El Concierto de Aranjuez es parte de mi ADN; jamás me cansa, dice Pepe Romero
31 Enero, 2015
Animan Carroll y Belichick el Supertazón con elogios mutuos
31 Enero, 2015

Rogelio Cuéllar sintetiza 47 años de sus “querencias y admirados escritores”

Rogelio Cuéllar, en el Centro Cultural Bella Época, durante la presentación de su libro coeditado por La Cabra-Conaculta Foto Luis Humberto González

Rogelio Cuéllar, en el Centro Cultural Bella Época, durante la presentación de su libro coeditado por La Cabra-Conaculta. Foto Luis Humberto González

Ericka Montaño Garfias

A simple vista, El rostro de las letras, del fotógrafo Rogelio Cuéllar, es un libro retrospectivo porque reúne los retratos de 155 representantes de las letras nacionales y extranjeras, pero hay un retrato de un sujeto que es más intangible y es el de la literatura, dijo la investigadora Laura González Flores, durante la presentación del volumen, en el Centro Cultural Bella Época.

La selección de estos 155 retratos de igual número de creadores fue un reto muy rico y lúdico, que involucró muchísimas horas de trabajo en el archivo de Cuéllar, señaló la editora María Luisa Passarge, quien es la diseñadora del libro coeditado por La Cabra Ediciones y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

El rostro de las letras es una síntesis de 47 años de trabajo (…) es una antología, una reunión de mis querencias y mis admirados autores. La fotografía, añadió Cuéllar, me ha permitido viajar y conocer los lugares y las personas que he querido.

Passarge y Cuéllar señalaron que las imágenes captadas por el fotógrafo dan para otro volumen de personajes de las letras y, en tanto, prepararán el tomo dedicado a las artes plásticas.

González Flores, del Instituto de Investigaciones Estéticas de la Universidad Nacional Autónoma de México, habló también del desafío de escribir el prólogo, porque hasta el último día no supimos cuáles serían los retratos definitivos de cada autor.

Recordó la frase de Plutarco, quien decía que la poesía es pintura que habla y la pintura poesía que calla. Lo que tenemos adelante es una discusión entre la fotografía y la literatura que se hace necesario meditar. Cuéllar muestra esa relación entre la fotografía y la literatura. Así que es mucho más que un conjunto de retratos.

Rogelio Cuéllar logra además que se entablen dos diálogos, primero el de él mismo con el retratado, y después entre el espectador y la imagen y nos da la oportunidad de experimentar las varias formas en que la literatura y la fotografía dialogan, apuntó González Flores.

Los escritores Hernán Lara Zavala y David Martín del Campo, también acompañaron a Cuéllar. Lara Zavala destacó que el fotógrafo logra capturar el instante preciso para registrar miradas, rictus, sonrisas, carácter, personalidad, tics, además de los espacios y escenarios de los personajes que ha conocido a lo largo de una vida dedicada a la fotografía.

“Se trata –dijo– de una hermosa antología que en cierto modo debe interpretarse al revés: es el homenaje que nosotros los escritores debemos a un artista que ha invertido todo su talento en tratar de explorar los mundos de los escritores de México.”

David Martín del Campo subrayó que Rogelio Cuéllar “es un cazador nato, pero este libro, El rostro de las letras, debe ser interpretado como su presa mayor”, y recordó cómo inició la relación del fotógrafo con la imagen: cuando era niño su padre le regaló los desperdicios de celuloide de películas en las que actuaban Ninón Sevilla, Tongolele y Arturo de Córdova.