Hawking
Agujeros negros, el pasaje hacia otro universo: Stephen Hawking
29 agosto, 2015
colaboración
Firman PROFEPA y Universidad Juárez Autónoma de Tabasco convenio de colaboración en materia ambiental
29 agosto, 2015

La mujer mexicana es competitiva; siempre aspira a más: Kenti Robles

mexicana

Kenti Robles (al frente) asegura que la única camiseta que siente es la de la selección mexicana. Foto FMF

Por Erendira Palma

Muchos son los mexicanos que han buscado destacar en el futbol internacional, pero pocos han logrado sobresalir y tener el privilegio de ganar al menos un título. Kenti Robles puede presumir entre sus palmarés una medalla de bronce en Juegos Panamericanos, tres campeonatos de la liga de España y el mismo número de cetros de la Copa de la Reina, estos últimos con las playeras del Barcelona y el Español.

La defensa, quien esta temporada fue fichada por el Atlético de Madrid, afirma que es parte de una nueva generación que ha demostrado que las mujeres somos capaces de jugar varios deportes. Creo que el machismo ya ocurre en pocos sitios y se irá erradicando.

–¿Qué es lo más complicado que has enfrentado en tu carrera?

–Gestionar las derrotas. Soy una persona que no le gusta perder y eso ha sido una de las partes que más me ha costado.

En entrevista vía telefónica con La Jornada, la jugadora de 24 años deja claro que sus logros no han sido por golpe de suerte, sino consecuencia del trabajo, la constancia y el sacrificio, parte fundamental de su carácter competitivo.

No doy un balón por perdido, soy consciente de las cosas en las que fallo, intento siempre dar lo máximo de mí para mejorar en muchos aspectos. Ahora estoy con el Atlético, me encuentro concentrada y con muchas ganas de aprender, detalla.

Comenzó a jugar en un patio

El patio de una casa de la ciudad de México fue la primera cancha en la que Robles probó su habilidad para dominar el balón cuando de niña jugaba con un primo. Más tarde, al cumplir nueve años, se fue a vivir a Barcelona por motivos familiares, pero la pasión por el futbol permaneció e incluso la empujó a buscar una oportunidad en las fuerzas básicas del Español.

Debutó en 2009 en la liga femenil española con el club de los periquitos y un año después disfrutó la conquista de un cetro, cuando su equipo consiguió la Copa de la Reina.

Las hazañas de la mexicana en el balompié hispano apenas comenzaban. Su talento y perseverancia la llevaron a firmar en 2011 un contrato con las azulgranas, equipo con el que alcanzó el éxito al obtener tres campeonatos locales y la Copa de la Reina, además de disputar la Liga de Campeones de Europa.

“Con el Español gané Copa de la Reina, pero en el Barça conquistamos todo (Liga de España, Copa de la Reina y Copa de Cataluña). También tuve la oportunidad y la experiencia de jugar la Champions”, rememora Kenti, de 1.61 metros de estatura.

Su fama ha llegado a tal nivel que incluso cuando el Atlético de Madrid Féminas anunció en julio pasado su fichaje una temporada, el nombre de Kenti Robles se convirtió en tendencia en las redes sociales.

La liga española es de buen nivel, cada vez crece más. Está claro que ahora por la economía ha bajado su presupuesto, pero creo que poco a poco va a más, indica.

Aunque ha pasado la mayor parte de su vida en España, no olvida sus raíces tricolores y afirma que la única camiseta que siento es la de la selección mexicana, por lo que para mí es un privilegio y un honor representar al país.

–¿Qué es lo que te hace sentir más cercana a México?

–Es algo que llevo adentro. No sabría explicar por qué siento ese cariño, aun cuando me fui muy joven. Mantengo los recuerdos que tengo, además de lo que conviví con mi familia, en la escuela, con amigos de la infancia. Una de las cosas que siempre he dicho que más me gusta de mi país es la gastronomía.

A escala internacional Robles también ha destacado con el Tri femenil, selección con la que ganó la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, así como el subcampeonato de la Concacaf 2010.

No obstante, es severa con sus objetivos y aunque sintió alegría por la medalla conquistada en la justa panamericana, considera que este logro ha sido insuficiente para el potencial que tenían como equipo.

Soy una persona muy competitiva y no me ha valido quedar tercera en los Juegos Panamericanos porque quería el oro, señala la jugadora, quien no se ha conformado con sus proezas futbolísticas y estudió la carrera de pedagogía.

Respecto de la actuación de la selección nacional en el Mundial de Canadá 2015, en el que las tricolores quedaron eliminadas en la fase de grupos, destaca su inconformidad: Quería pasar de fase en el certamen, siempre deseo ganar y estar en una primera posición.

Sin embargo, en relación con las críticas hacia Leonardo Cuéllar, entrenador de la selección femenil mexicana, Robles prefiere mantenerse al margen y resalta: Si no ha habido tan buenos resultados ha sido culpa de todas las personas que conforman el futbol mexicano. Cada quien tiene que analizar en qué ha fallado e intentar aportar lo mejor.

Kenti no ha jugado en México por la falta de una liga femenil, pero destaca que aunque no existe tal, el plantel tricolor ha logrado sobresalir porque tiene grandísimas jugadoras, por lo que se debe apostar por este deporte que podría sorprender a los aficionados.

Quiere ganar un Mundial

La Federación Mexicana de Futbol poco a poco se inclina por el balompié femenil. Ya creó una liga amateur y estoy segura de que irá dando pasos adelante, agrega.

Aunque ha disfrutado de una carrera cubierta por el triunfo, Kenti aún tiene muchas expectativas, entre ellas ir a un equipo de habla inglesa para mejorar mi futbol. Incluso, sostiene que la selección mexicana ha demostrado buen potencial, por lo que su carácter competitivo la hace aspirar al sueño máximo de todo futbolista: ganar un Mundial.

Mi padre siempre me dice que ponga los pies en la tierra, pero creo que la selección mexicana tiene buena calidad. Me parece que la mujer mexicana es competitiva, siempre aspira a más, no es conformista. Es guerrera y luchadora, puntualiza.

mexicana

Kenti Robles (al frente) asegura que la única camiseta que siente es la de la selección mexicana. Foto FMF