violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
Salió de Tixtla la primera caravana de padres de alumnos desaparecidos
14 noviembre, 2014
Responde con metralletas el gobernador de Veracruz ante la protesta en los JCC
14 noviembre, 2014

Utilizan el Munal para celebrar 25 años de una revista de modas

Mónica Mateos-Vega

Munal

Integrantes del equipo de Marie Claire en el ágape por los 25 años de esa publicación de modas. Foto tomada del Twitter de la revista

Empresarios, gente del medio del espectáculo, socialités e integrantes de la familia presidencial asisten al Museo Nacional de Arte (Munal) a galas, cenas y conciertos privados que poco tienen que ver con la cultura, pues se sigue utilizando como salón de fiestas de lujo, denunciaron trabajadores del recinto.

Las cenas y jolgorios, explicaron, se prolongan hasta la madrugada y distan mucho de ser veladas dedicadas a la difusión de la cultura, como el concierto que ofreció ahí la cantante Belinda el 28 de octubre con motivo de la celebración de los 25 años de la revista de modas Marie Claire.

El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), por conducto de su oficina de prensa, confirmó a La Jornada que se trató “de un evento corporativo de los que suelen hacerse con el propósito de allegarse recursos económicos o en especie. No se trató de un show de la cantante, pues sólo interpretó cuatro canciones”.

Fueron los directivos de la publicación los que se acercaron directamente a la dirección del Munal para alquilarlo mediante un convenio de intercambio publicitario equivalente a 500 mil pesos, agregó el instituto.

La cena-gala, con al menos 350 invitados, no interfirió con la actividad sustantiva del museo ni dañó las instalaciones. Este tipo de eventos privados corporativos se han hecho en otras ocasiones porque los recursos con los que cuenta el museo no son suficientes. Obviamente no siempre todos son de carácter cultural, porque todos podrían allegar recursos. Durante la actividad el museo cuenta con todas las medidas de seguridad en sus salas de exposición.

Como se aprecia en las reseñas y fotos que los invitados a la fiesta difundieron en redes sociales, el Patio de los Leones del museo fue acondicionado a todo lujo para la cena, donde fluyeron las bebidas alcohólicas.

Hay imágenes de meseros que salen con las charolas de dentro del museo. Además, varias modelos e invitados aprovecharon para tomarse fotos en salones, escalinatas y salas de exposición, sin contar la alfombra roja que se organizó para la recepción de los asistentes: la crema y nata del mundo de la moda en México.

El Munal, que resguarda una de las colecciones de arte más importantes del país, que abarcan del siglo XVI a la primera mitad del XX (alrededor de 3 mil piezas, en una superficie de exhibición de 5 mil 500 metros cuadrados), pertenece al Estado, bajo el resguardo y administración del INBA.

De museo a salón de fiestas

La misión del museo es, como dispone la ley, hacer accesible su colección a todas las personas, así como impulsar proyectos educativos y de exhibición para todos los públicos, para su uso y participación en la generación de conocimiento, reflexión, inspiración, creatividad y disfrute del arte.

No obstante, durante algunas tardes-noches, se transforma en uno de los salones de fiesta más exclusivos de la ciudad de México, totalmente en manos privadas, reiteraron los trabajadores del recinto, quienes pidieron mantener en reserva su nombre por temor a represalias.

Las actividades, continuaron, se justifican ante el INBA comoculturales, porque incluyen una visita guiada a las exposiciones en turno.

Aunque en la cena de gala del 28 de octubre fue la propia administración del museo la que autorizó la fiesta, por lo general es el Patronato del Munal el que organiza y promueve las galas privadas, durante las cuales el personal de base que se queda a esas actividades es mínimo. Sólo lo hacemos cuando se trata de actos institucionales, pero incluso desde hace meses se cancelaron las presentaciones de libros y mesas que organizaba en nuestros salones la Coordinación de Literatura, no sabemos por qué.

Otros trabajadores consultados porLa Jornada confirmaron que las galas del patronato se redujeron, “sobre todo a raíz de la polémica que se dio con motivo de la fiesta de cumpleaños de una actriz que se realizó en la Rotonda de las Personas Ilustres (asunto difundido por este diario el pasado 9 de julio).

Se frenaron, hubo un lapso de calma, pero hace 15 días se dio ese concierto de Belinda, al que en un principio estaba contemplada la asistencia de la primera dama, Angélica Rivera, lo cual nos parecía una frivolidad, dado el clima de protestas por los acontecimientos en Ayotzinapa. Al final no asistió, sólo vino su hija Sofía.

En 2011, La Jornada documentó que al menos dos consorcios privados especializados en organizar fiestas y bodas ofrecían el recinto, en Internet, como un salón de lujo. El director del Munal en ese momento, Miguel Fernández Félix, aseguró que el museono era salón de fiestas y que se corregiría el hecho de la oferta que hacían terceros. También defendió la organización de actos corporativos del patronato: requerimos mucho su apoyo y deben de sentir que forman parte de este patrimonio. Su trabajo es coadyuvar. Las políticas las marca el INBA y el museo, cualquier otra cosa yo no la permitiría, pero sí hay que incentivar que la sociedad civil esté con nosotros.

El Patronato del Museo Nacional de Arte, AC, cuya coordinadora ejecutiva es la publicista Marcela Arregui, fue creado en marzo de 1995 mediante un convenio que firmó Gerardo Estrada, entonces director del INBA con el empresario Roberto Hernández Ramírez. El actual director del Munal es Agustín Arteaga.

En 2011 se informó que el Munal requiere para su operación anual entre 165 y 170 millones de pesos, de los cuales el patronato aportaba entre 10 y 15 millones.