heliodoro Guerrero
El General Brigadier retirado, Heliodoro Guerrero Guerrero toma el Mando de la DGSPM
1 octubre, 2015
Eliminables, más de 200 genes de la herencia humana, según estudio
1 octubre, 2015

“Gabriel Vargas alimentaba el alma del pueblo haciéndolo reír”

vargas

Guadalupe Appendini durante la inauguración de la muestra. Foto Notimex

Por Daniel González Delgadillo y Jaime Whaley

Ya ficticios, ya reales, los Burrón, que son lo primero pero bien pueden ser lo segundo, reciben un homenaje en el Museo Nacional de Culturas Populares en ocasión del centenario del nacimiento de su creador: Gabriel Vargas.

Me di cuenta de que no estaba frente a una mujer, sino ante una divinidad. Esa imagen la he seguido conservando. ¡Eres mi Dios! ¡Eres más bonita que el sol! ¿Por qué te comparo siempre con el sol? Porque el sol da vida y tú me la diste a mí, escribió alguna vez el caricaturista Gabriel Vargas (1915-2010) a su amor eterno Guadalupe Appendini.

Ese extracto, entre otras cartas íntimas de amor, documentos y objetos personales, además de caricaturas inéditas de la célebre historieta La familia Burrón, son parte de la exposición Gabriel Vargas, homenaje 1915-2015, con la que exalta la vida personal del también llamado Cronista de México y la cual se exhibe del 29 de septiembre al 22 de noviembre en el Museo Nacional de Culturas Populares.

El amplio catálogo de personajes creados por el hidalguense Vargas, pues nació en Tulancingo hace una centuria y siete meses, desfila ya en las páginas de la popular historieta, texto, si no académico, sí obligatorio para quien quiera asomarse a la sociología urbana, fielmente retratada en la revista semanal.

Bajo las melodías del organillo y la presencia de varias personas de distintos estratos sociales, como si fuera una viva caricatura del maestro Vargas, Guadalupe Appendini, viuda del dibujante, en la inauguración de la muestra afirmó: “Gabriel por muchos años hizo reír al pueblo con sus historietas. Decía: ‘Hay que hacer reír al pueblo porque la risa alimenta el alma’”.

También recordó y agradeció al recién fallecido poeta Hugo Gutiérrez Vega por la composición Oda a Borola Tacuche de Burrón.

Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, reflexionó: “El caso de don Gabriel es muy claro por no poder ver esta frontera: dónde La familia Burrón nace como identidad de los mexicanos o es una forma de crear una realidad común a ellos.

Reveló: “Tenía tres lugares para leer los cuentos de La familia Burrón: la peluquería, los recreos o en la casa. Mi hermano Guillermo y yo éramos grandes lectores y coleccionistas, pero para nosotros era una referencia para conocer un México totalmente cercano y lejano de la realidad”.

Dibujos para amigos y familiares

Alejandra Frausto, directora general de Culturas Populares, enfatizó que en la muestra se podrán ver dibujos que no tienen que ver con la entrañable familia Burrón, sino que el historietista hacía para su familia o amigos como forma de reconocer a ese dibujante serio.

La exposición está integrada por 20 portadas, seis dibujos originales, tanto de la famosa serie como de otros trabajos, que pertenecen a la colección del Museo del Estanquillo, ya que algunos dibujos fueron obsequiados al escritor Carlos Monsiváis por el mismo Vargas.

Además, estarán expuestos 22 originales mecánicos, hechos a mano y en tinta china, para la célebre historieta que son poco exhibidos, y se expondrán algunas medallas y reconocimientos que en vida fueron otrogados al historietista.

Una de las piezas en tamaño mural es El día del tráfico, primer dibujo del caricaturista, en el que plasma más de cinco mil personajes. Lo creó a escondidas bajo la complicidad de sus hermanos para meterlo a un concurso, porque su madre quería verlo como abogado o médico.

Se podrá apreciar también una obra inédita que fue dedicada al tema de los derechos humanos en México, tema que le preocupaba al caricaturista.

La muestra será complementada por una plática de Rafael Barajas, El Fisgón,en el Palacio de Bellas Artes, el 17 de octubre.