Isidoro Ocampo merece un sitio en la historia del arte mexicano
30 marzo, 2015
Llega Melitón Hernández al Tri en lugar de Memo Ochoa
30 marzo, 2015

Con triunfo de Vettel, Ferrari deja atrás 30 carreras sin ganar

Con triunfo de Vettel, Ferrari deja atrás 30 carreras sin ganar

El alemán Sebastian Vettel consiguió su primera victoria con la escudería italiana Ferrari, al aprovechar las condiciones del circuito en Malasia y apropiarse de la carrera desde las vueltas iniciales Foto Ap

Agencias

El alemán Sebastian Vettel dio en Malasia un golpe en el tablero de la Fórmula Uno al conseguir su primera victoria como piloto de Ferrari y poner fin al dominio de Mercedes.

Cuádruple campeón del mundo, Vettel dio la gran sorpresa al superar por 8.5 segundos al Mercedes del británito Lewis Hamilton, el líder de la clasificación (43 puntos), actual campeón y gran favorito. Tercero quedó la otra flecha de plata del alemán Nico Rosberg, en una jornada aciaga para el español Fernando Alonso y McLaren, pues en la vuelta 22 debió dejar la competencia porque había un problema con el motor.

Ferrari aprovechó la abrasadora temperatura del circuito de Sepang –que seguirá en el calendario hasta 2018– y algunos errores poco habituales de Mercedes para acabar con su sequía de victorias.

Se trata del primer triunfo en un Gran Premio que logra Ferrari desde que ganó en España 2013. Esa sequía de 30 carreras sin victorias es la más larga de la escudería en 21 años.

Después de ocho triunfos consecutivos y con el británico Lewis Hamilton en la pole position, todo apuntaba a otro cómodo paseo de Mercedes.

Sin embargo, una temperatura de 61 grados centígrados en el circuito al principio de la carrera expuso un punto vulnerable en la armadura de Mercedes, cuando sus neumáticos se degradaron más de prisa que los de Vettel.

El punto de inflexión en la carrera se produjo en la cuarta vuelta, cuando salió el coche de seguridad. Vettel, quien hasta entonces iba detrás de Hamilton, decidió quedarse en la pista mientras los dos Mercedes entraban en boxes. El teutón, que maneja como pocos cuando tiene el frente despejado en primera línea, tomó el control para el resto de la carrera y la goma gastada de Mercedes no estuvo a la altura de la lucha.

Vettel –en su segunda carrera para la escudería italiana tras dejar Red Bull– logró su primer triunfo desde el Gran Premio de Brasil de 2013; un largo tiempo en el que el tetracampeón se sintió abrumado como probablemente no le ocurría desde su primer título, en 2010.

Su compañero, Kimi Raikkonen, terminó cuarto, pese a la mala suerte en la clasificación que lo relegó al undécimo lugar de la grilla, y a un pinchazo al comienzo de la carrera que lo mandó al último puesto.

Valtteri Bottas, piloto de Williams, adelantó a su compañero brasileño Felipe Massa en las últimas vueltas para hacerse con el quinto puesto.

El novato de Toro Rosso Max Verstappen fue séptimo. Así, el holandés se convirtió en el más joven (17 años) que logra puntos en la historia de la F-1. Fue seguido por el español Carlos Sainz hijo, de modo que los dos fichajes de Toro Rosso adelantaron a los más veteranos pilotos de su escudería hermana, Red Bull: Daniil Kvyat fue noveno y Daniel Ricciardo quedó en décima posición.

El brasileño Felipe Nasr (Sauber) y el mexicano Sergio Pérez (Force India) entraron 12 y 13, respectivamente.

Debido a contactos, el mexicano tuvo una penalización de 10 segundos que le costó mucho. Fue un resultado decepcionante, pero al menos hemos podido aprender mucho de esta carrera y eso nos ayudará en el futuro.