congreso
El congreso de cartón político, “ejercicio de análisis de la naturaleza del poder”
25 agosto, 2015
observatorio
Estrena Etiopía primer observatorio del este de África
25 agosto, 2015

Knot Fest ofrecerá 12 horas de heavy metal, encabezadas por Slipknot

knot

Miembros de Slipknot, banda que vendrá por primera vez a MéxicoFoto Zepeda Pros

Arturo Cruz Bárcenas

Doce horas de rock-metal para hacer el martinete hasta que se zafe la cabeza se vivirá el próximo 5 de diciembre en el Centro Dinámico Pegaso, en Toluca, cuando se realice el Knot Fest, cuyos organizadores trabajaron dos años para traer a México esta fiesta pesada creada en 2012 por el grupo estadunidense Slipknot.

Ayer, en conferencia de prensa en el Pepsi Center, se dio a conocer el programa general, que aún podría aumentar en las propuestas sonoras. Por lo pronto, se anunció que se espera una afluencia de 50 mil personas que en un solo escenario verán la prendidez y la oscuridad visible de Slipknot, Megadeth, Lamb of God, Him, A Day to Remember, Trivium y Asking Alexandra. Además, habrá otras atracciones, como juegos pirotécnicos, bungee, zonas de descanso, un área para oír música puesta por diyéis metaleros. Todo para gozar y no sufrir. El boleto más caro costará 15 mil pesos.

En el presídium estuvieron Iván Nieblas, El Patas, autoridad en la música de este género; Francisco Zepeda, promotor principal del festival; Mauricio Chavero, promotor, y Enrique Rébora.

Paco Zepeda expresó: “El Knot Fest es curado por la banda Slipknot. Para hacerlo posible trabajamos casi dos años y, por fin, lo conseguimos. Lo más importante van a ser las bandas. El lugar del concierto es un campo abierto de 45 hectáreas. El público podrá entrar al Museo Slipknot, con objetos, máscaras y equipos icónicos de la banda; al Big Circus TNT, sólo para usuarios VIP, con una capacidad para 4 mil personas que tendrán barra libre y música de diyéi de rock; extreme bungee, carnival games, carnival rides y área de comida con losfood trucks.

“Sabemos que a algunos no les gustarán algunas bandas y para ellos hay sitios de descanso. La venta de boletos comenzará el 31 de agosto en Ticketmaster, con cargos, y sin costo extra si compran las entradas en el Pepsi Center. Los precios de las entradas dependen de las zonas. La general costará mil 500 pesos; de ahí a los 2 mil 200, 3 mil 600, 6 mil pesos y 15 mil pesos. Estos últimos podrán conocer a Slipknot.

Por Internet, el público pidió a Slipknot, sobre todo, que sólo podía venir en dos fechas: 5 de diciembre o 31 de octubre. Optamos por la primera para tener más tiempo de promoción. Hablamos con cientos de bandas. Unas no querían, otras no podían. Una vez que tuvimos la lista de las disponibles se la enviamos a Slipknot y eligieron entre lo que quieren oír los chavos, lo que jala a nivel venta y lo que le gusta al artista.

El año pasado se suspendió el Hell and Heaven, que se iba a efectuar en Texcoco. Las autoridades mexiquenses se opusieron y se canceló la tocada por órdenes del gobernador Eruviel Ávila. Al respecto, Zepeda señaló que, para empezar, el Knot Fest se realizará en un predio privado. En segundo lugar ya tenemos acercamiento con las autoridades. Por ningún motivo va a pasar lo mismo.

Aclaró que Slipknot eligió el cartel y pidió que estuvieran bandas nacionales. “Enviamos las ligas de los grupos más armados, que son los que están sonando. El festival va a ser una buena plataforma, porque van a venir managements y los conocerán. Verán que acá hay grupos de calidad”.

Habrá servicio de transporte desde diferentes puntos del Distrito Federal, para que nadie se preocupe por el regreso si se pone hasta las manitas, precisó. “Habrá servicios premium. He podido asistir a todos los festivales importantes del mundo, de electrónicos a metaleros. Eso me ha dado experiencia. La organización funciona y no habrá retrasos; cuidaremos el sonido, se los aseguro. Todo para que el festival se realice el año que entra”.

Para El Patas, el festival cuidará al extremo de que el sonido sea de calidad.En México hay muy buenos ingenieros de sonido, pero no sé por qué no los llaman. En lo cultural se tratará de demostrar, una vez más, que el público metalero se sabe comportar. Aunque parezca extraño y ridículo, todavía en 2015 hay quienes piensan que el metal es cosa de brujería, de sacrificar gatitos e ir a patear las puertas de las iglesias. La del rock metal es sólo otra forma de cultura. El número de bandas es adecuado, porque para qué poner 45 si nada más tocan unos minutos. Mejor menos grupos y más tiempo en el escenario.

Algunas restricciones

Zepeda añadió: Cuidaremos al público, que podrá tomar alcohol si lo quiere. No se podrá entrar con cinturones ni con cámaras profesionales. Sólo será un escenario y es para que la gente no se canse de caminar. No se trata de que sea un viacrucis.

Respecto de considerar peligrosos los conciertos masivos, ya sea gruperos o metaleros, máxime si hay jóvenes, El Patas dijo: Todo lo masivo se considera peligroso, sí, y especialmente la estética del metal es para asustar, pero aunque me sacrifiquen tengo que decir que los metaleros son las personas más inofensivas. Se echan la mano entre ellos. Se quejan de todo, pero siempre están juntos. Además, este será un festival para toda la familia, desde un año hasta los 99. Lo de estigmatizar a los chavos ya es cosa de las autoridades.

Zepeda concluyó: Esto es cuestión de transmitir las experiencias. Se ha exagerado mucho sobre las vestimentas. No es todo lo que se dice.

knot

Miembros de Slipknot, banda que vendrá por primera vez a MéxicoFoto Zepeda Pros