Despiden miles al policía de Nueva York asesinado la semana pasada
28 Diciembre, 2014
“Los alfareros debemos tratar a la tierra como a nuestra madre”
28 Diciembre, 2014

Detroit alojará una muestra que refleja la evolución artística de Kahlo y Rivera

Murales en Detroit

Murales que integran La industria de Detroit, realizados por Diego Rivera en el patio central del instituto de artes de esa ciudad. Foto Ap

Merry MacMasters

¿Cómo iban a regresar Diego Rivera y Frida Kahlo a Detroit sin el conjunto de murales que en 1932-33 el guanajuatense pintó en el patio central del Instituto de Artes de Detroit (DIA, por sus siglas en inglés)? Eso, en el caso de que el DIA se hubiera visto forzado a vender La industria de Detroit –recién designado monumento histórico nacional– para empezar a saldar la deuda de 18 mil 500 millones de dólares que obligó a la ciudad industrial a declararse en quiebra el 18 de julio de 2013. El recinto tiene un acervo de más de 60 mil obras.

Por fortuna, no sucedió. El pasado 7 de noviembre se firmó una orden de la Corte que aprueba el plan de ajuste de la ciudad. El Grand Bargain (Gran pacto), componente esencial del plan de ajuste, proporciona financiamiento, entre otras cosas, para el DIA, lo que garantiza que su colección de arte se mantendrá en depósito para el público.

Eugene A. Gargaro, Jr., presidente de la junta directiva del DIA, dijo que el instituto se siente orgulloso del papel que jugó a fin de posicionar a Detroit hacia un gran futuro. Como parte del Grand Bargain, el DIA y sus patronos aportarán 100 millones de dólares en pro de financiar las obligaciones en el rubro de pensiones de la ciudad, meta que están a punto de lograr.

A su vez, el director del Instituto, Graham W.J. Beal, indicó que estamos a la espera de renfocar nuestra atención en el arte y el futuro del DIA. Anunció que en 2015, del 15 de marzo al 12 de julio, para ser exacto, se celebrará a la ciudad con “una exhibición especial, Diego Rivera y Frida Kahlo en Detroit, que se centrará en el papel cardinal que desempeñó Detroit en las carreras de estos dos artistas”.

La muestra, que sólo se verá en el DIA, reúne cerca de 70 obras de arte que reflejan le evolución de las carreras de la dupla, incluidos ocho de los dibujos preparatorios que Rivera realizó para los murales de La industria de Detroit, así como 23 piezas de Kahlo, cuya obra nunca se ha mostrado en el DIA.

De acuerdo con información del instituto, los dibujos preparatorios serán la pieza central de la exhibición. Sin mostrarse en casi 30 años, estas obras reflejan la dramática ambición narrativa de Rivera, vista como una síntesis entre los valores espirituales de México y la fuerza industrial de Estados Unidos. En el DIA pintó 27 paneles al fresco.

La mayoría de las obras que Kahlo hizo en Detroit se mostrarán por primera vez en esta ciudad y revelarán el surgimiento de su estilo escandalosamente personal. Junto con las obras de la pareja, la exposición examinará las condiciones económicas de la era, la vida industrial de Detroit, sus obreros y la controversia que se dio en torno a los murales La industria de Detroit. También habrá fotografías de Rivera y Kahlo trabajando y jugando.

Otra noticia del año anterior tiene que ver con la revelación hecha el 3 de noviembre de 2013, de que en el departamento del octogenario Cornelius Gurlitt, en Múnich, Alemania, se encontraron mil 280 cuadros y grabados, incluidas obras de Picasso, Matisse, Chagall, Beckmann y Nolde, que los nazis confiscaron a coleccionistas judíos o que estos vendieron cuando sufrían persecución.

En los años 30 y 40 del siglo pasado, el padre de Cornelius, el historiador del arte, director de museo y marchante Hildebrand Gurlitt, había comprado los cuadros que los nazis habían revendido tras confiscarlos. Si primeramente Gurlitt padre había tenido problemas con el régimen nazi, que lo consideraba demasiado amigo de los judíos, años más tarde Hitler le encargó la venta de unas obras que el régimen nacionalsocialista consideraba degeneradas.

Cornelius falleció el pasado 6 de mayo, pero un mes antes había llegado a un acuerdo con el gobierno alemán de devolver las obras que se demuestre que fueron robadas. El coleccionista expresó en testamento su voluntad de que el destino de sus cuadros recaiga en el Museo de Arte de Berna, Suiza.

El recinto, por su parte, informó que el museo había llegado a un acuerdo con las autoridades alemanas, en virtud del cual los cuadros sospechosos de haber sido expoliados durante el nazismo, permanecerán en Alemania hasta que se dilucide su origen.

Desde el día en que los agentes entraron en su casa, Cornelius nunca volvió a ver sus cuadros. Operado recientemente del corazón, se puede decir que murió con este órgano roto.

En otro orden de ideas, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) tiene a su disposición, a partir del 15 de mayo pasado, y durante las próximas dos décadas, la Sale d’Armi dentro del antiguo complejo naval y militar El Arsenal, como sede oficial de México en la Bienal de Arquitectura, la Bienal de Arte y los festivales de teatro y danza, en Venecia, Italia. Esto, gracias a un acuerdo firmado entre La Fondazione La Biennnale di Venezia y el INBA, fechado el 27 de septiembre de 2013.

Una magna exposición de obra original de Miguel Ángel Buonarroti vendrá en marzo próximo al Museo del Palacio de Bellas Artes, adelantó a La Jornada Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.

Rogelio Polesello, icono de la abstracción geométrica en Argentina, falleció en Buenos Aires a los 74 años, el 7 de julio. En 2001 expuso en el Museo José Luis Cuevas.