Poca resistencia de Cruz Azul ante Real Madrid en Marrakech
17 diciembre, 2014
Recopilan efectos neuroestéticos en exposición dedicada a Paz
17 diciembre, 2014

El Museo Franz Mayer muestra a Ruth Lechuga «desde lo más íntimo»

El Museo Franz Mayer muestra a Ruth Lechuga

El cuarto rosa de la coleccionista Ruth D. Lechuga (1920-2004) forma parte de la exposición Vida y muerte en el arte popular, montada en el recinto de avenida Hidalgo 45, Centro Histórico. Foto Jorge Vértiz

Merry MacMasters

A una década del fallecimiento de la coleccionista e investigadora de arte popular Ruth D. Lechuga (1920-2004), el Museo Franz Mayer (MFM) –al que donó su acervo– quiso acercarse al personaje desde lo más íntimo.

Con esa finalidad recrearon su recámara, el llamado cuarto rosa, porque de ese color estaba pintado en su casa-museo en los Edificios Condesa, donde Lechuga vivía.

A la antropóloga Marta Turok, amiga de la doctora de origen austriaco, arraigada en México desde 1939, le propuso concebir la exposición Héctor Rivero Borrell. El director del recinto le encomendó buscar la forma de comunicar al público el hecho de que una joven vienesa –Ruth Deutsch Reiss es su nombre real–, quien llegó aquí huyendo de la Segunda Guerra Mundial, acabó colocando figuras relacionadas con la muerte en su cuarto.

Turok encontró la unión entre Ruth, la persona, y la colección, en el armario que estaba a la izquierda de su recámara, junto a la ventana, en el que nunca se había reparado mucho.

A Turok le había correspondido seleccionar en 2010/11 lo que iba al museo y lo que donaríamos a buenas causas.

Fue entonces cuando abrió el armario y grande fue su sorpresa al encontrar sábanas y almohadas de Viena, carpetas hechas de crochet, telas con el nombre de la familia, hasta cortinas que habían estado en su casa natal y fotografías familiares.

Eso podría parecer normal; sin embargo, doña Ruth nunca hablaba de Austria, pero los recuerdos estaban a la vista. A Turok le llamó la atención que el contenido del armario no estaba catalogado, como sí ocurría con mucha de la ropa colgada en dos clósets, que era de uso cotidiano.

El baúl también contenía un manuscrito inédito de Lechuga sobre la muerte, ya que pretendía escribir un libro sobre el tema, apunta Gabriela Olmos, subdirectora de Artes de México. La exposición se hace acompañar de un libro impreso por la revista y el museo.

La publicación trabajó estrechamente con la coleccionista quien, al fallecer, les legó su acervo fotográfico de unos 30 mil negativos y transparencias, para su difusión.

De acuerdo con Olmos, la mirada de Ruth D. Lechuga era realmente sobre los artesanos. Un fragmento del documento se publica en el libro.

La exposición también incluye un video. Cuando el patronato del Museo Franz Mayer informó que se desmontaba la colección para trasladarla al recinto, Turok hizo un levantamiento en video profundo y cuidadoso, con tomas generales de muros y de objetos. Es decir, cómo Ruth visualizaba vivir con su colección.

El guión museográfico también toma en cuenta en qué medida el tema de la muerte se ha convertido en una nueva expresión del arte popular. Es decir, ya tomó su propio camino. Ahora todos los pueblos, artesanos, interpretan y reinterpretan la muerte más allá de lo ritual y eso ha sido una explosión de creatividad, señala Turok.

En alguna ocasión la curadora le preguntó al artesano Alfonso Sotelo si en Metepec la muerte siempre ha sido un tema del barro. Él contestó: No, lo que hacíamos eran los moldes en barro para los que hacen el dulce. Mi mamá debe de haber empezado a hacer por allí de los años 60 y 70 del siglo pasado.

Para Rivero Borrell un aspecto muy valioso del acervo que Ruth heredó al museo es que contamos con las fichas de cada una de las piezas; de allí que en muchos casos se sabe quién fue el autor, de qué población procede y con cuál fiesta se relaciona.

Muchos artesanos conocieron tan bien a la coleccionista que la representaron en forma de Ruth calaca, médico, en la bañera y fotógrafa.

Al morir en su recámara rosa, un 19 de septiembre, Lechuga se fundió con su colección como ella misma lo había pronosticado.

El cuarto rosa: vida y muerte en el arte popular reúne más de 500 obras de arte popular, objetos personales y fotos.

La muestra concluirá el 25 de enero en el Museo Franz Mayer (avenida Hidalgo 45, Centro Histórico).