san bernardino
Realizan el primer funeral de las víctimas de San Bernardino
11 diciembre, 2015
evo morales
Evo Morales advierte de intento de golpe contra Rousseff
11 diciembre, 2015

Tigres, con una garra en el título; golea 3-0 a Pumas

tigres

Por la Redacción

Monterrey, NL. Pumas quedó herido de muerte tras caer 3-0 ante Tigres en el partido de ida de la final del torneo Apertura 2015, disputado ayer en el estadio Universitario, en Monterrey.

Como sucedió en sus recientes encuentros ante Veracruz y América, Pumas tuvo poco poder ofensivo en el primer tiempo y lució desconcentrado, mientras que el equipo dirigido por Ricardo Ferretti hizo valer su condición de local y mostró comodidad en la cancha.

Apenas al minuto cinco, Jesús Dueñas dio un susto a la zaga universitaria tras lanzar un potente disparo de pierna derecha, que el arquero auriazul Alejandro Palacios logró atajar y quedarse con el balón.

Javier Aquino fue el segundo en animarse a penetrar la portería de los visitantes, sin embargo, el Pikolín pudo frustrar el gol.

Pumas tuvo una oportunidad para anotar por conducto del uruguayo Matías Britos, pero el guardameta de Tigres, el argentino Nahuel Guzmán, consiguió controlar el esférico.

Al minuto 14 llegó el primer gol de Tigres mediante una jugada polémica, ya que el árbitro José Alfredo Peñaloza decidió marcar un penalti a favor del cuadro regiomontano por un supuesto empujón de Javier Cortés sobre Rafael Sobis. El francés André-Pierre Gignac cobró la pena máxima con un fuerte derechazo que hizo cimbrar al estadio Universitario.

Al 28 llegó el segundo gol de Tigres. Jürgen Damm llegó por derecha y envió un acertado pase a Javier Aquino, quien controló el balón y sin dudarlo lo envió al fondo del arco custodiado por Pikolín, quien no pudo hacer nada para atajarlo.

El conjunto regiomontano llegó a la zona auriazul en múltiples ocasiones, incluso Sobis y Gignac tuvieron oportunidades de marcar, pero les faltó contundencia. Mientras los pupilos de Guillermo Vázquez no pudieron armar alguna jugada de peligro.

Para el segundo tiempo, ambos equipos continuaron de la misma forma. Tigres atacaba de forma intensa, mientras Pumas seguía sin mostrar nada a la ofensiva.

Hugo Ayala y Aquino lanzaron disparos que fueron bien atajados por el portero visitante.

Al minuto 59 llegó el tercer zarpazo de Tigres. En una jugada en la zona universitaria, el defensa auriazul Gerardo Alcoba no pudo despejar el balón y éste cayó cerca de Gignac, quien de inmediato disparó a la portería, Pikolín rechazó y el esférico quedó al alcancé de Sobis, quien no perdonó y perforó el arco de Pumas.

Ante la inminente goliza, Vázquez intentó componer el camino y envió a la cancha al argentino Daniel Ludueña en lugar del ecuatoriano Fidel Martínez.

El Tuca no quiso quedarse atrás y para renovar el ataque ingresó a Damián Álvarez en sustitución de Damm.

Para el resto del segundo tiempo, Tigres no dio tregua al conjunto universitario. Hacia el final del partido, Sobis y Aquino estuvieron muy cerca de obtener el cuarto gol, pero ninguno de los dos disparos hizo daño.

Para el partido de vuelta, Pumas necesita hacer tres goles y que Tigres no anote el próximo domingo en el estadio Olímpico Universitario para mandar el encuentro al alargue.

De coronarse, Tigres conseguiría su cuarto título, mientras que los Pumas el octavo.

A sacar fuerza a ver de dónde”

Al término del partido, Memo Vázquez reconoció la superioridad de Tigres y confió en que su equipo dará la lucha en la vuelta.

“No quiero echar culpas, pero ni nos defendimos ni atacamos. Fue muy claro, Tigres fue muy superior. Nos ganó en posesión, a correr, en llegadas, en todo. Yo esperaba dar más batalla, que el equipo diera más. Ahora sólo queda retomar fuerzas a ver de dónde para que compitamos dignamente en nuestra casa”, declaró.

El portero de Tigres aseveró: “Estamos muy cerquita, muy ilusionados, lo tenemos que agarrar fuerte para que no se nos escape. Ojalá podamos repetir lo que venimos haciendo, creo que no tenemos que cambiar la forma de jugar, fuimos superiores, quedó demostrado en el resultado. Estoy contento porque el equipo maduró”.