Asesinan a delegada de gobierno de Guanajuato
19 febrero, 2018
A dos cuadras de la comandancia, asesinan a policía de Soledad
19 febrero, 2018

La mejor manera de reconstruir el tejido social es el deporte: maratonistas

Madai Pérez es teniente de corbeta en la secretaría de Marina, con 38 años de edad. Posee el récord nacional de maratón femenil de 2:22:59 impuesto en 2006, entre otras marcas. Imagen tomada del Twitter @CorredoresMex

Julio Reyna Quiroz 

Ciudad de México. Comenzaron a correr desde que eran niños: ella en la región del centro del país conocida como el eje volcánico, en Hueyotlipan, Tlaxcala, y él en la sierra tarahumara.

La tlaxcalteca Madai Pérez, la maratonista más veloz del país, y el rarámuri José Cruz Cleto Mancinas, triunfador indiscutible en pruebas de larga distancia y ahora competencias en montaña, afirman, en entrevistas por separado, que la mejor manera de reconstruir el tejido social en el país es el deporte.

Cleto Mancinas dice a este diario que una preocupación personal es la introducción de vicios a la sierra tarahumara y que predispone a los menores rarámuris a enfrascarse en ellos.

“Como que se ha perdido (el interés por el deporte y) todo eso. Le echo la culpa del tonto de la bebida que metieron para la sierra, los niños no agarran eso mismo de seguir corriendo y han dejado, han agarrado como otros vicios. (Por eso) invito a la gente a que inculquen deportes a los hijos para que no pierdan el deporte, es bueno para la salud”.

De 56 años, la fama de Cleto Mancinas se debe a la tradición rarámuri en competencias de larga distancia, tanto en hombres como en mujeres. En competencias desde 1995, asegura que la mayor carrera en la que ha participado es en una de 118 kilómetros. Cleto Mancinas recuerda que empezó a correr en las montañas de Chihuahua cuidando a las chivas.

“Nacimos en la sierra, tenemos chivas allá, las tenemos cuidando, no las dejamos solas porque si las dejamos solas se las comen los coyotes. Andábamos corriendo para arriba y para abajo por el cerro. Eso era antes porque ahora tengo un trabajo con un amigo en Chihuahua (capital)”, cuenta brevemente sobre el origen de su talento para las competencias.

“Antes –dice- caminaba y con eso tenía (condición física). Su alimentación de niño se basaba en frijoles y tortillas de maíz, “más las raíces del campo”.

Sobresalía de entre las niñas y corría con niños

Madai Pérez es teniente de corbeta en la secretaría de Marina, con 38 años de edad. Posee el récord nacional de maratón femenil de 2:22:59 impuesto en 2006, entre otras marcas, y participó en la maratón de Boston en el año de los atentados con bomba, en 2013. El domingo pasado compitió como embajadora en el 21K Electrolit en Guadalajara, Jalisco.

Rememora sus inicios en Hueyotlipan, Tlaxcala. El profesor de educación física “se dio cuenta de mis características, que sobresalía corriendo de entre las compañeras, y me invitó al equipo de caminata. Como no me gustaba correr con las niñas me uní al equipo de caminata varonil de la clase. Así inicié”, relata en una entrevista.

Sin embargo, ella decidió correr en vez de practicar la caminata. “A los 10 años tomamos decisiones más reales y como padres tenemos que dejar escuchar a los hijos para orientarlos a una actividad deportiva. Que la niñez mexicana tenga una actividad deportiva, que sepa que aparte del fútbol hay deportes para elegir. Algunos deportes son caros, sí, pero es posible adaptarse a las condiciones económicas con la finalidad de hacer deporte”, dice Pérez.

Porta con orgullo y honor el uniforme de la secretaría de Marina y está agradecida porque la dependencia impulsa el deporte. La actividad física “permite tener una sociedad más saludable, con mayores principios y valores, el deporte es lo que promueve y el correr es una actividad tan normal que se puede hacer en cualquier lado”.

JSL
JSL