Tsipras
Partido de Tsipras rompe y formará nuevo grupo parlamentario
21 agosto, 2015
Peña
No hay conflictos de interés en patrimonios de Peña y su esposa: SFP
21 agosto, 2015

Eligen museo de UNAM para primera exposición de Deller en AL

museo

Jeremy Deller, en primer plano, ayer en el Museo Universitario Arte Contemporáneo, donde abrirá su muestra panorámica. Foto José Antonio López

Por Ericka Montaño Garfias

En un mundo que parece perplejo y sin orden el artista debe crear más confusión y caos y ver hasta dónde puede llegar.

A ese estado de cosas el británico Jeremy Deller lo llama empujar las fronteras de lo que es aceptable o de lo que las personas creen que es aceptable. De ahí que su trabajo sea considerado uno de los más relevantes de la escena del arte no sólo en Gran Bretaña, sino en varias partes del mundo.

Ahora un ejemplo de su visión artística –en la que se manifiestan temas como el circuito del arte y las culturas obrera y popular británicas– se presenta por primera vez en América Latina y se eligió un museo mexicano para que así ocurriera: el Museo Universitario Arte Contemporáneo (Muac) inaugura mañana la exposición Jeremy Deller: el ideal infinitamente variable de lo popular, es uno de los proyectos más importantes del Año Dual México-Reino Unido, cuya curaduría está a cargo de Ferrán Barenblit, Amanda de la Garza y Cuauhtémoc Medina.

Se necesita más poesía

Deller estuvo presente en el recorrido para los medios de comunicación. Varias de las obras ya están en su lugar, otras están en proceso de montaje y una más será colocada antes de la apertura: un espectacular en el que se lee en españolSe necesita más poesía.

Después de posar para los fotógrafos frente al mural del grafitero mexicano Yuka, que forma parte de la videoinstalación So many ways to hurt you (the life and times of Adrian Street), Deller habla con La Jornada.

En este momento, en nuestras sociedades, expresa, el papel del artista es crear un poco de confusión y caos.

–¿Más caos y confusión de los que vivimos?

–Los artistas estamos en una posición afortunada; podemos hacer cosas que nadie más puede, y es tomar esa posición y ver qué es lo que se puede lograr, que tal vez es presionar, empujar las fronteras de lo que es aceptable, o de lo que las personas creen que es aceptable, pero depende del artista: en la pintura abstracta no tienes responsabilidad con nadie más que con los coleccionistas, pero en un trabajo como el mío sí se trata de ver qué es posible.

Esta exposición, como aclararon los curadores, no es retrospectiva, es lo que llaman panorámica, porque se incluyen algunos de sus trabajos más representativos, como The battle of Orgreave, video de casi 30 minutos en el que se recrea el enfrentamiento entre mineros y policías ocurrido en 1984 en esa localidad de South Yorkshire. The battle of Orgreave es una historia universal, es muy popular en todo el mundo, porque es la historia no sólo del Reino Unido, sino de lo que pasa en muchos países y todos la entendemos: las personas contra el Estado, eso es algo que ha pasado por cientos y miles de años y ellas lo entienden y se identifican.

Ese video es de lo más significativo de su carrera, al punto de que es uno de los más solicitados donde expone su trabajo, o la recreación de la primerísima exposición que realizó… en casa de sus padres, cuando éstos se fueron de vacaciones.

Desde esa muestra casera hasta ahora poco se ha transformado. Lo que ha cambiado es que las cosas se han hecho más grandes en cuanto a nivel de producción, pero me siguen interesando las mismas; quizá ha cambiado el ambiente en cuanto a política, pero eso es algo que se modifica de manera constante. La persona permanece igual, se reacciona a las cosas que pasan y hoy las exposiciones son más grandes, los presupuestos también, pero permanezco siendo el mismo.

Es conocido en el ámbito del arte, añade Deller, pero ese mundo es muy pequeño, así que eres muy bien conocido en un mundo pequeño; parte del trato es que tienes que presentar tu trabajo y ser parte de ese mundo, pero esto para mí es excepcional, dice mientras observa el entorno.

“Esto no pasa todo el tiempo, no es algo cotidiano para mí, pero entiendo que es parte de mi papel para hacer que las personas vean el show y me tomen fotografías.”

Fuera de la lógica de reputación

En la exposición Jeremy Deller: el ideal infinitamente variable de lo popular, los módulos no están separados de manera tajante. Las divisiones son simplemente naturales, explica Cuautémoc Medina frente a una de las obras: una pared negra con letras en color negro mate, donde se lee I (love) Melancholy. La palabra loveestá identificada por un corazón y no con cuatro letras.

Para Medina, Jeremy Deller “es realmente un artista que define al arte contemporáneo de los años 90 y 2000; es al revés: lo que él hizo fue mostrar el potencial de salir de la lógica interna del arte y del mundo del arte, es uno de los dos creadores que claramente marcaron la crítica y la oposición en razón a generar un mundo que está politizado, discutiendo el estatuto de la cultura popular, reivindicando el pop en relación con la historia social y en cierta manera saliendo de la lógica de reputación y lujo.

Jeremy genera obras que en el fondo son el resultado de conversaciones y que producen conversación. Es un artista que hace intervenciones sociales que tienen efectos de discusión interesantes.

La muestra Jeremy Deller: el ideal infinitamente variable de lo popular será inaugurada este sábado a las 13 horas en la sala 9 del Muac y a las 12 horas habrá un diálogo con el artista británico en el auditorio del museo que se localiza en el Centro Cultural Universitario (Insurgentes 3000).