Zeller
Publican antología poética del surrealista Ludwig Zeller
19 septiembre, 2015
verde
Imponen multa al gobierno de Chiapas por no transmitir espots de la oposición
19 septiembre, 2015

Premian investigaciones sobre besos, piquetes de abeja y huevos

premios

Yoshiro Nakamatsu, Premio Ig Nobel de Nutrición 2005, retira una espada de la boca de Dan Meyer, Ig Nobel de Medicina 2007 por su investigación Efectos secundarios que resultan de tragar espadas, en la edición 25 de los galardones en la Universidad Harvard, en Cambridge, Massachusetts, el pasado 17 de septiembreFoto Reuters

Steve Connor

La delicada tarea de medir la velocidad normal de vaciado de la vejiga y el procedimiento casi imposible de deshervir parcialmente un huevo cocido son sólo dos de los descubrimientos científicos galardonados en los premios Ig Nobel de este año, anunciados el jueves pasado.

Los galardones, revelados en la Universidad Harvard, en Massachusetts, son un antídoto a la seriedad de los premios Nobel, que se anunciarán el mes próximo, y están diseñados para honrar investigaciones que en un principio hacen reír, pero luego ponen a pensar.

Los premios Ig Nobel han cubierto temas tan esotéricos como la forma de calcular la probabilidad estadística de que el pan tostado caiga del lado de la mantequilla, o el coeficiente de fricción de un zapato que resbala en una cáscara de plátano.

Entre los premiados con el Ig Nobel de este año están investigadores de la Universidad de California en Irvine, uno de ellos Stephan Kudlacek, que llevaron a cabo un estudio seminal sobre la química de cómo desdoblar las proteínas blancas que se forman como resultado de hervir un huevo de gallina.

El informe de la investigación, Redoblamiento de proteínas de cuerpos agregados y de inclusión mediante tensión de cizalladura, explicó que latécnica de redoblamiento podría acortar significativamente los tiempos, reducir costos y los flujos de desperdicios asociados a la expresión de proteínas en una amplia gama de aplicaciones industriales y de investigación. Obtuvo el premio de química.

El premio de física fue entregado a científicos de la Universidad Georgia Tech, de Estados Unidos, quienes probaron el principio de que todos los mamíferos, desde los perros chihuahueños hasta los elefantes, vacían la vejiga en unos 21 segundos. Los investigadores señalaron que el estudio puede ayudar a diagnosticar problemas urinarios en animales, así como inspirar el diseño de sistemas hidrodinámicos escalables con base en los de la naturaleza.

Pollos con cola

El premio de biología fue para un proyecto que implicó pegar colas artificiales a pollos para estudiar la locomoción de los descendientes actuales de los dinosaurios. El informe, Caminar como dinosaurios: pollos con cola artificial,ofrece pistas sobre la locomoción no aviar de los terópodos y fue publicado en el diario en línea Plos One.

Los pollos criados con cola artificial mostraron que, a medida que algunos dinosaurios emplumados evolucionaban en aves modernas, cambiaron de una postura erguida a otra más encogida, con una modificación correspondiente demovimientos de miembros impulsados por la cadera a movimientos impulsados por la rodilla, señalaron los investigadores de la Universidad de Chile.

El premio de literatura fue para Mark Dingemanse y el equipo del Instituto Max Planck, en Holanda, quienes indagaron si la palabra ¿eh? era utilizada universalmente para hacer una pregunta. La respuesta parece ser afirmativa, dado que las similitudes en la forma y función de esa interjección en distintas lenguas son mucho mayores de lo que sería de esperarse de una casualidad. Concluyeron que ¿eh? parece ser un raro ejemplo de una palabra que significa lo mismo para cualquier persona en el planeta.

Todo por la ciencia

Michael Smith, de la Universidad Cornell de Nueva York, comparte el Ig Nobel de medicina por su trabajo en evaluar el dolor de una picadura de abeja, que varía según la ubicación en el cuerpo.

El doctor Smith aportó su propio cuerpo a la causa, aplicando cuidadosamente abejas productoras de miel a 25 ubicaciones y evaluando el dolor causado por cada piquete mediante una comparación con su norma interna: un piquete en el antebrazo. En un hallazgo que irá a los anales del descubrimiento científico, concluyó en su estudio, publicado en el diario en líneaPeerJ: Las tres posiciones menos dolorosas son el cráneo, el dedo medio del pie y el brazo… las tres más dolorosas son la fosa nasal, el labio superior y el pene.

El premio de medicina fue compartido también por estudios sobre el beso. Científicos eslovacos se interesaron por la cantidad de ADN que queda después de un faje intenso, lo cual, señalaron, es útil para la ciencia forense. En tanto, investigadores japoneses indagaron si las reacciones alérgicas se ven afectadas por los besos, con ayuda de 30 voluntarios a quienes se pidió besarse durante 30 minutos. Descubrieron que al parecer los besos reducen la respuesta a una prueba de alergia en la piel, así que podrían tener implicaciones en el estudio de la neuroinmunología de pacientes alérgicos. Así pues, besarse puede ser bueno para la salud.

© The Independent

Traducción: Jorge Anaya