héroes
Apuñalan en EU a uno de los héroes del tren Ámsterdam-París
8 octubre, 2015
fauna silvestre
El tráfico de fauna silvestre genera ganancias de hasta 100 mil mdd
8 octubre, 2015

Con variedad de bailables y vestuarios, arranca el Festival Internacional Cervantino

cervantino
Con variedad de bailables y vestuarios, arranca el Festival Internacional Cervantino

Bailarines del Elenco Nacional de Folclore de Perú, participa en la ceremonia de inauguración de la edición 43 del Festival Internacional Cervantino. Foto Xinhua

Por Merry MacMasters, enviada

Guanajuato. Con música animosa en vivo, una variedad de bailables y un vestuario colorido, el Elenco Nacional de Folclore del Perú  ganó el corazón de su público mexicano ésta noche en la tradicional apertura del Festival Internacional Cervantino en la explanada de la Alhóndiga de Granaditas.

Desde que se inició la función preparada especialmente para la ocasión, con los “éxitos” de la  compañía fundada en 2008, los espectadores sentados en la escalinata de concreto del foro se mostraron su entusiasmo por el espectáculo.
El cuadro Cajón para el mundo, dedicado a ese instrumento declarado patrimonio cultural de la nación, fue objeto de un nutrido aplauso dado sus cualidades percusivas que siempre son del gusto de los oyentes.
Pero, lo que encendió el ánimo general de las aproximadamente 5 mil personas que llenaron la sillería (había 771), las gradas y pasillos de la Alhóndiga fue un número sorpresa.
Ya llevaban 85 minutos del programa cuando, de repente, los músicos se quedaron solos sobre el escenario y acto seguido entonaron México lindo y querido y Son de la negra, este último con uno que otro instrumento andino.
“Ooooh” suspiró feliz el público que cantó y les aplaudió a rabiar. Siguieron otros cuadros memorables como Musical norteña marinera, baile nacional del Perú. La función cerró con Huaylarch de carnaval.
Inclusive, ya había terminado el bailable, sin embargo, los músicos continuaron tocando y cantando mientras el cielo ausente de estrellas se iluminó con las luces de los fuegos artificiales, cuyos rayos se fundieron con aquellos de la iluminación del espectáculo.