Öffnen, collage escénico que sumerge al espectador en ideas sensoriales
26 enero, 2015
En intenso partido, Leones Negros y Chivas dividen puntos
26 enero, 2015

Se sacuden los Pumas el fantasma de no ganar en la cancha de CU

Se sacuden los Pumas el fantasma de no ganar en la cancha de CU

El delantero Eduardo Herrera (derecha) tuvo buen desempeño, pero ayer no pudo anotar. Foto Víctor Camacho

Juan Manuel Vázquez

Con malabares al borde del precipicio, los Pumas vencieron 3-2 al Toluca en Ciudad Universitaria, pero sin ahorrar la angustia del riesgo de empate en los últimos minutos, como en el anterior torneo. Un doblete de Ismael Sosa y el gol tempranero de Gerardo Alcoba les dieron la primera victoria del torneo, en un partido en el que el veterano defensa Darío Verón cumplió 400 partidos con los auriazules y Guillermo Vázquez llegó a cien duelos como entrenador.

Aún pesaba el recuerdo agrio de los siete meses en los que no pudieron triunfar en Ciudad Universitaria y los encuentros solían terminar en silbidos indignados.

Aunque los aficionados estaban felices ayer, algunos mostrabaron risas nerviosas, porque por momentos pensaron que el empate caería. Sobre todo con un Toluca metido en el área universitaria y que requirió dos intervenciones asombrosas de Alfredo Saldívar en los últimos minutos, una con el pecho y otra con la mano tapó un disparo de Édgar Benítez.

Los universitarios salieron decididos a hacer pesar su cancha desde el inicio. Tanto que a los tres minutos el uruguayo Alcoba abrió el marcador con un cabezazo.

Los auriazules no bajaron la intensidad ante unos Diablos Rojos que estaban encerrados en su cancha y con poca salida, atentos para responder en contragolpe.

A los 20 minutos una exhibición majestuosa de Ismael Sosa culminó en el segundo gol: recortó a la defensa y de media distancia disparó de derecha a un ángulo que jamás podría tapar Alfredo Talavera.

Apenas un instante después, Sosa volvió a poner a prueba al arquero choricero, quien tapó un tiro a quemarropa en el área. Dante López, envalentonado por la superioridad de los auriazules, también intentó la suya, con túnel a la defensa incluida, pero que se fue rozando un poste.

En la segunda parte, el Toluca regresó a la cancha con otra disposición, como si José Cardozo hubiera pronunciado las palabras adecuadas para recomponer a su escuadra. A los 54 minutos Carlos Esquivel prendió la pelota en el aire y acortó la desventaja.

A medida que crecía el Toluca en confianza, los auriazules parecía que empezaban a perder fuelle, pero al minuto 75 Omar Islas se escapó de la marca y entregó un pase preciso a Sosa para que anotará su segundo tanto.

Hasta ahí todo iba bien para los Pumas, pero los últimos 10 minutos se convirtieron en una montaña rusa para las emociones, con llegadas peligrosas de los visitantes e intervenciones apretadas de la defensa y el arquero local.

A punto de terminar el tiempo regular, un despeje dio en los botines de Édgar Benítez, quien salió solo para anotar el 3-2 y revivir la esperanza escarlata.

Los aficionados locales consultaban los relojes, y Benítez casi provocó desmayos con un tiro que David Cabrera apenas pudo obstruir a ras de pasto.

Al final del partido, Cardozo dijo que separaría a Jerónimo Amione por indisciplina, pues al ser relevado durante el primer tiempo, en vez de permanecer en la banca, se fue a vestidores.

Él sabe perfectamente que cuando el jugador comete un acto de indisciplina será separado del plantel, indicó Cardozo.

El delantero replicó que no estaba de acuerdo con la decisión y que prefirió irse para evitar hacer unatontería en la banca. Él es el que decide, yo traía mucho coraje y no pude aguantarme, dijo Amione.

Al término del partido, para el cual la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) desplegó más de 3 mil uniformados para resguardar las inmediaciones del estadio, se reportó que 26 personas fueron detenidas, de las cuales 22 fueron por reventa de boletos, dos por portación de mariguana y dos por posesión de pirotecnia. Los detenidos fueron puestos a disposición del juez cívico itinerante en Coyoacán.

El dispositivo de seguridad fue supervisado por el titular de la SSPDF, Hiram Almeida Estrada, quien informó que hubo saldo blanco.

(Con información de Mirna Servín)