León cae en Tijuana y queda al borde de la eliminación
22 noviembre, 2014
En tének no hay una palabra para referirse a la pérdida de un hijo
22 noviembre, 2014

Presentan en Coahuila huesos articulados de dos dinosaurios

Museo del Desierto

La presentación de los restos de dinosaurio –hallados en los límites de Saltillo y General Cepeda– se llevó a cabo en el Museo del Desierto. Foto Homero Aguirre

Leopoldo Ramos,
corresponsal de La Jornada

Saltillo, Coah. Una paleontóloga del Museo del Desierto encontró huesos articulados de una especie adulta y de una juvenil, presumiblemente una cría, de dinosaurios de los que no había antecedentes en México.

La especialista Martha Carolina Aguillón Martínez informó que se trata de la pierna derecha, garras y parte de la cadera de un Saltillomimus rapidus, omnívoro terópodo que vivió en las playas de lo que era Saltillo hace 72.5 millones de años. A un lado del ejemplar adulto estaba la pierna izquierda y garras de un ejemplar bebé.

“Es un dinosaurio muy importante, ya que representa el primer esqueleto de un terópodo; es decir, de un animal carnívoro que se encuentra asociado o articulado en México; hay otros reportes de un único hueso de un metatarso en Baja California; en Coahuila, Chihuahua y Baja California tenemos dinosaurios conocidos únicamente por los dientes, pero encontrar esqueletos es realmente difícil. Hallarlos articulados y en asociación con un bebé es algo extraordinario.

“El dinosaurio se conoce como Saltillomimus rapidus, vivió hace 72.5 millones de años en los alrededores de Saltillo, Coahuila”, explicó en conferencia de prensa.

Los huesos estaban conservados en arenas finas, donde también aparecieron fragmentos de tortuga y restos de plantas.

La localidad fue reportada en 1993 por el ingeniero Armando de la Peña, quien tenía por costumbre hacer exploraciones y buscar arqueología; nos dijo que encontró algunos huesos, fuimos y encontramos unos animales pico de pato. Años después decidimos volver a explorar esa zona y es cuando hice el descubrimiento de los huesos en superficie, en particular de las uñas de la mano. Para nosotros, que siempre habíamos encontrado pico de pato, fue una sorpresa descubrir las uñas de un terópodo y eso desencadenó tener para Coahuila y México un terópodo, expuso.

Los científicos desconocen el origen de la especie, pero saben que era abundante en China y Mongolia, de donde había emigrado a Canadá y la parte oriente de Estados Unidos, pero no había antecedentes de su presencia en México.

Estructura muy frágil

Estos animales no tenían dientes, cazaban pequeñas presas, moluscos y también comían plantas; eran corredores y cuando se desplazaban por la arena de la playa alcanzaban velocidades de 70 a 80 kilómetros por hora, por lo que tenían piernas y patas fuertes.

“Es el primer esqueleto que se recupera y se nombra. La relevancia es que este grupo de dinosaurios se estudia desde 1800 y son muy raros por la constitución del animal; son muy frágiles, los huesos se impresionan y generalmente es muy difícil encontrarlos o recuperarlos.

Este animal es un nuevo género para la ciencia, es el dinosaurio, el ornotimímido encontrado en la parte más austral de Norteamérica y además presenta características muy primitivas y a la vez muy avanzadas, es como una mezcla de lo antiguo y lo nuevo, y eso nos despierta la curiosidad de por qué se parece este animal más a los de Asia que a los de Canadá y Estados Unidos, que se supone deben ser sus parientes más cercanos, explicó.

Aguillón Martínez expuso que le asignó el nombre en reconocimiento a la contribución que Saltillo tiene para la paleontología.

Como científico pensé que era fácil nombrar una especie, pero ahora veo que es bastante difícil y es una responsabilidad muy grande. Lo nombré así porque en Saltillo, Coahuila, en el cerro del pueblo que se encuentra al noroeste de la ciudad, en la cresta, los primeros investigadores, en 1933, descubrieron que había restos de vertebrados o de dinosaurios, y aparte por la vigencia del Museo del Desierto, que cumple 15 años y tiene reconocimiento internacional. Quise honrar a Saltillo bautizando a este dinosaurio con ese nombre.

La paleontóloga hizo la presentación en compañía de representantes del Museo del Desierto, así como de los gobiernos federal y estatal.