alemania
Alemania no subirá impuestos para ayudar a refugiados: Merkel
11 octubre, 2015
bielorrusia
Gran afluencia en comicios en Bielorrusia
11 octubre, 2015

Desde su observatorio astrofísico, Sonora estudia el universo

astrofísico

Exterior del Observatorio Astrofísico 'Guillermo Haro'. Foto tomada de la cuenta de twitter @acarrami

astrofísico

Exterior del Observatorio Astrofísico ‘Guillermo Haro’. Foto tomada de la cuenta de twitter @acarrami

Por Notimex

Hermosillo. El Observatorio Astrofísico “Guillermo Haro” (OAGH), ubicado en la región serrana del noreste de Sonora, realiza observaciones diversas sobre estrellas supernovas, galaxias y nebulosas planetarias, entre otras.

Asimismo, en el observatorio perteneciente al Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) se desarrollan también detecciones de fuentes de rayos X y rayos gamma.

El OAGH se inauguró el 8 de septiembre de 1987 y fue uno de los proyectos más importantes en la vida del astrónomo Guillermo Haro Barraza, que en cuyo honor lleva su nombre.

El observatorio astrofísico “Guillermo Haro” está ubicado en la cima de la sierra “La Mariquita” del municipio de Cananea, en el que instituciones nacionales e internacionales han realizado y realizan observaciones en las regiones del visible.

El jefe del OAGH, Gustavo Amílcar Escobedo López, señaló en entrevista para Notimex que el observatorio cuenta con un telescopio óptico Ritchey-Chrétien, diseñado y construido en el Taller de Óptica del INAOE.

Su espejo principal tiene un diámetro de 2.12 metros habilitado para trabajar en el visible y en el cercano infrarrojo, además está equipado con una cámara directa, un espectrofotómetro LFOSC, un espectrógrafo Boller & Chivens y una Cámara del Infrarrojo Cercano (CANICA).

El OAGH también tiene instrumentos para monitorear el brillo del cielo, anotó.

El diseño de la consola que controla el telescopio fue realizado en el Laboratorio de Microprocesadores de la Coordinación de Electrónica del INAOE; el control es computarizado y es capaz de posicionar el telescopio con una precisión de 0.5 segundos de arco.

En la construcción del telescopio y en la posterior edificación del observatorio de Cananea, ubicado a una altitud de dos mil 480 metros sobre el nivel del mar, participaron científicos, técnicos e ingenieros mexicanos.

En el observatorio se han llevado a cabo proyectos internacionales importantes, como el monitoreo de núcleos activos de galaxias y la identificación de las contrapartes ópticas de las fuentes observadas por el satélite ROSAT en rayos X.

Además, el estudio de la historia de la formación estelar en el Universo, el monitoreo de estrellas Tipo T Tauri, el análisis de contrapartes de fuentes infrarrojas detectadas por el satélite ISO en la región European Large Area ISO Survey.

Escobedo López refirió que también se ha realizado el monitoreo espectrofotométrico de los objetos de la segunda exploración de Byurakan, que constituye una importante búsqueda de galaxias y cuásares.

El OAGH del INAOE, anotó, actualmente trabaja en el monitoreo de una muy amplia muestra de varios miles de objetos celestes con emisión en Rayos Gama, esto es, en el cercano infrarrojo coordinado con observaciones del satélite LAT Fermi.

Refirió que en el horizonte cercano al Observatorio Astrofísico Guillermo Haro, en la sierra “La Mariquita”, de Cananea, se localizan otros observatorios como el Kitt Peak National Observatory en el vecino estado de Arizona, Estados Unidos.

Asimismo, a una distancia aproximada de 100 kilómetros en línea recta, se observa la cúpula del observatorio de 6.5 metros del Fred Lawrence Whipple Observatory de la Universidad de Harvard, también en la contigua entidad estadounidense.

El jefe del OAGH planteó que el telescopio de 2.1 metros del Observatorio Astrofísico Guillermo Haro del INAOE, es una gran atracción y orgullo para la población de Cananea y para todo el personal del INAOE que ahí labora.

Mencionó que los telescopios son un gran motor para acercar la ciencia a todo el público interesado, ya sean profesionales o aficionados, además de que constituyen una ventana por la cual la humanidad se asoma al universo.

“La humanidad trata de responder a cuestiones fundamentales que le plantean su propio origen y de todo lo que constituye su mundo, al asombro del despertar de su conciencia al saberse hecho de polvo de estrellas”, externó.

Señaló que se determinó establecer el observatorio astrofísico en la sierra de Cananea por la cantidad de noches despejadas al año, que desde 1990 a 2010 se mantuvieron en 255 noches en promedio, útiles para llevar a cabo observaciones astronómicas.

Sin embargo, añadió, a partir de 2011 a la fecha, se han reducido a un promedio de 240 noches observables al año debido al cambio climático que se ha experimentado.

“Desde 2011 se han venido reduciendo las noches despejadas en promedio de una semana por año cada año, es decir que cada año se registra una semana nublada más que el año anterior, según consta en nuestras estadísticas del sitio donde se ubica el OAGH”, abundó.

Asimismo, destacó, la región que alberga el observatorio astrofísico del INAOE presenta una singular transparencia atmosférica del planeta, la cual es también sede de importantes observatorios astronómicos en el vecino estado de Arizona.