Muestran los nexos entre lenguaje pictórico y cambios sociales
29 diciembre, 2015
bancos
No abrirán los bancos este viernes 1° de enero
29 diciembre, 2015

“Se acabó Mötorhead” con la muerte de ‘Lemmy’, asegura el baterista

Ian 'Lemmy' Kilmister falleció de cáncer ayer lunes a los 70 años. Foto Ap / Archivo

Ian 'Lemmy' Kilmister falleció de cáncer ayer lunes a los 70 años. Foto Ap / Archivo

Ian ‘Lemmy’ Kilmister falleció de cáncer ayer lunes a los 70 años. Foto Ap / Archivo

Por Afp

Estocolmo. La muerte del líder del emblemático grupo británico de heavy metal Mötorhead, Ian Lemmy Kilmister, significa también el fin del grupo, aseguró este martes el batería de la banda, Mikkey Dee, al diario sueco Expressen.

“Se acabó Motörhead, por supuesto. Lemmy era Mötorhead, pero la banda seguirá viva en el recuerdo de mucha gente”, aseguró Dee.

“No haremos más giras. Y no habrá más discos. Pero la marca sobrevive y Lemmy vive en el corazón de todos”, agregó.

El baterista de Mötorhead aplaudió el coraje de un hombre que siguió cantando y tocando mientras padecía cáncer, la enfermedad que le fue diagnosticada el sábado, dos días después de su 70 aniversario y dos antes de su muerte.

“Se le veía terriblemente demacrado. Agotaba toda su energía en el escenario y después estaba muy muy cansado (…) Es increíble incluso que llegara a actuar”, afirmó.

Figura emblemática del rock y considerado uno de los pioneros del heavy metal, el cantante británico falleció en su domicilio en Los Ángeles, California, el lunes. La noticia de su muerte este martes a suscitado un torrente de reacciones y homenajes a su creatividad y su longevidad artística.

Reacciones

El grupo Metallica escribió en Twitter: “Lemmy, eres una de las razones principales por las que este grupo existe. Siempre te estaremos agradecidos por tu inspiración”.

“Lo que digamos sobre Lemmy nunca será suficiente, así que simplemente diremos ‘adiós, Lord Lemmy”.

“Perdí hoy a uno de mis mejores amigos, Lemmy (…) Era un guerrero y una leyenda. Te veré en el otro lado”, dijo Ozzy Osbourne, cantante de Black Sabbath.

“Te voy a extrañar, compañero. Fuiste siempre un pilar de dignidad. Descansa en paz, Lemmy”, escribió por su parte Nikki Sixx, del grupo estadunidense Mötley Crüe.

Gene Simmons, el cantante de la banda estadunidense Kiss, le pidió un deseo a Lemmy: “haz temblar el cielo, amigo mío”. “Un hombre increíble que no soportaba tonterías. Se te echará de menos, hermano”, manifestó el bajista del grupo estadunidense Guns N’ Roses, Duff McKagan.

Nacido para perder, vivió para ganar

Ian Lemmy Kilmister nació el 24 de diciembre de 1945 en Stoke-on-Trent, en el centro de Inglaterra, pero creció en la isla de Anglesey, en el noroeste de Gales.

Kilmister trabajó como miembro del equipo técnico del legendario guitarrista estadunidense Jimi Hendrix, al que acompañaba en sus giras.

Fundó Motörhead en 1975, tras ser expulsado de Hawkwind, un grupo de rock espacial, una variante del rock psicodélico y progresivo, al ser detenido con cocaína en la frontera con Canadá.

Motörhead publicó unos 20 álbumes y uno de sus principales éxitos lo cosechó en 1980 con la canción Ace of Spades.

“Celebrad la vida de este hombre encantador y maravilloso (…) Él querría exactamente eso”, dijo la banda, que instó a sus seguidores a recordarlo interpretando sus canciones.

“Nacido para perder, vivió para ganar”, añadió.

Aunque nunca consumió heroína, consumió otras drogas y explicó que una vez estuvo despierto durante dos semanas consumiendo anfetaminas.

También presumía de haberse tomado una botella de whisky cada día desde que tenía 30 años, aunque en los últimos tiempos había optado por el vodka con jugo de naranja debido a la diabetes.

En el tributo que le rindió este martes Bryan May, el guitarrista de Queen, que colaboró en el último disco de Motörhead, dijo que Lemmy podía “absorber sustancias en cantidades que hubieran anestesiado a un rinoceronte”. “Si existe la justicia”, agregó May, “Lemmy estará en algún bar celestial de rock and roll, bebiendo Jack Daniels con el diablo, los dos riéndose por lo bajo de las cosas raras de la vida”.

Kilmister afirmaba también que había hecho el amor con más de mil mujeres, y que nunca se había casado porque la vida de familia era incompatible con la vida itinerante de roquero, aunque era padre de un varón llamado Paul.

Motörhead tenía previsto volver a la ‘carretera’ a partir del 23 de enero, con una gira por Mánchester, Glasgow y Londres, y otras ciudades europeas como París, Barcelona, Madrid o Ginebra.