Tres reos se fugan de cárcel de alta seguridad en California
25 enero, 2016
manifestación
Estudiantes se manifiestan en la Facultad de Contaduría y Administración de la UASLP
25 enero, 2016

Compañía Nacional de Danza protesta frente a Bellas Artes

La compañía ejecutó un fragmento de la danza 'El lago de los cisnes'. Foto María Luisa Severiano

La compañía ejecutó un fragmento de la danza 'El lago de los cisnes'. Foto María Luisa Severiano

La compañía ejecutó un fragmento de la danza ‘El lago de los cisnes’. Foto María Luisa Severiano

Por Merry MacMasters

México, DF. En bailongo salsoso terminó la manifestación pacífica y artística de los bailarines de la Compañía Nacional de Danza realizada esta mañana en la explanada del Palacio de Bellas Artes, justo en frente de la escultura del costarricense Jiménez Deredia, en vísperas de reunirse con autoridades del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) respecto de una serie de inconformidades sobre su situación laboral. La consigna “#Queremos bailar” se escuchó una y otra vez después de interpretar un fragmento del ballet El lago de los cisnes, cuya temporada 40 se cumple este año, y se podría ver afectada, y otro de Sinfonía para nueve hombres.

Fue la primera manifestación pública en este sentido. De allí, los integrantes de la CND, que suman 68, se trasladaron al Museo Nacional de Arte, recinto que tenía programada un concierto del Coro de Madrigalistas de Bellas Artes, otro grupo artístico del INBA, que les permitió informarle a la concurrencia de su problemática. Gamaliel Flores Cervantes, secretario general de los Grupos Artísticos del INBA, dijo que los bailarines visitarán a cada uno de sus similares.

Aunque los integrantes de la CND no han querido manejar sus nombres por miedo a represalias, Quetzalcóatl Becerra, bailarín y miembro del sindicato de los grupos artísticos, se dirigió al público para informarle de los sucesos de los días recientes. En seguida, los miembros de la compañía colocaron una serie de láminas en el suelo a modo de explicación:

“Comienza el 2016 y a funcionar la Secretaría de Cultura. 1, cambio de contrato en el que los bailarines de la CND pasan a ser trabajadores a prestadores de servicios, entre otras desventajas. Nos presionan a firmar reteniéndonos el sueldo, impidiendo el paso a las instalaciones y al inicio de nuestras actividades. A pesar de eso, 2, negamos a firmar. Las autoridades del INBA nos responden positivamente e inician, 3, una productiva revisión por lo que conseguimos, 4, mejor contrato que incluso, supere al que teníamos el año pasado.

“A la hora de firmar, 5, intentan engañarnos pidiéndonos firmar en un orden específico de modo que la mayoría de los contratos ya estuvieron firmados cuando se nos revelara la primera represalia en la que la directora y su comité modifican el acuerdo del año pasado con dos de las bailarinas por lo que deben pesarse antes de firmar. 6, los bailarines decidimos no firmar y exigimos la renuncia de Laura Morelos (directora de la CND)”. Las láminas fueron adornadas con tutús, zapatillas y rosas de color rosa.

Posteriormente, se dijo que no es la primera vez que se pide la remoción de la bailarina Laura Morelos Garay, a quien se le acusa de sabotear la “fructífera” negociación obtenida por los bailarines con las autoridades del INBA ya que “en 2014 los trabajadores administrativos, técnicas y manuales de la Delegación DIII 22 ATM desplegaron sus mantas pidiendo su destitución”.