educación
Imparables, protestas en Chile contra la reforma en educación
4 julio, 2015
CEEPAC reconoce labor de comités municipales y comisiones distritales electorales
4 julio, 2015

Destruye el EI seis piezas arqueológicas en Palmira

EI
EI

Bustos destrozados por milicianos del Estado Islámico en Palmira, ciudad siria que figura en la lista del patrimonio de la humanidad de la Unesco. La imagen aparece en una página web del grupo extremista, difundida desde AlepoFoto Ap

Beirut.

Rebeldes del Estado Islámico (EI) destruyeron seis piezas arqueológicas de la histórica Palmira que habían sido confiscadas a un contrabandista, informó el grupo.

En un comunicado emitido la noche del jueves, el EI dijo que seis bustos fueron encontrados cuando el traficante fue detenido en un retén. El asunto fue presentado ante una corte islámica en la ciudad de Manbij, en el norte de Siria, la cual ordenó que fueran destruidos y que el hombre fuera azotado.

Fotografías publicadas por el grupo mostraban a militantes del Estado Islámico destruyendo los bustos con mazos. En otra imagen se veía al contrabandista cuando era azotado.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo ayer que no estaba claro si los bustos eran auténticos o si los milicianos destruyeron piezas falsas para encubrir su propio tráfico de antigüedades.

Aunque no existe evidencia firme sobre la cantidad de dinero que ha conseguido el Estado Islámico por saquear antigüedades, según fotografías satelitales y declaraciones de testigos existen sustracciones generalizadas de sitios arqueológicos bajo control del EI.

El Estado Islámico capturó Palmira en mayo tomándola de fuerzas oficiales. Muchos temen que el grupo dañe los sitios arqueológicos de la ciudad, como lo han hecho en el vecino Irak este año.

Palmira, un sitio patrimonio de la humanidad clasificado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), es famosa por sus columnas romanas de 2 mil años, otras ruinas y objetos invaluables. Antes de que comenzara el conflicto en Siria, en 2011, decenas de miles de turistas visitaban la remota ciudad desértica.

En marzo, los milicianos del EI arrasaron con la ciudad de Nemrod de 3 mil años y demolieron Hatra, otra urbe de 2 mil años; las dos eran sitios patrimonio de la humanidad.

Los extremistas suníes, que han impuesto una interpretación violenta de la sharia, o ley islámica, en los territorios que controlan en Siria e Irak, consideran que las reliquias fomentan la idolatría.

También recientemente los militantes del EI destruyeron una estatua de león que databa el siglo II en Palmira, dijo Mamoun Abdulkarim, director del Departamento Sirio de Antigüedades y Museos.

Abdulkarim dijo que la estatua, descubierta en 1977, había estado en la entrada del museo y había sido colocada dentro de una reja para protegerla.