Decisión de juez sobre caso Aristegui excede atribuciones: MVS
14 mayo, 2015
Llegan boletas de los distritos electorales federales; Sedena las resguarda
14 mayo, 2015

Transmite Vicente Rojo su “rigor, humorismo y gran libertad”

Transmite Vicente Rojo su “rigor, humorismo y gran libertad”

Doce esculturas de Vicente Rojo (captado en el exterior del Museo Universitario Arte Contemporáneo) fueron emplazadas ayer afuera del recinto, donde el sábado 23 será inaugurada su exposición Escrito/pintado. Foto Jesús Villaseca

Merry MacMasters

Un trabajo hecho con seriedad, con rigor, con ciertos toques de humorismo y, sobre todo, con gran libertad, es lo que el artista y diseñador gráfico Vicente Rojo (Barcelona, 1932) quisiera que el público perciba de Escrito/pintado.

Se trata de la magna exposición de unas 400 piezas que suscita expectativas y se abrirá el sábado 23 en el Museo Universitario Arte Contemporáneo (Muac) del Centro Cultural Universitario, donde ocupa dos salas.

¿Dónde está el humor?, se le pregunta a don Vicente, quien aparenta un aspecto más bien serio. Está más que nada en la libertad en la que está hecho todo el trabajo. Con toda libertad hay un juego y a mí me ha gustado que siempre se mantenga, independientemente de que tenga que ser un elemento muy misterioso, muy secreto, expresa en entrevista con La Jornada.

Escrito/pintado consiste en un recorrido por la producción de más de seis décadas del artista, ya que la primera parte, la de la visión histórica, se inicia con su primer diseño realizado para Artes de México en 1953.

Luego, brinca y continúa conArtefacto (1969), perteneciente a las colecciones del Muac, que da la idea de mi relación pintura/edición/diseño.

La segunda parte de la exposición comprende 56 pinturas, esculturas y bocetos recientes, pertenecientes a su serie Escrituras, que realiza desde hace un lustro.

Cumplir con los demás

–¿Quién es el Vicente Rojo de las primeras obras respecto del actual?

–No veo mucha diferencia. No sé si parezca una exageración, pero siempre he hecho mi trabajo en el campo que fuera con el mismo interés, intensidad y gusto, con el que continúo haciéndolo ahora. Aunque sí he tenido claro a lo largo de todo mi trabajo que las dos corrientes eran complementarias, pero que tenían dos términos diferentes.

“Al hacer un diseño o colaborar en la edición de un libro sabía que debía cumplir una función concreta, por ejemplo, que éste se leyera. Me hacía la ilusión de que mi trabajo cumpliera una función.

“En cambio, la parte pictórica, escultórica o gráfica estaba hecha de una manera mucho más libre, sin que tuviera una finalidad que considerara clara o precisa, y que permaneciera abierta y anclada en un terreno que me gustaría mucho –si es que mi obra ha entrado– que se llama el misterio o, exagerando muchísimo, la poesía.”

Según el entrevistado, la pintura debe tener un lenguaje propio, que no cumpla ninguna función social: Sé que esto es una exageración, pero creo que la función social que siempre he querido cubrir, y que debe cubrir cada ser humano, es cumplir con los demás, relación que siempre he tenido a partir del diseño y la edición.

Al hablar de Escrito/pintado, Vicente Rojo recuerda la exposición que en 1973 realizó en el Museo Universitario de Ciencia y Arte, de Ciudad Universitaria, cuando lo dirigía la añoradísima Helen Escobedo, en que por vez primera se reunían “las pinturas nuevas que había hecho para entonces, que se llamaban Negaciones,con el diseño, la edición, los carteles y las revistas.

La exposición Escrito/pintado fue curada por Cuauhtémoc Medina y Amanda de la Garza, quienes trabajaron en colaboración con la diseñadora Marina Garone, del Instituto de Investigaciones Bibliográficas de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Se monta en coproducción con El Colegio Nacional, del que el artista es integrante. Las pinturas y esculturas recientes –12 de estas últimas se colocaron ayer en el exterior, frente a la fachada del Muac– son parte de un proyecto de Isaac Masri.