Lionel Messi, primer jugador en anotar 400 goles con el Barcelona
8 diciembre, 2014
El América confirmó su pase y disputará el título con Tigres
8 diciembre, 2014

Tigres jugará la final tras empatar sin goles en el marcador global

Tigres jugará la final tras empatar sin goles en el marcador global

Miguel Ponce, del Toluca, realiza una efectiva barrida durante el juego de vuelta de la semifinal del Torneo Apertura 2014 de la Liga MX, en el estadio Universitario Foto Jam Media

Agencias

No hubo muchas llegadas. No hubo goles tampoco. Pero con esas condiciones Tigres avanzó a la final del Torneo Apertura 2014, al empatar a cero con Toluca, en el estadio Universitario.

Como en el duelo de ida no se abrió el marcador, pero a diferencia de aquel partido, ayer no hubo demasiadas emociones, pues apostaron por la táctica y el cálculo. Un gol de los Diablos habría complicado a Tigres por el valor de las anotaciones de visitante. Pero la estrategia del entrenador Ricardo Tuca Ferretti impidió que los visitantes pudieran desplegarse sobre la cancha y consiguieran hacer daño.

El empate sin goles favoreció a la escuadra universitaria, que avanzó a la instancia por el título gracias a su calidad de sublíder en la temporada regular, en la que los mexiquenses terminaron en cuarto lugar.

Los de casa se apoderaron de las acciones desde los primeros instantes e impusieron condiciones ante unos Diablos Rojos que carecieron de empuje hacia el frente.

El conjunto mexiquense buscó hacer daño al equipo del brasileño Ricardo Tuca Ferretti, pero se topó con un Tigres bien ubicado en el terreno de juego, que cortó los intentos de los visitantes.

El colombiano Darío Burbano generó una opción mediante un tiro de media distancia, pero la pelota se fue por arriba de la cabaña rival, mientras Jesús Dueñas tuvo un par de oportunidades, una de ellas mediante un tiro libre, en el cual Alfredo Talavera impidió la caída de su marco.

A punto de terminar el primer tiempo las jugadas cobraron temperatura. Tras un pase filtrado de Guido Pizarro, al minuto 44, Darío Burbano quiso notarse en la cancha y por la banda derecha se le escapó a la defensa choricera, quedó cerca de la portería y se atrevió con un disparo que estuvo a punto de entrar y que obligó al arquero escarlata a tirarse sobre su costado izquierdo para evitar el gol.

La respuesta del Toluca fue inmediata y en la última jugada de ese primer episodio, Amione respondió al pisar el área y apuntar a segundo palo, pero el arquero de los felinos alcanzó a manotear para evitar la anotación que los habría aniquilado por su valor de gol de visitante.

En la segunda mitad, Toluca se lanzó hacia el frente para tomar ventaja en el marcador, pero no inquietó al rival, que respondió con un par de llegadas, una de ellas de Dueñas, pero la pelota quedó en manos de Talavera.

Iván Estrada estuvo cerca de abrir el marcador, cuando entró por el sector derecho y sacó potente tiro, pero la pelota pegó en la red por la parte de afuera.

En la recta final, los mexiquenses se lanzaron al ataque en busca de lograr el gol que los colocara en la final y Carlos Esquivel sacó tiro de media distancia pero no logró anotar.

Los últimos minutos fueron de desesperación para los escarlatas, que veían cómo se les escapaba la final. La impotencia apareció al no lograr aprovechar la hipotética ventaja de ser visitantes y que en cualquier momento podían sepultar al rival. En una llegada de Tigres al área, ya en la compensación, Richard Ortiz se barrió ante el atacante y recibió su segunda amonestación, por lo que fue expulsado del partido. Y menos de sesenta segundos después, Jerónimo Amione se barrió de manera violenta contra Gerardo Lugo, por lo que recibió la roja directa.

Los Diablos estaban prácticamente fuera de la final para ese momento. El tiempo avanzaba, sin goles, el silbatazo confirmó que Tigres estaba en la final.

El paraguayo José Saturnino Cardozo, técnico del Toluca, lamentó la eliminación de su equipo en semifinales y dijo que a su equipo le faltó creatividad.

“Fue un partido muy trabado, sabíamos que iba a ser así. El rival te juega a la desesperación, el empate les daba el pase a la final y a nosotros nos faltó creatividad para generar jugadas y poder concretarlas.

Nos vamos dolidos, molestos porque no metimos ni un gol en dos partidos y al final el culpable soy yo, agregó.

Por su parte, Tuca Ferretti, técnico de Tigres, se mostró satisfecho porque su equipo llegó a la final del torneo con un equipo fuerte.

El equipo está fuerte porque ha llegado hasta la final del torneo, vamos a recuperar a los jugadores en el aspecto físico-atlético. A quien enfrentemos vamos a respetarlo, sabemos que ellos nos respetan, todos los rivales saben lo que es Tigres, declaró.

Al término del partido, el timonel dijo que su conjunto necesita mejorar. Siento que nos falta mejorar ciertos aspectos, tuvimos un buen accionar acorde a una semifinal, pero para lo que viene tenemos que mejorar ciertos aspectos, indicó.

Se mostró satisfecho porque su equipo ha conseguido superar las rondas dentro de la liguilla del Apertura 2014, pero dejó en claro que viene para ellos lo más importante, que es el examen final.

Sobre el hecho de que llegaron a la final por haber quedado mejor ubicados en la tabla general durante la fase regular, sostuvo que no sé quién es el iluso que piensa que con el gol de visitante el fútbol va a ser más abierto, si yo hubiera recibido un gol tendría que anotar dos, entonces prefiero que no me anoten.