Sanz
La española Marta Sanz gana el premio Herralde de novela con ‘Farándula’
2 noviembre, 2015
árbol más viejo
El árbol más viejo de Reino Unido está cambiando de sexo
2 noviembre, 2015

Reales de Kansas City, campeones 30 años después

kansas city

Agencias

Los Reales de Kansas City se volvieron a ceñir la corona de Serie Mundial en un dramático encuentro en el que se impusieron 7 a 2 a los Mets de Nueva York, en 12 entradas, en el quinto juego.

Los Reales vinieron de atrás, como lo hicieron en todos los juegos que ganaron en esta serie, y empataron la pizarra a dos carreras en una emotiva novena entrada, cuando el abridor Matt Harvey, que hasta entonces había admitido cinco imparables y ponchado a nueve enemigos, otorgó un pasaporte a Lorenzo Cain, quien se estafó la segunda colchoneta y de ahí fue remolcado a la goma por un sencillo de Eric Hosmer. Ahí concluyó la labor de Harvey y entró al relevo Jeurys Familia, que sacó un out y luego dominó a Salvador Pérez con roletazo al tercera base, David Wright, quien tiró a primera base para el segundo out, pero el intrépido Hosmer se lanzó desde la antesala al plato, esquivando el tiro malo del inicialista de los Mets Lucas Duda y así mandar el juego a las entradas extras.

La debacle de los Mets se dio en la parte alta del decimosegundo episodio, que comenzó Pérez con imparable al derecho. Jarrod Dyson entró de corredor emergente y se robó la segunda base. Una rola de Alex Gordon lo avanzó a la antesala y desde ahí anotó con sencillo del emergente boricua Christian Colón.

Anotaciones de los campeones

El brasileño Paolo Orlando se embasó en error del intermediarista Dan Murphy y luego Alcides Escobar remolcó una anotación con doblete al izquierdo. Ben Zobrist recibió la base y Lorenzo Cain limpió las almohadillas con un doblete al izquierdo para las anotaciones finales de los hoy campeones.

Salvador Pérez fue nombrado el jugador más valioso de la serie y recibió un automóvil deportivo rojo del año como premio; es el séptimo receptor en recibir el reconocimiento, y el primero desde 1992, cuando Pat Borders, de los Azulejos de Toronto, se lo llevó.

Me da mucho orgullo ver que estos muchachos hayan logrado este cometido, declaró Ned Yost, mánager de los Reales, quien añadió que a muchos los ha visto crecer desde que estaban en la categoría doble A de la Ligas Menores.

Yost destacó el corazón, el deseo, la competitividad y el caráctermostrados por el equipo. Es un orgullo que se hayan convertido en grandes jugadores y en grandes personas. Sabía que este grupo sería capaz de lograr el título en algún momento.

Los Mets arrancaron el juego en el pletórico Citi Field a tambor batiente con un cuadrangular por todo el centro de su primer bateador Curtis Granderson. El dominicano Edinson Vólquez, que comenzó en la loma por los Reales, sacó los primeros dos outs por la vía del ponche y después colecccionó otros tres chocolates.

Vólquez ejerció un total dominio sobre los apagados artilleros de Nueva York y hasta la sexta entrada aceptó otro imparable de David Wright. En ese inning, Granderson volvió a pisar el plato tras recibir la base y anotar desde tercera por elevado de Duda; también en esa entrada los Mets llegaron a tener tres hombres en base.

El relevista Kelvin Herrera, que entró en la octava, modificó con tres ponches a los Mets en su turno. El cerrador Wade Davis también ponchó a tres en la duodécima para rematar el triunfo de Kansas City en un apagado estadio.

Trofeo al campeón

Rob Manfred entregó en los vestidores por primera vez como comisionado de las Grandes Ligas el trofeo de campeón.

Cuando el equipo ganó el título en 1985, Ronald Reagan era el presidente de Estados Unidos y Michael Jordan iba a disputar su segunda temporada en la NBA.

Luego siguieron muchos años de decepciones y tristezas. En una imagen oficial del conjunto se podía leer: ¿Quién quiere realmente una foto de este equipo? Desde aquel 1985 los Reales no habían jugado playoffs hasta que el año pasado rompieron la sequía más larga de todos los deportes profesionales en Estados Unidos.

Perdieron la Serie Mundial ante los Gigantes, pero ahora demostraron que aquello no fue casualidad.

Diez de los 25 jugadores del plantel han sido formados dentro del equipo y ésa parece una de las claves del éxito. La revista Sports Illustrated, al ver el trabajo de los Reales en las categorías inferiores, predijo en 2011 que Kansas City ganaría el título en 2015.

Otra clave es la buena inversión de recursos escasos. Por primera vez en los últimos nueve años, el presupuesto de los Reales alcanzó tres dígitos (113 millones de dólares), lo que lo sitúa como el decimoséptimo entre los 30 equipos de la liga.

El título de los Reales vuelve a demostrar lo parejo que es el beisbol en Estados Unidos. Desde que los Yanquis de Nueva York ganaron tres títulos seguidos, de 1998 a 2000, ningún equipo ha repetido título de forma consecutiva. David Glass, propietario de los Reales, también coincidió con el espíritu batallador de sus jugadores, producto del sistema de sucursales.

Volver a la Serie Mundial y ganarla: no puede haber otra sensación mejor, dijo sereno Hosmer, pese a todo el tiempo, los 30 años, que esperaron el título en Kansas City.

El relevista Luke Hochevar se acreditó la histórica victoria, mientras Adison Reed cargó con la derrota.