extranjero
Estudian en el extranjero más de 8 millones de talentos
11 septiembre, 2015
de gea
De Gea firma con el Manchester United por 4 años
11 septiembre, 2015

‘El novelista como profesión’, la historia de Murakami escrita por él

Murakami

La librería japonesa Kinokuniya compró el 90 por ciento del primer tiraje para denunciar el dominio de gigantes como Amazon. Foto Ap

Murakami


La librería japonesa Kinokuniya compró el 90 por ciento del primer tiraje para denunciar el dominio de gigantes como Amazon. Foto Ap

Por Afp

Tokio. “¿Para quién escribir? ¿Cómo escribir y por qué seguir escribiendo novelas?”. Haruki Murakami, escritor contemporáneo más universal de Japón, explica los motivos que le hicieron elegir su oficio en El novelista como profesión, su nuevo ensayo.

“Casi todos los autores (el 92 por ciento según mi opinión), yo incluido, consideran que lo que dicen y escriben es lo más justo”, escribe el autor de extensas novelas como Kafka en la orilla, Crónicas del pájaro que da cuerda al mundo o 1Q84.

“Muchos escritores son esencialmente gente egoísta, que tienen su orgullo y un sentido agudo de la rivalidad”, dice, dibujando un retrato poco complaciente del mundo al que pertenece pero del que se siente alejado. “Las situaciones en las que la proximidad de varios escritores es negativa son más numerosas que aquellas en la que es positiva”, añade.

El novelista, que rechaza la mayoría de las entrevistas propuestas por la prensa, había anunciado hace un año a la AFP que deseaba “hablar de su oficio y de literatura”, mientras que los medios suelen pedirle que de su opinión sobre lo que ocurre en el mundo. – ‘Sin entender muy bien por qué’ – Murakami aprovecha esta vez las 300 páginas de su libro, compuesto por una mayoría de fragmentos inéditos y textos publicados en tres revistas distintas en los últimos años, para disertar largo y tendido sobre su oficio de autor.

Además de un autorretrato del autor a través de muchos ejemplos del trabajo de escritura, el libro, que se estrenó el jueves en Japón, también es una respuesta a las críticas que sufrió el lobo solitario Murakami. “Cuando escribíUnderground (un largo reportaje sobre los autores y las víctimas del atentado con gas sarín perpetrado en 1995 por la secta Aum en el metro de Tokio), los autores de ‘no ficción’ dijeron que no respetaba las reglas del género (…), pero yo ni siquiera había imaginado que pudieran existir supuestas reglas definidas”, recuerda.

Asegura que se hizo escritor porque casi todos los que saben escribir pueden hacerlo, sin necesidad de una técnica particular ni de tomar clases específicas.

“Un día escribí una primera novela (o al menos algo que se le parecía), Oye cantar al viento, recibí un premio de una revista literaria. Y así, sin entender muy bien por qué, me convertí en un novelista profesional”. Tras 35 años de oficio, Murakami es hoy el autor contemporáneo japonés más ilustre y ha vendido millones de libros en su país y en el mundo entero.

No es, por tanto, casualidad que la librería Kinokuniya haya aprovechado ese nuevo libro de Murakami para denunciar la crisis del sector amplificada por el dominio de gigantes como la tienda de venta por internet Amazon.

La famosa librería de Tokio compró el 90 por ciento de la primera tirada de 100 mil ejemplares de El novelista como profesión que, por primera vez, muestra una foto en blanco y negro de Murakami en la portada. “Hemos tenido muchas reservas antes de la publicación, hemos vendido más de 100 en unas horas”, indicó el responsable de la librería Kinokuniya del barrio de Shinjuku en Tokio.

Kinokuniya eligió esta vez un libro de Murakami porque está segura de vender sus ejemplares. El objetivo es denunciar la actitud del sector de la distribución y de la edición que suele favorecer a los vendedores en línea como Amazon, en detrimento de las pequeñas librerías en apuros.

“Queremos que las editoriales impriman suficientes ejemplares para que incluso las pequeñas librerías de barrio” puedan venderlos, explicó la empresa japonesa. “Hemos comprado el 90 por ciento que distribuimos a todas las librerías que nos hacen pedidos”, añadió. “Habrá otras acciones de este tipo con libros de autores de renombre”, avisó el director de la librería. Murakami no ha hecho ningún comentario sobre la decisión de Kinokuniya.