La Ópera de Damasco recupera la voz tras el silencio que impuso la guerra hace un año
25 enero, 2015
Blanco, el centro de atención en el gris partido América-Puebla
25 enero, 2015

Diez mexicanos se apropian del espacio y crean en gravedad cero

Diez mexicanos se apropian del espacio y crean en gravedad cero

La obra se realizó en soportes como instalación, video y fotografía. Sobre todo son trabajos de investigación y reflexión alrededor del movimiento, el espacio y el tiempo. Foto Nahum

Alondra Flores

El tiempo y espacio en confusión total. La sangre del cerebro corre aceleradamente hasta el estómago. La materia deja de tener peso para hacerse una con el aire, a punto del desmayo. Todo flota, las entrañas y los fluidos corporales, y junto con ellos la mente.

Nueve artistas y un científico mexicanos viajaron hasta Rusia, al Centro de Formación de Cosmonautas Yuri Gagarin, para crear arte en la experiencia de la gravedad cero.

La exposición La gravedad de los asuntos es el resultado de la misión espacial que se mostrará a partir del 29 de enero en el Laboratorio Arte Alameda.

Lapsos de 30 segundos, a veces 28 o 27, en vuelos en parábolas y caídas libres a 9 mil metros de altura vivieron los 10 mexicanos y fecundaron la obra que se exhibirá en soportes materiales como instalación, video y fotografía. Principalmente se trata de trabajos de investigación y reflexión alrededor del movimiento, el espacio y el tiempo, el comportamiento del agua y la ausencia de materia. El proyecto gestado en 2012, durante el Foro Internacional Kosmica, requirió de dos años para su realización.

Nahum, artista impulsor y quien coordinó la idea junto con Ale de la Puente, dijo que fueron años de intenso trabajo, “de perseguir el sueño, de ¿cómo podríamos apropiarnos del espacio exterior, desde nuestra trinchera que es el arte, desde México? Consistió en llegar a Rusia, trabajar con cosmonautas y hacer experimentos artísticos en gravedad cero, una de las fuerzas más misteriosas que existen en la ciencia. Inspirar a los jóvenes, artistas y científicos a derrumbar las barreras que dividen disciplinas y trabajar juntos, es una de las lecciones que logradas.

Los artistas no tienen miedo de soñar, ni de que esos sueños se hagan realidad, expresó desde la visión científica Miguel Alcubierre, director del Instituto de Ciencias Nucleares de la Universidad Nacional Autónoma de México, quien compartió con los nueve artistas el vuelo en gravedad cero y fue parte del proyecto que difumina la distancia entre arte y ciencia.

El ciclo Sábados de Gravedad se realizará en el Centro de Cultura Digital, como actividad complementaria que invita a acercarse a los procesos de colaboración entre el arte, la ciencia y la tecnología mediante talleres impartidos por los nueve artistas y científicos invitados. También se publicará un libro y se presentará un documental.

México está de nuevo adelante de todo el planeta. Antes de este momento ninguno de los funcionarios artísticos tenía la idea de realizar su visión en el espacio. Esas ideas innovadoras siempre están ligadas al arte mexicano, la tierra mexicana ha sido la tierra de tales ideas, expresó en lengua extranjera Eduard Malayan, embajador de Rusia en México, en conferencia de prensa en el Palacio del Bellas Artes para anunciar la exposición de próxima apertura, mientras los rostros de Lenin y Trotsky se asomaban desde un mural de Diego Rivera. Vigías del paisaje tecnológico es como María Cristina García Cepeda, titular del Instituto Nacional de Bellas Artes, se refirió a los artistas cosmonautas.

Después de su clausura, el 22 de marzo, la exposición viajará a Rusia, Eslovenia y Estados Unidos.

La gravedad, que en forma de manzana golpeó la genialidad de Newton, desde Rusia y el arte, apunta a los temas fundamentales de lo humano. Con la ligereza para poder volar juntos, pero con la gravedad de que inevitablemente volveremos a caer.