Comerciantes marchan para exigir que cesen las protestas en Acapulco
17 diciembre, 2014
El Museo Franz Mayer muestra a Ruth Lechuga “desde lo más íntimo”
17 diciembre, 2014

Poca resistencia de Cruz Azul ante Real Madrid en Marrakech

Cruz Azul

El merengue Sergio Ramos superó a la zaga cementera y abrió el marcador al minuto 15. Foto Ap

Agencias

Real Madrid se dio un festín de goles ante Cruz Azul, tras vencerlo 4-0 en las semifinales del Mundial de Clubes y quedar a un paso de coronar 2014 con uno de los pocos títulos que le faltan en su historial.

El campeón de Europa cumplió con el guión en el Grand Stade de Marrakech y este sábado se enfrentará en el mismo escenario con el ganador del duelo de mañana entre San Lorenzo de Almagro y el neozelandés Auckland.

La de hoy fue la victoria 21 consecutiva del conjunto español, que está próximo a romper todos los récords. Con goles de Sergio Ramos, al minuto 15, de Karim Benzema (36), Gareth Bale (50) e Isco (72), los merengues se clasificaron a una nueva final a costa de una Máquina que perdonó en la primera parte al fallar varias oportunidades claras, incluido un penal.

El equipo blanco manejó el partido a su antojo. En la grada también ganaba, con casi toda la tribuna coreando el nombre de sus estrellas y entonando olés en algunas posesiones por momentos interminables.

Real Madrid, que prácticamente llenó el estadio pese a que el encuentro cambió de sede a última hora por el mal estado del césped dek Rabat, inició el partido al galope.

Cristiano Ronaldo, con un tiro desde dentro del área al minuto tres, luego al 11 y segundos después Benzema con un palo dibujaron un encuentro de una sola dirección.

Ramos se encargó de encaminar el partido para el cuadro madridista con un testarazo tras un centro de Kroos. El español remató libre de marca por error del defensa rival Gerardo Flores y aprovechó una pésima salida del arquero Jesús Corona.

Cruz Azul pareció recuperarse del golpe con varios intentos de Joao Rojas, el mejor del cuadro mexicano, por la banda derecha. El atacante probó a Casillas con un centro raso y después desaprovechó una contra en la que los celestes eran mayoría.

Justo después llegó el gol de Benzema tras una jugada de Dani Carvajal por la banda derecha. La historia podría haber sido diferente si Gerardo Torrado hubiera convertido un penal de Ramos sobre Pavone al 39. Casillas adivinó la dirección y el público enloqueció.

Instantes después Pavone se quedó solo frente al portero merengue, pero no supo qué hacer con la pelota y el arquero atrapó el balón. Fue su minuto de gloria.

Por si el partido no estaba decidido en el descanso, una triangulación entre Benzema, Cristiano Ronaldo y Gareth Bale, al minuto 50, terminó con anotación del galés que sepultaba las esperanzas cementeras.

Cristiano intentó una chilena al 59 y luego tiró de rabona un centro (63). El portugués buscaba el gol, pero con espectáculo. En el banquillo del Real Madrid, Fernando Hierro, ayudante del técnico Carlo Ancelotti, se reía. En la grada, la gente aplaudía.

Pablo Barrera logró un remate al palo con un un tiro desde fuera del área, pero nada perturbó los ánimos del Real Madrid.

Ancelotti sacó del campo a Ramos con molestias musculares y dio descanso a Kroos y a Isco, quien salió ovacionado justo después de marcar el cuarto gol blanco, en un ajustado disparo desde fuera del área que entró pegado al palo.

Después del cuarto gol Cruz Azul intentó llegar al área de Casillas para marcar por lo menos uno, pero nada pudo hacer ante un rival superior en todas las facetas del juego.

Real Madrid es campeón de 10 copas de Europa, dos supercopas, dos de la UEFA y tres torneos intercontinentales.

El técnico Luis Fernando Tena reconoció que el conjunto merengue ganó con justicia: Es muy superior y el 4-0 refleja lo que pasó en el terreno de juego.

Agregó: Contra Sydney éramos favoritos en cuartos de final y ganamos. Hoy sabíamos que era prácticamente imposible y los jugadores lo dejaron todo.

Consideró que la clave de la derrota fue no aprovechar las oportunidades que tuvieron en el primer tiempo, mientras Real Madrid dio muestra de gran efectividad:Tuvimos algunas opciones de gol que pudieron haber cambiado el rumbo del partido. No pudo ser. Ha sido una buena experiencia igual.

Su colega Carlos Ancelotti admitió sentirse abrumado por todo lo que está consiguiendo el equipo: Este 2014 lo hemos hecho bien. Vamos a preparar la final a tope porque creo que este equipo merece el título mundial para acabar un año fantástico.

Apuntó que hicieron un partido muy serio. Hemos empezado bien y marcamos pronto. Después el partido se puso ya más fácil.