comandante
Relevan a comandante del 27 batallón en Iguala
29 julio, 2015
fraccionamiento La Vista
Analiza Ayuntamiento permisos de fraccionamiento La Vista
29 julio, 2015

Niños y jóvenes cantan contra la violencia en Bellas Artes

Por Alonso Urrutia

Originalmente se integraron a la actividad artística como parte de un programa para reducir su condición de vulnerabilidad ante la violencia y delincuencia de las ciudades donde residen.

Su camino llevó, el pasado domingo, a más de un menor que forma coros infantiles y juveniles en Morelos, Michoacán y Coahuila a presentarse en el Palacio de Bellas Artes.

En el máximo recinto cultural del país, el Coro Orquesta y de Guitarras Suma de Voluntades, que integran 938 menores de 77 colonias vulnerables de Morelia, creado originalmente en 2013; el Coro de 50 niñas y niños de Cuernavaca, Morelos; el Coro Casa de la Música de Torreón, Coahuila, formado por 90 integrantes, y el Coro de 88 menores deLa Piedad, Michoacán, compartieron el programa artístico.

Constituyen el núcleo más avanzado de actividades artísticas del Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia que se impulsa desde la Secretaría de Gobernación (Segob) con una inversión, en 2014, de 438 millones de pesos.

Acciones en las 32 entidades

De acuerdo con el reporte del programa, participan como parte de un conjunto de acciones contra la violencia, efectuadas en las 32 entidades del país que van desde la rehabilitación y construcción de centros culturales hasta actividades formativas para el sector infantil y adolescente e integración de orquestas y coros musicales.

El titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, habló brevemente y sostuvo que la música, el arte, es un instrumento de cohesión social.

Luego aludió a la especificidad de los intérpretes: “Sé que hay muchas fundaciones que buscan talentos y que forman orquestas, coros. Esta presentación tiene una gran diferencia. No se hizo a partir de un casting”,sino para alentar una convivencia pacífica.

En entrevista, la encargada del despacho de la Subsecretaría de Prevención y Participación Ciudadana de Gobernación, Eunice Rendón, subraya que, más allá de la relevancia que tuvo el concierto –el más importante que han dado las orquestas surgidas de este programa en todo el país–, “lo que valoramos principalmente es el impacto que ha tenido en la parte sicosocial de los niños.

Son menores que han tenido situaciones muy complejas, en algunos casos, por su entorno; hasta en algunos casos extremos se ha llegado a tentativas de suicidio. Este esquema, sustentado principalmente en la disciplina que involucra una orquesta musical, permite darles oportunidades de desarrollo y de inserción social.

Y cita el caso de Andrea, joven de Michoacán, que experimentó situaciones muy complejas y difíciles. En principio siempre vestía de negro y era retraída. Hoy es una de las principales participantes del coro capelino.

El concierto del domingo fue colofón de un conjunto de actuaciones de las orquestas, entre otras, del coro de Morelia, el que tiene más integrantes. Presentaciones en el Festival Internacional Cervantino, giras estatales y un concierto previo conjuntamente con los 3 mil 200 menores que participan en todas las orquestas en el ámbito nacional, efectuado en el Parque Bicentenario, en la capital michoacana, fueron el preámbulo de una petición de Natalia, corista de Morelia, quien solicitó a Osorio Chong auspiciara la realización de un concierto en Bellas Artes.

En un principio, cuando surgió esta faceta del programa, se integraron menores de los polígonos de mayor riesgo por su vulnerabilidad a la violencia, aunque Rendón subraya que un factor importante ha sido no estigmatizar a los menores.

Con independencia de la proyección que ha tenido a nivel artístico, para la subsecretaria algo de lo más relevante que ha tenido es que no sólo ha impactado en mejorar las condiciones de los menores en sí mismos, sino en su entorno familiar y escolar.

Según los datos de la Subsecretaría de Prevención y Participación Ciudadana de Gobernación, por ejemplo, de los integrantes del coro de Morelia, 70 por ciento ha mejorado su rendimiento académico.

En esta lógica, Eunice Rendón destaca que en cada una de las orquestas no sólo hay instructores musicales, sino participan también sicólogos cuya función central es detectar problemas entre los menores, asociados principalmente a la violencia, porque lo importante no es sólo la educación musical, sino la formación humana. En su caso, dijo, se busca la colaboración familiar para enfrentar este tipo de situaciones y con ello lograr una mayor cohesión en ese núcleo y en el ámbito comunitario

Aunque en principio se incorporaron sólo menores de estos polígonos, donde se diagnosticaron niveles importantes de violencia, con posterioridad el programa se ha ampliado a hijos de madres solteras y más recientemente se han sumado niños que se encuentran en casas hogar.

Este domingo, las cuatro orquestas participantes interpretaron obras de Handel, Beethoven y Carl Orff, así como composiciones indígenas, especialmente interpretados por el Coro de Morelos –que si bien fue creado en 2004, ahora se ha insertado en el Programa Nacional de Prevención de la Violencia, incorporando menores con este perfil–, donde el sesgo que se ha dado, explica Rendón, es la identidad de las comunidades indígenas como parte de un proyecto de fortalecimiento de sus expresiones.

Otro de los grupos que participaron en el concierto dominical, el Coro y Banda Casa de la Música de Torreón, que se integró en octubre de 2014. Está formado por 91 menores que provienen de cuatro colonias de escasos recursos en esa ciudad y que en el diagnóstico gubernamentalenfrentan violencia en sus casas, comunidad y en las escuelas.