Gobernador de NY encabezará misión comercial a Cuba
17 enero, 2015
Resuelve Atlas difícil duelo con Morelia; 2-1
17 enero, 2015

Tigres propina al León el segundo descalabro del torneo

Tigres impuso su orden defensivo

Las ocasiones de gol fueron escasas. Foto: Liga Mx

Notimex

León, Gto. Con un mejor segundo tiempo, Tigres de la UANL propinó su segunda derrota del torneo a Esmeraldas de León, en partido de la fecha dos del Clausura 2015 de la Liga MX del futbol mexicano disputado en el estadio León.

La solitaria anotación que le dio al cuadro universitario sus primeros tres puntos del campeonato fue obra de José Rivas, en el minuto 67, mientras el conjunto esmeralda sigue sin sumar bajo el mando del argentino Juan Antonio Pizzi.

Mucho se esperaba de dos equipos que vienen de perder en la presentación del campeonato, pero sus ocasiones de gol fueron escasas para la tribuna, que al ver la inoperancia en la cancha se mostró más exigente.

El dominio del balón fue alterno pero ninguno de los dos podía hacerse de él lo bastante como para manejar las acciones, por lo que al menos en el primer lapso las cosas estuvieron para cualquiera de los dos lados.

La escuadra esmeralda se vio en la necesidad de corregir en su alineación luego de la lesión del ecuatoriano Marcos Caicedo, pero ni la entrada del colombiano Yamilson Rivera puso en peligro la meta enemiga.

Para la segunda parte, el ritmo del encuentro subió de tono y tanto León como Tigres comenzaron a proponer con llegadas en jugada elaborada, las que solamente faltó sellar con el toque final para gritar el gol.

El conjunto regiomontano fue el que más tocó la puerta contraria en sus aspiraciones de abrir el marcador, pero el leonés le respondió de la misma manera y las emociones comenzaron a crecer.

Y fue el mismo conjunto neoleonés el que se puso arriba en el marcador, cuando, en el minuto 67, puso el 1-0 por conducto de José Rivas, quien aprovechó un tiro de esquina y que minutos antes el local había perdido al central argentino Jonathan Botinelli.

La ventaja benefició al visitante, que tuvo los espacios que le dejó el local en pos del tanto de la igualada, pero fue incapaz de aprovecharlo pues, fiel a su estilo, estuvo más preocupado por defenderlo que en ampliarlo.

Así, Tigres terminó el encuentro echado atrás por la presión ejercida por el rival, que no dejó de luchar para sacar por lo menos el empate, pero fue incapaz de concretar los arribos que tuvo y cargó con su segunda derrota del torneo.