El Museo de San Carlos muestra 78 joyas; 40 estaban en bodega
9 diciembre, 2014
Minimizan en Tigres que pasaron a la final sin ganar en la liguilla
9 diciembre, 2014

El Museo Soumaya exhibe nuevas adquisiciones de su valiosa colección

El Museo Soumaya exhibe nuevas adquisiciones de su valiosa colección

La mujer en llamas, 1970, bronce dorado de Salvador Dalí, que forma parte de la colección del Museo Soumaya/ Fundación Carlos Slim. Foto cortesía del museo

Merry MacMasters

El Museo Soumaya/Fundación Carlos Slim cumple 20 años (abrió sus puertas el 8 de diciembre de 1994) y los festeja en su sede de Plaza Carso con una exposición que reúne 71 obras de sus adquisiciones más recientes.

Entre los nuevos integrantes de su colección, creados entre el siglo XV y mediados del XX, se encuentran los cuadros Prado con vacas (1883), de Vincent van Gogh; Retrato de Giovanni Paoli Contarini (1594), de Domenico Robusti, hijo de Tintoretto, y Vaso, manzanas, cuchillo (1941), de Georges Braque.

Por primera vez, ingresaron al acervo obras de Emile Nolde, Oskar Kokoschka, Eugene Delacroix y Jean-Honoré Fragonard. También se adquirieron piezas de Henri de Toulousse-Lautrec, Henri Matisse, Gustav Klimt, William Turner, Tamara de Lempicka, Giacomo Manzu, Salvador Dalí, Francesco Botticini, Pierre Bonnard, Piet Mondrian y Thomas Gainsborough. La efeméride se celebra asimismo con la adquisición de una escultura de Balzac, de Auguste Rodin.

Arte para todos

La inauguración de la muestra estuvo encabezada por el empresario Carlos Slim Helú, quien refrendó la vocación del Museo Soumaya de ofrecer un arte para todos.

Slim anunció que el año entrante desarrollarán un programa que consiste en formar algunas colecciones especiales para presentarlas de manera integral.

Es decir, tener colecciones compactas, pero muy significativas, que no sólo permitan a los mexicanos que no viajan tener un lugar donde conocer esta obra, sino llevarla a ciudades de todo el país. Es un programa que empezaremos en 2015 de manera intensa. Y,probablemente podremos tener obra de otros museos, o colecciones, exhibidas en su sede de Plaza Carso que, en sus tres años y medio de existencia, ha recibido alrededor de 3 millones 800 mil visitantes. La entrada es, y seguirá siendo, gratuita.

Slim Helú se remontó a los orígenes del Museo Soumaya, cuando “con un gran amigo, Guillermo Tovar, veíamos una colección de arte colonial. Cuando la adquirí, pues, era claramente con el objetivo de hacer un museo. Muchas partes de esta colección se exhiben tanto en Plaza Loreto –su primera sede– como acá (en Plaza Carso)”.

Conforme pasaba el tiempo,observábamos que en los museos de México no había mucho arte europeo y que éste tenía mucho éxito cuando el museo Tamayo lo exhibía. Había colas para entrar. Obviamente, hay algunos otros museos con obra europea, pero nos quisimos especializar en ella para que todos los mexicanos que no pueden viajar pudieran venir a verla aquí, tanto las esculturas, como la colección de Rodin, y de algunos otros de sus contemporáneos.

Slim apuntó que en ese afán por difundir el arte la cooperación ha sido muy importante. Para la apertura del Museo Soumaya Plaza Carso todos los museos de la ciudad de México nos ofrecieron una pieza para su exhibición. Recordó que actualmente hay una muestra itinerante querealizamos junto con los museos Nacional de San Carlos y Franz Mayer. Añadió que también hemos hecho que algunas de nuestras colecciones viajen por todo el país, a la vez que algunas han ido a Sudamérica y otras piezas a Europa y más lejos”.

Por el diálogo con la comunidad

Alfonso Miranda, director del Museo Soumaya, dijo que en estas dos décadas se han realizado 98 exposiciones. Entrevistado, retomó las palabras de Slim Helú en el sentido de comprometernos también con las pequeñas sedes donde, de pronto, se requiere que el arte nos mueva a la acción, nos comprometa a cambiar nuestra realidad y a partir de ello hablar de respeto, inclusión, democracia, de las cuestiones que hoy día necesitamos en México. Tenemos un programa de responsabilidad social muy sólido.

El director adelantó que en 2015 se hará realidad un programa llamado Artistas viajeros, que pretende derribar esa cuarta pared, como lo hizo Brecht en el teatro, y llevar el arte a centros de rehabilitación social y a enfermos terminales. Es decir, potenciar el diálogo entre nuestra comunidad.

Respecto de las nuevas adquisiciones, Miranda dijo que de las 150 obras que llegaron al museo, se han montado 71, pero que se irá alternando las piezas y, paulatinamente, se subirán a las diferentes salas.

–¿Hasta qué grado el museo estuvo involucrado en la compra de la obra?

–Completamente. Hay un comité de adquisiciones, pero el museo participa desde las lecturas que queremos completar con los grandes acervos con los que ya contamos. El gran grueso de la colección han sido compras una a una. Detrás de cada obra hay un equipo sólido de investigación, tanto de México como de Europa.

Miranda adelantó que para 2015 mostraremos una de las colecciones más relevantes del museo en cuanto a artistas que hemos logrado sumar, uno de ellos es Maurice de Vlaminck. Tenemos unas seis decenas de cuadros de este creador.