saldo
Reportan saldo blanco tras ‘Patricia’ en Colima, Nayarit y Jalisco
24 octubre, 2015
Chicharito
Con gol de ‘Chicharito’, Bayer se impone 4-3 al Stuttgart
24 octubre, 2015

Dos moléculas en un cometa dan pistas sobre el origen de planetas

planetas

Galaxia espiral NGC 4639. Foto Reuters

planetas

Galaxia espiral NGC 4639. Foto Reuters

Por Afp y Pl

Washington.

Científicos informaron el viernes que identificaron por primera vez en un cometa dos moléculas orgánicas complejas, o ladrillos de la vida, lo que arroja nuevas luces sobre el origen cósmico de planetas como la Tierra.

Según la investigación divulgada en la revista especializada Science Advances, los expertos detectaron moléculas de alcohol etílico y de un azúcar simple conocido como glicolaldehído en el cometa Lovejoy.

Estas moléculas orgánicas complejas pueden ser parte del material rocoso con el cual se formaron los planetas, señala el estudio.

Ya se habían observado moléculas orgánicas en núcleos de cometas. El caso más reciente fue el del cometa 67P/Churiumov-Guerasimenko, en el cual el robotPhilae, de la agencia espacial europea, halló varias, algunas de las cuales nunca antes habían sido detectadas en un cometa.

Como los cometas contienen el material más viejo y primitivo del Sistema Solar, los científicos los estudian como si fueran cápsulas del tiempo que ofrecen pistas sobre cómo comenzó todo, hace 4 mil 600 millones de años.

Desde hace mucho se debate si los cometas que se estrellaron contra la Tierra millones de años atrás la alimentaron de los componentes necesarios para la vida.

Si bien este último estudio no sella la cuestión, sí añade nuevos elementos al debate, asegura Dominique Bockelée-Morvan, coautor de la investigación y astrofísico del centro francés para la investigación científica.

La presencia de una molécula orgánica compleja grande en el material de un cometa es un paso fundamental hacia la mejor comprensión de las condiciones que prevalecían en el momento en que emergió la vida en nuestro planeta, comentó a Afp.

Estas observaciones significan una posible explicación para el origen de la vida en nuestro planeta, detalló.

Lovejoy interesa especialmente a los científicos, porque es uno de los cometas más activos en la zona orbital de la Tierra, indicó el estudio.

La investigación se hizo gracias a un telescopio de 30 metros de largo del Instituto de Radioastronomía Milimétrica en Sierra Nevada, España, en enero de 2015, cuando el cometa estaba en su momento más brillante y productivo.

Cuerpo de 400 metros

Científicos de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (Nasa) vigilan el asteroide 2015 TB145, apodado Gran calabaza, que pasará a solamente 498 mil 896 kilómetros de distancia de la Tierra el próximo 31 de octubre.

Los expertos de la agencia espacial estadunidense afirman que con sus 400 metros se trata del mayor cuerpo celeste que pasará cerca de nuestro planeta en 10 años, hasta que se aproxime el asteroide 1999 AN10, de 800 metros de tamaño, a 388 mil 960 kilómetros, en agosto de 2027.

Según la Nasa, la influencia gravitacional del asteroide sobre la Tierra y la Luna será pequeña, casi indetectable.

Lance Benner, director del programa de investigación de radar de asteroides, afirmó que probarán un nuevo método de obtención de imágenes de radar y se espera obtener información con detalle sin precedente de este acercamiento.

La órbita del asteroide es muy alargada, con alta inclinación por debajo del plano del sistema solar, explicó Benner. Es una órbita única, que junto con su alta velocidad (unos 35 kilómetros por segundo) permitirá que por primera vez el radar Goldstone fotografíe un cometa desde una distancia tan cercana.