reforma energética 250 aniversario
Presidirá Peña ceremonia por el 250 aniversario de José María Morelos
30 septiembre, 2015
charlie hebdo
El sobreviviente ‘Luz’ se despide de ‘Charlie Hebdo’
30 septiembre, 2015

Los enemigos del silencio, poemario entre la razón y el insomnio

enemigos del silencio

Por Fabiola Palapa Quijas

Gritos de dolor, el ritmo de las gotas de lluvia, el saxofón, voces, castañuelas, perros y gatos deambulan en el poemario Los enemigos del silencio, de Eduardo Mosches, que se presentó la noche del martes en el lobby del auditorio de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), Plantel Del Valle.

La poeta Grissel Estrada consideró que la poesía revela este mundo y Mosches a través de sus imágenes en Los enemigos del silencio, genera una interpretación del mundo, con lo cual, el poeta se salva noche tras noche.

Mencionó que en la primera parte del libro El cercano enemigo, Mosches parece simbolizar lo inmóvil y a través del insomnio, la voz lírica recuerda, entre la ansiedad por alcanzar el sueño y las reflexiones que la vigilia a deshora provoca ¿Cómo duerme la gente que viaja en el metro?, se pregunta. ¿y ese anciano? ¿Y el vagabundo? ¿Cómo dormían los mineros chilenos atrapados en la mina?

“Durante el insomnio, en plena oscuridad, la voz lírica recrea temores de niño, las recetas de la abuela, el tiempo consumido”.

Sobre la segunda parte del poemario Despedidas y reencuentros, Estrada, quien también es profesora en la UACM, expresó que en este apartado la voz lírica sale a la vida con textos sobre el regreso a la ciudad natal, la agonía del padre, un paseo por la playa, los asesinatos en el país.

En la velada poética, Andrés Cisneros de la Cruz señaló que Mosches tiene el valor de decir sin temor la fealdad del mundo en su poemario, pero también no teme volver monstruoso lo presumiblemente bello.

“Estamos -indicó Andrés Cisneros- ante una poética del insomne, en este libro Eduardo Mosches nos sumerge en el ser que habita paralelo a su anfitrión: huésped incómodo que ronda entre las habitaciones tratando de evadir la cama de un libro abierto”.

Para Alicia García Bergua, el libro de Mosches muestra esa zona fronteriza entre la razón que supone la vigilia y el abismo angustioso que se abre en el insomnio. Consideró que la sección El cercano enemigo es quizá la más lograda por el poeta desasosegado, que no está del todo dormido, ni despierto.

Durante la presentación del más reciente libro de Eduardo Mosches, Nayeli Nesme y Kously Lamko cantaron algunos de los poemas.