cuartel militar matehuala
Analizan la posibilidad de construir un cuartel militar regional en Matehuala
16 diciembre, 2015
Clínica de Cancún que dejó ciegos a ancianos, sin licencia
Clínica de Cancún que dejó ciegos a ancianos, sin licencia
16 diciembre, 2015

Blatter planea declarar y Platini anticipa que no irá a audiencia

Blatter planea declarar y Platini anticipa que no irá a audiencia

Zúrich. Joseph Blatter y Michel Platini afrontarán una de sus últimas ocasiones para salvar sus carreras como dirigentes de futbol con distintas estrategias: mientras el suspendido presidente de la FIFA planea declarar mañana ante la comisión de ética, el sancionado jefe de la UEFA anticipó que no se presentará a la audiencia del viernes.

Platini anunció que se negará a declarar el viernes ante la comisión de ética de la FIFA al considerar que se ha vulnerado su presunción de inocencia, comunicaron hoy sus abogados.

Con su decisión, Platini quiere dejar constancia de su “profunda indignación” por un proceso que, en su opinión, sólo persigue impedir su candidatura a la presidencia de la FIFA.

En un principio, estaba previsto que el ex futbolista francés declarara el viernes ante la cámara de resolución de la comisión de ética, que juzga su presunta implicación en un caso de corrupción.

Tanto al presidente de la UEFA como a Blatter, se los investiga por un dudoso pago de dos millones de francos recibido por el francés en 2011.

Según ambos, se trata de unos honorarios transferidos con retraso por el trabajo de asesoramiento que Platini hizo para la FIFA entre 1998 y 2002. Sin embargo, los investigadores sospechan que podría tratarse de un soborno para garantizar el apoyo de la UEFA a la reelección de Blatter en 2011.

Por ese motivo, los dos hombres más poderosos del futbol mundial fueron suspendidos de forma provisional durante 90 días. Blatter debe declarar de nuevo mañana ante la cámara de resolución, mientras que Platini estaba programado para el viernes. El veredicto se espera para el 21 de diciembre, aunque muchos medios adelantaron que ambos dirigentes recibirán duras sanciones, que incluso podrían llegar a ser de por vida.

Platini funda su protesta en las declaraciones del portavoz de la cámara de instrucción de la comisión de ética, Andreas Bantel, que preveía una sanción de larga duración para el galo. Bantel, sin embargo, aseguró el fin de semana que sus palabras fueron mal citadas.

El viernes pasado, la Corte Arbitral del Deporte (CAS) rechazó el recurso que presentó Platini con el objetivo de que le redujeran la suspensión provisional.

Horas después el diario francés L’Équipe publicó en su página web las declaraciones de Bantel. Y por la noche llegó la reacción de los abogados de Platini, que hablaron de “rabia y consternación” ante las supuestas palabras de Bantel.

“Son una violación significativa de la presunción de inocencia”, afirmaron los abogados del ex futbolista de 60 años en un artículo publicado por el diario francés, en el que el ex internacional además aseguraba que condenaba “enérgicamente estas prácticas que traen a la luz que se trata de una farsa procesal”.

No obstante, los argumentos de Platini parecen cuestionables, ya que la comisión de ética, creada por Blatter en su intento de reformar la FIFA, se divide precisamente en dos cámaras distintas que, en principio, no influyen la una en la otra.

De todas formas, los abogados de Platini advirtieron de que estudiarán si tomar medidas legales contra Bantel.

Por más que no se presente, la cámara de resolución insistió en que Platini tendría un juicio justo, aunque el viernes esté representado sólo por su equipo legal.

En tanto, Blatter defendió de nuevo su inocencia en los casos de corrupción, en una carta enviada a las 209 federaciones miembro de la organización.

Según le dijo su consejero Klaus Stöhlker a dpa, Blatter se ve como una víctima tratada por la comisión de ética de la FIFA como en la inquisición. “Está con muchas ganas de pelear”, dijo el colaborador.

En caso de ser declarados culpables, Blatter y Platini podrán apelar la sanción ante el CAS en 2016.