Canal de baja presión ocasionará tormentas en el sur del país
18 septiembre, 2016
Hospitalizado el expresidente francés Jacques Chirac
18 septiembre, 2016

México obtiene su décimoquinta medalla en Paralímpicos

En 50 metros libre S4 Nely Miranda finalizó en tercer sitio tras una competencia muy reñida. Foto Conade

Agencias

Río de Janeiro.

México llegó a 15 medallas con la plata de Édgar Navarro, en atletismo, y el bronce de Nely Miranda, en natación, en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro, que este domingo concluyen con tres finales, entre ellas el maratón, con la presencia de Pedro Meza Zempoaltecatl y Alicia Ibarra Barajas.

Navarro terminó en la segunda posición de los 400 metros, clase T51 (silla de ruedas), con tiempo de 1.21.82 minutos, su mejor marca de la temporada, para ser el único mexicano con dos preseas en la cita brasileña, tras el bronce logrado en el hectómetro.

El mexiquense rebasó al británico Stephen Osborne, quien comenzó a tener problemas con la silla, y al italiano Alvise de Vidi, ganador del bronce (1.22.38), ya que el belga Peter Genyn se llevó el oro con 1.20.82, récord de la justa.

Para Navarro representó el cuarto metal de su palmarés con el oro y bronce en 200 metros y maratón en Atenas 2004.

Estoy feliz, logramos darle al récord, obviamente alguien por ahí lo bajó un poco más, pero lo importante es que estamos en la pelea, expresó el competidor de 45 años.

En la categoría de ciegos y débiles visuales, Mónica Rodríguez (5.03.14 minutos) ocupó la quinta posición con su guía Felipe Modesto en los mil 500 metros T11, en los que la china Jin Zheng impuso récord mundial con 4.38.92, mientras Moisés Enríquez, atleta con parálisis cerebral, finalizó séptimo en 400 metros T38, su mejor registro: 54.97 segundos, en el Estadio Olímpico Engenhao.

En una final de alarido, la veracruzana Nely Miranda obtuvo el bronce en los 50 metros libre S4 al parar el reloj en 40.53 segundos, después de haber liderado la prueba, pero no le alcanzó para el cierre, que ganó la australiana Rachael Watson con 40.13, que además le arrebató el récord paralímpico logrado en las eliminatorias (40.23). También fue superada por dos centésimas por la italiana Arjola Trimi (40.51), ganadora de la plata.

Foto

El mexiquense Édgar Navarro sumó la cuarta presea paralímpica de su historialFoto Conade

Foto

Ambos medallistas recibieron la felicitación del presidente Enrique Peña Nieto a través de Twitter.

Al que la suerte no le favoreció en esta justa fue al multimedallista de Londres 2012 Gustavo Sánchez, quien nuevamente quedó lejos del podio al terminar sexto en 50 libre S4, con 41.99, así como a Vianney Trejo, octava en 100 libre S6 (1.22.05), mientras Patricia Valle, Doramitzi González, Valeria López y Viviana Aceves no avanzaron a las finales de sus respectivas pruebas.

Vervoort se despidió con podio

La belga Marieke Vervoort, quien recurrirá a la eutanasia cuando sea el momento idóneo, se despidió con el bronce en 100 metros en silla de ruedas (20.12, mejor marca) para ceder la corona a la canadiense Michelle Stilwell (19.42, récord de la justa) y la plata a la estadunidense Keny Morgan (19.96) en T51/52.

Es el segundo metal de la deportista tras la plata conseguida en la vuelta al óvalo, en lo que fue su última participación en estas justas. Vervoort, de 37 años, tiene un padecimiento degenerativo.

El certamen brasileño se empañó de luto con el ciclista iraní Bahman Golbarnezhad, quien falleció a consecuencia de las graves heridas que sufrió en una caída en la prueba de ruta de la categoría C4.

Bahman era un atleta paralímpico ejemplar, que compitió con un amor y una energía interminables para promover el nombre de la República Islámica de Irán. Su pueblo está conmovido por la tragedia y expresa sus condolencias a la familia, se informó en un comunicado.

El accidente de Golbarnezhad, de 48 años, se produjo cuando perdió el control de su bicicleta en el descenso de Grumari y chocó contra una pared, lo que le provocó un fuerte impacto en la cabeza.

Fue trasladado al Hospital Unimed, en Barra de Tijuca, pero antes de llegar sufrió un paro cardiorrespiratorio que le causó la muerte.