Mal inicio de Chivas; cae 2-1 ante Jaguares
10 enero, 2015
Ofrenda a Tlaltecuhtli revela la expansión del imperio mexica, informó el INAH
11 enero, 2015

Patriotas arrebata el partido a Baltimore

Patriotas contra Cuervos

El mariscal de campo Tom Brady anotó en un acarreo de cuatro yardas, en el primer cuarto. Foto Ap

Agencias

Foxboro. Tom Brady guió la victoria de Nueva Inglaterra y vino de menos a más para arrebatar el partido a los Cuervos de Baltimore, con un Joe Flacco que lanzó un disparo a Torrey Smith, pero Duron Harmon lo interceptó antes de que expirará el reloj, para que los Patriotas ganaran 35-31 y el boleto para disputar el título de la Conferencia Americana (AFC).

En un juego emocionante y de volteretas, los Pats no doblaron los brazos encaminados por su mariscal de campo que supo conservar la cabeza fría en las jugadas claves del encuentro frente a su afición en el Gillette Stadium.

Los Patriotas igualaron el marcador en dos ocasiones ante la embestida de Flacco y sus plumíferos, aunque Brady encontró bien los huecos y fue Danny Amendola, quien hizo un par de anotaciones para empatar el marcador en el segundo (14-14) y tercer periodo (28-28), aunque en este último recibió el pase de Julian Edelman, de 51 yardas.

En el último cuarto los Cuervos se pusieron adelante con gol de campo de Justin Tucker, de 25 yardas, para poner la pizarra 31-28. Sin embargo, luego vendría la remontada de Nueva Inglaterra con el pase de Brady a Brandon LaFell, a cinco minutos de que concluyera el encuentro. Con este lanzamiento superó a Joe Montana con más envíos hacia la zona prometida, al llegar a 46.

El mariscal de los Pats terminó con tres pases hacia las diagonales y ganancia de 367 yardas para llegar a 19 victorias en playoffs y extender su récord en la NFL.

Para alegría de los locales, su entrenador en jefe Bill Belichick igualó la marca de su homónimo Tom Landry de 20 victorias.

La victoria de los Pats ante Baltimore tuvo sabor a revancha. La defensiva tuvo en jaque a Joe Flacco y luego el pasador cometió errores que nulificaron su actuación a partir del tercer episodio.

Nueva Inglaterra esperará a conocer su adversario que saldrá del juego de hoy entre Broncos de Denver y Potros de Indianápolis, en otro cerrado duelo de alta tensión.

Peyton Manning y sus Broncos, que vienen de descansar en la semana de comodines, reciben a Andrew Luck y sus Potros en el último partido de la ronda divisional.

Los pronósticos parecen favorecer a Denver, que esta temporada se fue invicto en ocho juegos en la Milla Alta, mientras a Indianápolis no le fue tan bien en patio ajeno, al terminar con marca de cinco ganados y tres perdidos, y accedió a esta fase al dejar en el camino a Bengalíes de Cincinnati.

La buena noticia para Manning y su exhausto brazo derecho es el aparente regreso del receptor Julius Thomas, quien en el duelo inaugural de la temporada regular hizo trizas a la defensiva profunda de Indy, para llevar a Denver a una victoria de 31-24 con voltereta incluida.

Sin embargo, el mariscal de campo y sus 101.5 puntos de rating –provenientes de 395 pases completos en 597 intentos, con cuatro mil 727 yardas de ganancia, 39 envíos de anotación y 15 interceptados–, se las verá con una defensiva antiaérea que la semana pasada supo detener en seco a uno de los pasadores más consistentes de la Liga: Andy Dalton.

La verdadera clave del partido podría ser Luck, el quarterback más contundente de la liga con 40 anotaciones bajo su brazo, contra la defensiva profunda de Broncos, que tiene en sus filas a dos de los mejores cazadores de cabezas: Von Miller y DeMarcus Ware.

Y por si las 14 capturas de mariscal de Miller y las 10 de Ware no fueran suficientes para preocupar a un Luck que fue capturado 27 veces esta campaña, éste todavía tendrá que lidiar con los esquineros Aqib Talib y Chris Harris Jr, y con los profundos TJ Ward y Rahim Moore, quienes conforman la novena mejor defensiva contra el pase de la NFL.