Dilma
Dinero: Gasolinazo al comenzar el año
31 diciembre, 2014
Zubin Mehta dirigirá por quinta vez el concierto de Año Nuevo en Viena
31 diciembre, 2014

Designan al 2015 en Sinaloa como el año del dramaturgo Óscar Liera

Designan al 2015 en Sinaloa como el año del dramaturgo Óscar Liera

Óscar Liera estudió en la ciudad de México y en el extranjero, pero decidió regresar a Sinaloa para impulsar la producción teatral en esa entidad. Foto cortesía de Conaculta

Carlos Paul

Nombrado por el Instituto Sinaloense de Cultura (Isic) como Año de Óscar Liera, durante 2015 se realizarán diversas actividades en homenaje al autor de Los negros pájaros del adiós, Camino rojo a Sabaiba, El jinete de la Divina Providencia y Dulces compañías, con motivo de su 25 aniversario luctuoso.

Fundador del Taller de Teatro de la Universidad Autónoma de Sinaloa (Tatuas) y destacado integrante de la Nueva Dramaturgia Mexicana, por cuya originalidad es considerado uno de los creadores escénicos más relevantes de la segunda mitad del siglo XX, Óscar Liera (Culiacán, 1946-1990), como dramaturgo y director, se distinguió por ser precursor de un singular estilo de teatro: la revaloración de la cultura patrimonial regional.

Luego de sus trabajos y estudios de arte dramático en el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), de estudiar en la Universidad de La Sorbona y en la Universidad de Vicennes, ambas en Francia; en la Universitá degli Studi, de Siena, y de cursar la licenciatura en lengua y literatura hispánicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Liera decidió no quedarse en el Distrito Federal, donde ya era reconocida su labor, para regresar a su ciudad natal y fundar el hoy consolidado Tatuas, referente obligado en la cultura estatal y en el ámbito escénico nacional.

Liera escribió 36 obras de teatro. Una producción abundante, más si se considera que fue escrita prácticamente en unos tres lustros.

El camino rojo a Sabaiba (1988) es una obra maestra del teatro hispanoamericano. La escritora Esther Seligson ha dicho al respecto: en esa obra “se integran realidad social, realidad onírica y realidad mítica, sin hiatos entre lo que se considera subjetividad y objetividad, entre ese color sepia de los recuerdos y rememoraciones, y el color natural del presente”.

Para el filósofo y escritor Raúl Olvera Mijares, “la sangre, sin lugar a dudas, tiene una función esencial en la producción de Liera. La sangre del crimen pasional, la sangre del tirano, la sangre de la menstruación y el nacimiento.

“Sus temas recurrentes son la opresión de los débiles, los privilegios que procura la riqueza, la desgracia que hermana a los desposeídos, los abusos sexuales, el machismo y las expropiaciones de tierras” (La Jornada Semanal, 20/2/2011).

Uno de sus aciertos es que sus personajes y entorno social, aunque son ubicados en la provincia, no son ajenos a la fauna social y política, y a la vida cotidiana de cualquier gran ciudad; acierto que, junto con otros, contribuyó a la creación de una de las dramaturgias más sólidas de la segunda mitad del siglo XX en México, explicó el investigador Armando Partida Tayzan, quien recopiló las obras del dramaturgo con el titulo Óscar Liera. Teatro completo (Difocur, 1997), edición a cargo del gobierno del estado de Sinaloa de sólo mil ejemplares que fue muy poco difundida y que hoy día al parecer no hay manera de conseguir. Partida Tayzan también recopiló en Teatro escogido lo más representativo del trabajo de Liera, bajo el sello del Fondo de Cultura Económica (La Jornada, 21/8/2008).

En este último volumen, la selección de textos refleja las cuatro etapas creativas por las que el dramaturgo transitó: obras como El jinete de la Divina Providencia, Los caminos solos y El camino rojo a Sabaiba “son un teatro de dimensiones épicas, en el que el autor recupera el cotidiano e imaginario regional, más no provinciano, mediante la idiosincrasia social de los siglos XIX y XX, y de ciertos sucesos estatales de corrupción e impunidad que a Liera le tocó vivir”.

Guerrillero de la cultura

Para Partida Tayzan, Liera fue “un guerrillero de la cultura que dejó halagos y atractivos en la capital, para crear en Sinaloa lo mejor de su dramaturgia, retomando lo más destacado de las tradiciones locales, su esencia y peculiaridades, para luego interpretarlas con una visión universal”.

A Liera le tocó vivir el régimen “conservador y violento” de Antonio Toledo Corro, como gobernador del estado de Sinaloa, en la época de Miguel de la Madrid como presidente.

Con la primera generación de actores integrantes del Tatuas, fundado en 1982, Liera impulsó uno de los movimientos más importantes del teatro regional: las muestras del noroeste, que se constituyeron en una tradición para los grupos de Baja California, Baja California Sur, Nayarit, Sonora y Sinaloa.

De esos encuentros surgirían dramaturgos, directores y escritores hoy reconocidos como Rodolfo Arriaga, Cutberto López, Ángel Norzagaray, Edward Coward, Ignacio de la Lama y Fernando Rodríguez, entre otros.

Entre las actividades que se realizarán a lo largo de 2015 se encuentran distintas puestas en escena de sus obras con grupos y compañías nacionales y extranjeras, la redición de su obra, exposiciones, conferencias, la proyección de un documental, así como la develación de una placa conmemorativa en la casa donde nació, vivió y murió el reconocido dramaturgo.

Los festejos se iniciarán el 5 de enero y será en el transcurso de cada mes que se dé a conocer el resto de las actividades del Año de Óscar Liera.