Descubren en El Cairo momia de época grecorromana
14 noviembre, 2017
Por fin de año, intensifican programa Transporte Seguro
14 noviembre, 2017

Posee China la mayor cantidad de supercomputadoras

Las supercomputadora más rápida del mundo, la ‘Sunway TaihuLight’, se encuentra en China. Foto tomada de www.top500.org

Afp

Pekín. China tiene un número récord de supercomputadoras, que la sitúa en lo más alto del palmarés mundial, superando una vez más a Estados Unidos, según un estudio de un sitio de internet especializado.

El país asiático consolida así su posición de potencia dominante en ese sector, alcanzada el año pasado.

En total, 202 de las 500 supercomputadoras más rápidos del mundo se encuentran en China en la actualidad, según la clasificación de referencia TOP500 (www.top500.org). Estados Unidos tiene 143.

La lista, que se publica dos veces al año, evalúa las máquinas en función de su rapidez en tests realizados por expertos alemanes y estadunidenses.

“Es el número más alto de supercomputadoras que China haya tenido nunca en la clasificación TOP500”, indica el estudio, publicado este lunes, “la presencia estadunidense se reduce a su nivel más bajo desde la creación de la lista”.

Las supercomputadoras son herramientas muy útiles para la investigación científica: pueden realizar cálculos extremadamente rápidos en numerosos campos, desde las previsiones meteorológicas a la concepción de misiles.

China adelanta también a Estados Unidos en términos de potencia bruta de sus supercomputadoras. Las dos más rápidas del mundo, la Sunway TaihuLight y la Tianhe-2 (Vía Láctea-2), se encuentran en el gigante asiático.

Les sigue un dispositivo procedente de Suiza (3º) y otro de Japón (4º). La Titán, primera supercomputadora estadounidense de la lista, ocupa el 5º puesto.

China superó a Estados Unidos por primera vez en 2016 en cuanto a número de supercomputadoras en la lista del TOP500 (167 frente a 165).

El gigante asiático prevé lanzar en 2018 una supercomputadora todavía más potente, llamada Exascale. Pekín espera, con este aparato, ganar la carrera mundial en la concepción de la primera máquina capaz de operar un trillón de cálculos por segundo.