‘Boquete’ de $124 mil millones al gasto público
31 Enero, 2015
El Concierto de Aranjuez es parte de mi ADN; jamás me cansa, dice Pepe Romero
31 Enero, 2015

Los políticos necesitan “menos face y más book”: Poniatowska

Elena Poniatowska, ayer, en el Paraninfo de la Universidad Complutense de Madrid, durante su discurso, en el cual inquirió: ‘‘Ante crímenes como el de Ayotzinapa surge la duda de si Internet, las redes sociales o nosotros servimos de algo. ¿Lograremos que encuentren a los muchachos? ¿Lograremos justicia para las 43 familias mancilladas por el gobierno?” Foto Armando Tejeda

Elena Poniatowska, ayer, en el Paraninfo de la Universidad Complutense de Madrid, durante su discurso, en el cual inquirió: ‘‘Ante crímenes como el de Ayotzinapa surge la duda de si Internet, las redes sociales o nosotros servimos de algo. ¿Lograremos que encuentren a los muchachos? ¿Lograremos justicia para las 43 familias mancilladas por el gobierno?”. Foto Armando Tejeda

Armando G. Tejeda

La escritora y periodista Elena Poniatowska se convirtió hoy en la primera mujer mexicana en recibir el doctorado honoris causa de la Universidad Complutense de Madrid.

En su discurso, Poniatowska advirtió de los riesgos y las ventajas de las redes sociales, y volvió a levantar la voz para que se esclarezcan y se haga justicia en los crímenes de Tlatlaya y Ayotzinapa.

En el Paraninfo de la Universidad Complutense de Madrid, donde también se efectuó la entrega de doctorados a alumnos, la protagonista fue la colaboradora de La Jornada.

El honoris causa a Poniatowska es en mérito a su brillante trayectoria literaria y periodística, así como su inquebrantable compromiso con las causas más justas; desde la denuncia de la pobreza extrema de más de 80 por ciento de los niños indígenas en su país hasta la persecución y el racismo que sufren los migrantes centroamericanos cuando cruzan el territorio de México.

Homenaje al periodismo crítico

El laudatio –justificación académica por la que la Complutense concede su doctorado– lo hizo la prestigiosa académica Rocío Oviedo, quien ha dedicado 20 años a estudiar, analizar y difundir la obra de Elena Poniatowska, desde sus cuentos y novelas hasta sus trabajos periodísticos.

Además de citar el conjunto de su bibliografía y homenajear a personajes vitales de su universo literario, como Jesusa Palancares, Tina Modotti y Remedios Varo, la catedrática española recordó la importancia de Poniatowska en la denuncia de la matanza de estudiantes de Tlatelolco.

“Por eso –advirtió– Poniatowska es la voz más autorizada para defender a los estudiantes de Ayotzinapa, para denunciar el genocidio que ocurre en Guerrero.”

Luego de ser investida con el doctorado honoris causa, a propuesta del rector de la Universidad Complutense, José Carrillo, la periodista pronunció un discurso en el que reflexionó sobre la revolución que vivimos a raíz de las redes sociales y cómo, mediante mensajes cortos e instantáneos, se pone en evidencia a los políticos, a los que les hace “falta menos face y más book”.

Asimismo, la galardonada rindió homenaje al periodismo crítico y honesto que se hace en México, el cual enfrenta una realidad: las nuevas tecnologías.

Citó como referentes de la información independiente y crítica al periódico La Jornada, al semanarioProceso y su fundador, Julio Scherer, recientemente fallecido, y en el espacio radiofónico a Carmen Aristegui, voz honesta y limpia.

Respecto de México, Poniatowska citó el poema que escribió David Huerta con motivo de la desaparición de los 43 normalistas: Esto es el país de las fosas/ Señoras y señores/ Este es el país de los aullidos/ Este es el país de los niños en llamas/ Este es el país de las mujeres martirizadas/ Este es el país que ayer apenas existía/ Y ahora no se sabe dónde quedó.

Para enlazar la denuncia con su crítica a las redes sociales, apuntó: “Ante crímenes como el de Ayotzinapa surge la duda de si Internet, las redes sociales o nosotros servimos de algo. ¿Lograremos que encuentren a los muchachos? ¿Lograremos justicia para las 43 familias mancilladas por el gobierno? Europa entera se ha unido en torno a la matanza de caricaturistas del semanario Charlie Hebdo, que movilizó en Francia a 3.5 millones de personas encabezadas por las autoridades. En México, ninguna autoridad se preocupó por asistir a una sola de las manifestaciones.”