Habitantes de La Pitaya cierran parcialmente la carretera Rioverde-Ciudad Valles
7 diciembre, 2015
mujeres
Más mujeres participan en terrorismo: autoridades de EU
7 diciembre, 2015

Poniatowska presenta ‘Dos veces única’ en la FIL

poniatowska

Elena Poniatowska y Diego López Rivera, nieto de Lupe Marín, durante la presentación en la FIL Guadalajara. Foto Arturo Campos Cedillo

poniatowska


Elena Poniatowska y Diego López Rivera, nieto de Lupe Marín, durante la presentación en la FIL Guadalajara. Foto Arturo Campos Cedillo

Por Juan Carlos G. Partida, corresponsal

Guadalajara, Jal.

Una novela que podría ser un gigantesco sicoanálisis, Dos veces única, de Elena Poniatowska, fue presentada por ella misma y por el nieto de Lupe Marín, Diego López Rivera, ante un auditorio repleto en el salón Juan Rulfo de la FIL Guadalajara.

Ambos recordaron los motivos por los cuales la modelo y segunda esposa de Diego Rivera fue un personaje que su descendencia recuerda no siempre en los mejores términos, en particular debido a la historia personal de Lupe Marín con una infancia en la que padeció el desamor de su madre.

Lupe Marín no terminó la primaria; fue la hija rechazada de cerca de 15 hijos, ella fue de las primeras hijas y desde muy niña fue problemática, por su carácter y aspecto físico; era alta, rebelde, se escapaba y hacía travesuras. Esto la marcó porque a ella su madre no la quiso, dijo su nieto.

Afirmó que, por ejemplo, en una ocasión su abuela dejó amarrada junto a la Catedral Metropolitana de la ciudad de México a una de sus hijas, mientras ella iba a comprar alhajas en el Monte de Piedad cercano.

Poniatowska afirmó que todos tenemos alguna manera muy particular de ver y juzgar a nuestros padres respecto a la historia familiar y quedan secuelas muy profundas. Ella recordó a un hermano, quien murió poco después del movimiento estudiantil de 1968, cuando apenas tenía 21 años, algo que la marcó para el resto de su vida.

La novela me resultó doloroso escribirla. Me dije que yo con qué derecho me meto, pero yo los interrogué a todos, no fue cosa de ahora, fue de muchos años, dejé el material reposar varios años y un día finalmente empecé a escribir la novela, con el gran deseo de documentar la mejor época de México con personajes como Diego, Lupe Marín o Frida Kahlo.

Los recuerdos de Poniatowska incluyen a Diego Rivera, a quien muy joven ella entrevistó y no sabía nada de él. Lo vio grandote, panzón y con unos dientes chiquitos, por lo que le preguntó a guisa de broma si eran dientes de leche. Rivera le contestó: sí, así los tengo para comerme mejor a las polaquitas.

“Hay algo que duele en las familias, que amerita sicoanálisis. Por eso yo digo que lo más importante es lo que decían los Beatles: All you need is love. En esta novela hay una falta de amor bárbara, no se dan cuenta de que no están dando amor”.

Dijo que algunos miembros de la familia Rivera Marín no estuvieron muy de acuerdo con la novela; por eso al finalizar la presentación, Poniatowska recomendó a los presentes que si un día una reportera les toca la puerta para preguntar si puede entrevistarlos sobre su familia, lo mejor es que le impidan la entrada y no contesten.