familiares
Peña se reunió con familiares de mexicanos muertos en Egipto
18 septiembre, 2015
salarios
Se deterioran salarios en sector manufacturero
18 septiembre, 2015

Inicia el Mundial de rugby

rugby

Por Afp

Londres. Con el partido que disputan este viernes en Twickenham las selecciones de Inglaterra y Fiyi se pone en marcha la octava edición del Mundial de rugby, en la que la selección local y los All Blacks neozelandeses parten como favoritos.

El evento de 48 partidos, que se disputará del 18 de septiembre al 31 de octubre, vuelve a Inglaterra, la cuna de este deporte inventado sin quererlo por un estudiante, William Webb Ellis, en la ciudad de Rugby en 1823, al realizar un gesto inesperado jugando un partido de futbol.

El Mundial de rugby es el tercer evento deportivo más seguido en el planeta después del Mundial de fútbol y los Juegos Olímpicos de verano. En las islas británicas, aunque el futbol es el deporte mayoritario, el rugby es el segundo por excelencia, mientras que en Francia goza también de una gran tradición. En el Hemisferio Sur, en Nueva Zelanda o Sudáfrica es el deporte número uno y en Australia está entre los más populares. En Argentina, aunque está muy lejos del fútbol, pelea la segunda plaza con deportes como el baloncesto, el tenis o el hockey sobre césped. Los datos de audiencias sitúan al Mundial de rugby como el tercer evento más importante.

El récord de asistencia al Mundial será batido con 2.3 millones de espectadores en los 48 partidos en los 13 estadios repartidos en diez ciudades inglesas y en Cardiff. Y los organizadores anuncian que 4 mil millones de telespectadores, en audiencia acumulada, seguirán los partidos en 203 países, buscando entrar en nuevos mercados como Alemania y China.

A nivel competitivo se espera poco espectáculo. La presión es grande para las grandes potencias y no se esperan marcadores amplios entre ellas, como demostró la final del Mundial de 2011 en que Nueva Zelanda jugando en casa se impuso por 8-7 a Francia.

Nueva Zelanda, en la despedida de su mejor jugador, Richie McCaw, aspira a conquistar su tercer título y ser el primer país que logra dos de forma consecutiva. Es la actual potencia del rugby y el enemigo a batir.

Inglaterra, campeón en Australia en 2003, espera esta vez ganar el título en casa, algo que no consiguió en 1991, donde solo pudo ser finalista en Twickenham.

Los jugadores de la selección inglesa se llevarían 296 mil euros si logran el título, según el diario The Daily Telegraph del viernes, juntando las primas de los partidos, derechos de imagen, una prima de entrenamiento y un bonus dependiendo de la actuación del equipo. Según los cálculos del Telegraph, la federación podría tener que pagar unos 6 millones de libras (8.2 millones de euros) en caso de victoria final del XV de la Rosa.

Australia, último ganador del Rugby Championship, e Irlanda, campeón del Torneo de las Seis Naciones en las dos últimas ediciones, son los otros dos aspirantes, aunque Sudáfrica, que se hizo con el título en dos ocasiones, y Francia, tres veces finalista, pueden dar la sorpresa.

Sudamérica está presente con dos selecciones, Argentina y Uruguay, con dos objetivos diferentes.

Argentina, que lleva cuatro años disputando el Rugby Championship, el Cuatro Naciones del Hemisferio Sur, aspira a alcanzar las semifinales por segunda vez en su historia, tras haber sido tercero en 2007.

En unos hipotéticos cuartos de final, donde cayó en 2011 contra Nueva Zelanda, tendría como rival a Irlanda o Francia.

Uruguay, por su parte, tiene muy difícil lograr una victoria, algo que sí logró en sus dos anteriores participaciones, en 1999 y 2003, donde derrotó respectivamente a España y Georgia.

Los Teros, con un equipo amateur y solo cuatro profesionales en su plantel, tuvieron la mala suerte de caer en el llamado Grupo de la Muerte.

Con unos rivales como Inglaterra, Australia, Gales y Fiyi (noveno en el ránking mundial) solo pretenden disfrutar y aprender.