Cierran centros de votación del PAN, por la noche tendencias; resultados oficiales hasta el lunes
16 agosto, 2015
exilio
Pérez Santiago compone obra dedicada al exilio
16 agosto, 2015

Pianista mexicano Ghraichy participó en festival de NY

pianista

Simón Ghraichy participó en la edición 26 del Festival Bard, dedicado a la vida y obra del compositor Carlos Chávez. Foto Notimex

Nueva York. El pianista mexicano-libanés Simón Ghraichy terminó hoy su participación en el Festival de Música Bard, uno de los más aclamados escaparates de la música clásica en Estados Unidos, celebrado anualmente en el estado de Nueva York.

Ghraichy, nacido en 1985 de madre mexicana y padre libanés, interpretó desde el fin de semana pasado, cuando inicio el festival, hasta este domingo 16 de agosto, cuando finalizó, piezas de Chávez, Varese, Piazzola y Ginastera.

Su participación ocurrió en el marco de la primera edición que el Festival de Bard dedica en sus 26 años de historia a un compositor de América Latina, en este caso el modernista mexicano Carlos Chávez (1899-1978).

“Chávez es uno de los compositores más atractivos e interesantes de América Latina, no sólo de México, porque manejó un lenguaje musical modernista muy particular, con muchas percusiones y muchos elementos indígenas”, explicó Ghraichy, quien actualmente radica en París.

En entrevista, el pianista apuntó que tal como expresó en su momento el compositor estadunidense Aaron Copeland, amigo de Chávez, este músico mexicano fue uno de los primeros en inventar un modernismo musical para el Nuevo Mundo.

Ghraichy destacó que el público de música clásica en Estados Unidos se caracteriza por su curiosidad sobre nuevos elementos sonoros y nuevos compositores, por lo que la obra de Chávez resulta ideal para esta audiencia por su rescate de sonidos y de instrumentos prehispánicos y coloniales.

Organizado en Annandale-on Hudson, una comunidad ubicada a unos 150 kilómetros de la ciudad de Nueva York, el Festival de Música Bard incluyó además una serie de conferencias sobre la relevancia de Chávez y su obra en la definición del modernismo.

“Existe muy poca experiencia sobre la música de Chávez en Europa y en algunos círculos en Estados Unidos, donde hasta hace unos años nadie conocía la obra de este modernista mexicano”, indicó Ghraichy.

En la serie de conciertos participó además la Orquesta Sinfónica Americana, cuyo conductor es el codirector artístico del Festival de Bard, Leon Botstein; así como la Orquesta Pasatono, que rescata la música mixteca, y que adoptó la conformación de la Orquesta Mexicana que ideó Chávez.

Tras su participación en el Festival de Bard, Ghraichy tiene programado un concierto en la prestigiosa sala del Carnegie Hall de Nueva York, el 15 de octubre, con obras que exploran los vínculos que tuvo Franz Liszt con compositores de América, en que incluye una pieza de Manuel M. Ponce.

“Mis raíces latinas siempre han sido muy claras para mí, y al ir descubriendo la cultura musical de ese continente encontré además muchas obras de compositores diferentes y muy atractivos, por lo que pensé mezclar ese repertorio con clásicos del romanticismo europeo”, puntualizó.

Ese mismo repertorio será interpretado por Ghraichy dos días después de su presentación en el Carnegie Hall en la ciudad de Torreón, en el estado mexicano de Coahuila.

Durante esas fechas, además, el pianista mexicano-libanés espera que ya esté disponible para la venta al público su segundo disco, con obras de Liszt y de Schumann.