Vega
Reponer investigación del caso Karla Pontigo no será sencillo ni rápido: Vega Arroyo
20 septiembre, 2015
Iglesia considera que se necesita un justicia “creíble y palpable” en el caso de Karla Pontigo
20 septiembre, 2015

All Blacks impone su poder en rugby; frustra revancha de Pumas

rugby

En el debut de los neozelandeses y actuales campeones mundiales, Wembley tembló con los más de 90 mil aficionados que se dieron cita en uno de los partidos más esperados del Mundial. Foto Reuters

rugby


En el debut de los neozelandeses y actuales campeones mundiales, Wembley tembló con los más de 90 mil aficionados que se dieron cita en uno de los partidos más esperados del Mundial. Foto Reuters

Por Afp

Londres. Argentina rozó la hazaña ante Nueva Zelanda, un rival al que nunca ha ganado, en su debut en Wembley en el Mundial de rugby, al que fue dominando en el marcador hasta casi la hora de partido (16-12), para acabar perdiendo por 26-16, en un partido en el que metió el miedo en el cuerpo a los temibles All Blacks.

Dos tries de los All Blacks en los últimos 23 minutos, del medioscrum Aaron Smith (57), del tercera línea Sam Cane (67), dieron una sufrida victoria a los All Blacks, que contaron con el pie de su apertura Dan Carter, autor de 16 de los 26 puntos, para evitar la que habría sido la primera derrota de Nueva Zelanda ante Argentina en la historia y también en fase de grupos de un Mundial.

Argentina, con un try de su segundo línea Guido Petti y la efectividad con el pie de su apertura Nicolás Sánchez (11 puntos), jugó de igual a igual a Nueva Zelanda, siendo consistente en el pack, respondiendo al juego físico de los All Blacks y sorprendiendo a los neozelandeses con el juego de manos.

Los jugadores argentinos habían advertido que Nueva Zelanda, tras ir perdiendo, es capaz de buscar variantes para recuperarse y una serie de cambios realizados por Steve Hansen en los primeros minutos del segundo tiempo confirmaron esta teoría.

Nueva Zelanda estaba desconocida, a imagen de su estrella Richi McCaw, que recibió una expulsión temporal de diez minutos en el 30.

La falta de concentración era tal en los All Blacks que llegaron a estar fruto de su indisciplina con dos jugadores menos, ya que a la amarilla de McCaw se sumó la del centro Conrad Smith en el 38.

Pero tras recuperar a sus jugadores expulsados, Nueva Zelanda recuperó su ritmo de crucero y Argentina solo pudo aguantar el tipo hasta la hora de partido.