero a los estudiantes de Ayotzinapa y a los que han sido encontrados en las fosas clandestinas, dijo el músico, y en el momento de su interpretación, al fondo del escenario se proyectaron los retratos de los normalistas desaparecidos.

Blades recordó a los compositores Tite Curet Alonso y Héctor Laboe, con diferentes temas bailables, comoPlantación adentro.

Por más de tres horas, una más de lo previsto, Rubén Blades, junto con su orquesta, cantó y tocó, pues dijo el músico no saber cuándo volvería, ya que se dedicará a hacer campaña, dentro de un año o dos, como candidato a la presidencia de Panamá.

El FIC, como es tradicional, concluyó en la Alhóndiga de Granaditas con fuegos artificiales.