La dinastía Bichir monta El último preso, de Mrozek, en el Foro Shakespeare
26 diciembre, 2014
Seres alados pueblan San Ildefonso
26 diciembre, 2014

En 2014, México destacó como escenario de la excelencia dancística mundial

danza

Un momento captado en el homenaje a Gloria Contreras en la sala Miguel Covarrubias, el 15 de noviembre. Foto Yazmín Ortega Cortés

Fabiola Palapa Quijas

Este año fue memorable en lo que concierne a la presencia en México de compañías de danza importantes en el mundo. El país se colocó de nuevo en el mapa internacional de la excelencia artística con el regreso, después de 15 años, del Bejart Ballet de Lausan.

La compañía suiza, fundada en Bruselas por Maurice Béjart (1927-2007), con la dirección de Gil Roman, llenó el Palacio de las Bellas Artes durante sus cinco presentaciones en el mes de julio, con un programa que incluyó las obras Lo que el amor me dice, Siete danzas griegas y Bolero.

En este año que finaliza, la compañía de la coreógrafa canadiense Virginie Brunelle también deslumbró a los mexicanos con Géneros complejos, sobre la búsqueda de la evolución del individuo.

A la lista de compañías internacionales que se presentaron en el país en estos 12 meses, se suma la presencia en octubre pasado de Última vez, dirigida por el belga Win Vandekybus, quien cautivó con su emblemática obra What the body does not remember (Lo que el cuerpo no recuerda), en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris.

En ese foro de la ciudad de México también se presentó el espectáculo de danza contemporánea iTMOi (in the mind of Igor), inspirado en el compositor Igor Stravinsky, del afamado coreógrafo inglés Akranm Khan.

Del lejano Oriente se presentaron Tadashi Endo, Hiroko y Koichi Tamano, así como el gran maestro de danza butoh, Akira Kasai, quien ofreció varias funciones en la edición 42 del Festival Internacional Cervantino en Guanajuato.

El Museo Universitario del Chopo fue el recinto donde Tadashi Endo festejó sus 67 años, con la obra One-Nine-Four-Seven, año de su nacimiento. El discípulo de Kazuo Ohno compartió con los mexicanos que su creación es un agradecimiento al milagro de la existencia.

Los bailarines Tamano, quienes actualmente radican en Estados Unidos, también se presentaron en el recinto universitario con su propuesta Moon Rabbit, en torno a la luz y la sombra que habita en el ser humano. Akira Kasai y su compañía interpretaron la obra Hayasasurahime, sobre una deidad japonesa que trae tanto la oscuridad como la luz juntos, en una especie de caos, en el Auditorio del estado, en Guanajuato.

A mediados de este año, el país recibió nuevamente a los mexicanos Isaac Hernández y Elisa Carrillo, quienes se han convertido en grandes figuras de la danza a escala mundial. Hernández, quien fue nombrado primer bailarín del Ballet Nacional de Holanda, presentó por segundo año su gala Despertares, en el Auditorio Nacional, y lo acompañaron en el escenario 22 primeros solistas de destacadas compañías internacionales. Los bailarines mostraron su excelente técnica no sólo en ballet clásico, también en el contemporáneo.

La solista del Staatsballet de Berlín, Elisa Carrillo, presentó una gala con importantes figuras de la danza, en el estado de México; junto con Isaac Hernández formó parte de una función especial de ballet por el 80 aniversario del Palacio de Bellas Artes.

Actividad de la CND

En este recuento de 2014, no podía faltar la Compañía Nacional de Danza (CND), dirigida por Laura Morelos, que renovó su temporada de El lago de los cisnes, con escenografía, diseño de vestuario y mejor isóptica. A lo largo del año, la agrupación presentó cinco estrenos, uno de ellos Sueño de una noche de verano, de William Shakespeare, con coreografía del estadunidense James Kelly.

También estrenó la versión del coreógrafo mexicano José Luis Martínez, La niña malcriada (La fille mal gardée), ballet cómico, con mímica y danza, dirigido al público infantil.

Entre los homenajes que se realizaron este año figura el que se rindió al maestro, bailarín y coreógrafo Miguel Ángel Palmeiros, quien celebró medio siglo de labor ininterrumpida.

En mayo ofreció una gala con el montaje de Retratos de la locura y recibió un reconocimiento de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En junio, el fundador de la compañía Momentos Corpóreos estrenó Mirada a la repulsión, en el Foro del Centro Cultural Los Talleres.

México también reconoció la trayectoria artística de la coreógrafa y bailarina Adriana Castaños, quien en agosto recibió la medalla Bellas Artes en el máximo recinto cultural del país, donde su compañía sonorense Producciones La Lágrima estrenó la obra Yonke…viaje a no land.

Con un homenaje en la máxima casa de estudios, la fundadora del Taller Coreográfico de la UNAM, Gloria Contreras, celebró 80 años de vida creativa, y se anunció que en 2015 se entregará una medalla que llevará el nombre de coreógrafa mexicana, la cual reconocerá la labor de personalidades ligadas al arte dancístico.

En el homenaje Gloria Contreras: 80 años. Vivir para danzar, la maestra de varias generaciones mostró su pasión por el baile y se animó a realizar varios movimientos, mientras el público la ovacionaba de pie.

Antes de finalizar 2014, estudiantes del Colegio Nacional de Danza Contemporánea de Querétaro y la compañía Dramadanza ofrecieron el 15 de diciembre una función para conmemorar el primer aniversario luctuoso de Guillermina Bravo (1920-2013), una de las figuras más relevantes de la danza mexicana del siglo XX.

Los bailarines y coreógrafos Guillermo Arriaga y Aurora Agüeria fueron algunas de las muertes que más impacto causaron en 2014. En enero falleció Arriaga, Premio Nacional de Ciencias y Artes 1999, autor de más de 400 coreografías, entre ellas la célebre Zapata, estrenada en 1953.

Aurora Agüeria, quien destacó por su pasión, vitalidad y energía en el arte dancístico, falleció en julio. Conocida en el gremio como La Güera, fue una guerrera en el escenario por la energía que desbordaba en sus movimientos.

En estos 12 meses, algunas compañías conmemoraron alguna efeméride, como fue el caso de la compañía independiente Arte Móvil Danza Clan, que celebró 25 años de trayectoria, mientras Tándem Compañía de Danza festejó 20 años con la presentación de una obra inspirada en Virginia Woolf, en la sala Miguel Covarrubias.

El bailarín y coreógrafo Mauricio Nava fue distinguido este año por su obra Dos pasos (propuesta #43) con el Premio Nacional de Danza Guillermo Arriaga, antes llamado Premio INBA-UAM de creación coreográfica contemporánea, que cambio de nombre en honor del creador de Zapata.

Con la finalidad de conocer las inquietudes y propuestas del gremio, la Coordinación de Danza del Instituto Nacional de Bellas Artes y la Secretaría de Cultura de Jalisco organizaron en junio el Primer Encuentro Nacional de Danza, en el que durante una semana se reunieron bailarines, coreógrafos, periodistas y gestores.