Beltrán: no puedo asegurar que Ronaldinho siga en el Querétaro
24 diciembre, 2014
Acoge Pisa la creación artística del Modigliani “francés”
24 diciembre, 2014

Muestra de nacimientos en el museo de El Carmen, para preservar esa tradición

nacimiento

El barro es uno de los materiales tradicionales usados en los nacimientos. Foto cortesía del INAH

Redacción La Jornada

La exposición Nacimientos en El Carmen reúne 21 muestras de este patrimonio intangible de la nación, elaboradas desde el siglo XVII con cerámica, vidrio, barro, madera, fibras textiles, papel y metal, y se exhibe en el Museo de El Carmen.

Realizadas por artesanos nacionales y extranjeros, las piezas provienen de colecciones particulares y del acervo del recinto, además de cinco pinturas de autores anónimos del siglo XVIII, molduras de retablos, columnas salomónicas y portaciriales que datan de los siglos XVII y XVIII, se difundió en un comunicado.

El museo “aporta dos nacimientos, uno del siglo XVIII y otro contemporáneo; el primero es una obra tallada en madera, dorada y policromada; el segundo, aunque es una pieza reciente –elaborada por artesanos mexicanos–, copia la misma técnica, a la usanza de lo que eran los nacimientos virreinales”, informó Alfredo Marín Gutiérrez, director del recinto.

Al final de la exposición, en la Celda del Portero se puede observar un conjunto de 60 piezas, que data de 1940 y originario de Tlaquepaque, Jalisco, con personajes clásicos como la Virgen, el Niño Jesús, los tres Reyes Magos, pastores, mendigos, campesinos y el Diablo.

Piezas de Perú

Otras de las piezas fueron elaboradas en Perú. Se trata de coloridos nacimientos incrustados en pequeños roperos que muestran una más popular alusión al rito cristiano que se celebra el 6 de enero. Además, hay una pequeña representación hecha con tela e hilo, así como nacimientos procedentes de Egipto, España y Alemania.

Marín Gutiérrez destaca un nacimiento de mediados del siglo XIX, conformado por la Virgen, San José y el Niño Jesús, tallados finamente en madera. “Las facciones de las piezas nos hablan de un trabajo muy detallado, del cual, según el coleccionista que lo prestó para la exposición, pudo haberse realizado en el Bajío.

“Es importante la conservación de estas manifestaciones que forman parte del patrimonio intangible. Debemos decirle a la gente cuál es el motivo de su instalación, el porqué se montan y cómo hacer para que no desaparezcan estas tradiciones”, agregó Alfredo Marín.

Así, la muestra tiene la finalidad de preservar y difundir esta tradición decembrina, que forma parte del patrimonio intangible de la nación y, a la vez, fruto del del ingenio y la creatividad artesanales.

La expresión cultural fue iniciada por San Francisco de Asís, en el siglo XIII, con una instalación de tamaño natural y personajes reales; posteriormente, el primer nacimiento hecho con figuras de barro tuvo lugar en Nápoles, a finales del siglo XV.

Sin embargo, en Europa hasta el siglo XVIII se popularizó esta representación religiosa, llegando a la Nueva España a finales de esa centuria. En este tránsito, los pastores de Belén fueron convertidos en personajes populares, tales como chinas poblanas, carboneros y aguadores.

La exposición Nacimientos en El Carmen permanecerá hasta principios de febrero de 2015 en el Museo de El Carmen, ubicado en avenida Revolución números 4 y 6, colonia San Ángel.